Ocho pasos para que su jefe le diga sí

¿Quiere proponer un nuevo proyecto, cambiar de cargo o pedir un aumento? Bueno, siga estos ocho consejos que de seguro le ayudarán a que su jefe responda positivamente a su pedido.

La relación entre empleados y directos a través de la historia no ha sido considerada como de las mejores. La relación entre empleados y directos a través de la historia no ha sido considerada como de las mejores.
La relación entre empleados y directos a través de la historia no ha sido considerada como de las mejores. De hecho un estudio publicado por trabajando.com registró que de las 2.000 personas entrevistadas el 30% le gustaría ‘mandar a freír espárragos’ a su jefe, mientras que el 28% le gustaría poder alardear sobre su renuncia y el 18% quiere mandarlo a hacer sus propias cosas. Tan sólo un 19% le gustaría manifestarle a su superior, cuánto lo aprecia.

Es por esto que le resumimos el listado de consejos que varios expertos le entregaron a Careerealism, en tan sólo ocho pasos, para que pueda obtener la atención y gracia de su jefe, con sus intenciones.

1. ¿Ya sabe qué quiere?

Antes de hacer algún planteo, asegúrese de tener claro en su cabeza qué es lo que quiere obtener, detalladamente. Si no lo hace, es muy difícil que pueda fundamentar sus argumentos de forma correcta. Además así estaría preparado, por si su jefe le pide indicaciones específicas sobre su plan o pedido.

2. Pruebas, pruebas
No se limite sólo a hablar. Pruebe con hechos los buenos resultados que ha obtenido en su trabajo y los beneficios que ha logrado para la empresa. Si es posible, resuma con cifras exactas su desempeño. Demuestre que merece lo que está pidiendo.

3. En los zapatos de su jefe

Póngase del lado de su jefe y pregúntese qué haría si usted fuera el que manda. Intente encontrar una fórmula en la que ambos salgan beneficiados con su pedido.

4. Déjelo sin salida
Asegúrese que sus argumentos tengan el poder suficiente como para transformar un “no” inicial en un “sí” definitivo. Por lo cual estudie qué puntos débiles tiene su proyecto y refuércelos para que no se quiebre sus intenciones por el lado más frágil.

5. Confianza, ¿Algo más por decir?
Mantenga el contacto visual para demostrar que está totalmente convencido de sus planteamientos. Es menos probable que obtenga una respuesta afirmativa, si se presenta luciendo incómodo e intimidado. Recuerde que su actitud, dice más que sus palabras.

6. El momento adecuado

Sea inteligente a la hora de solicitar la reunión. No interrumpa ninguna de sus tareas importantes ni intente tener una charla casual de pasillo, busque el momento indicado, de eso depende que su jefe le escuche con real atención y que usted tenga tiempo de exponer sus razones, para lograr lo que desea.

7. Gentileza

Los buenos modales y la educación son fundamentales a la hora de lograr una buena comunicación corporativa. Aunque esté enojado con su jefe por algún motivo, trate de controlar su estado anímico y converse de forma civilizada. No olvide que se logra más con miel, que con hiel.

8. Acepte el rechazo
Si no obtiene lo que pretendía, procure mantener la calma y no hacer nada de lo que se puedas arrepentir más tarde. Agradézcale a su jefe haberle dado la oportunidad de conversar con él y expresar lo que quiere o piensa. El asunto es que su supervisor, luego puede cambiar de parecer, o tenerlo en cuenta para proyectos similares o oportunidades de compensación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.