La alternativa de negocio que crece en Colombia

Según estudios, los hombres son quienes más se han interesado en esta opción que en Colombia y para muchos es una segunda fuente de ingresos. ¿Cuál es?

La alternativa de negocio que crece en Colombia La alternativa de negocio que crece en Colombia
Una de las principales preocupaciones de los colombianos es poder obtener el dinero necesario para satisfacer sus necesidades y sus gustos. Y aunque tienen la intención, muy probablemente muchos de ellos piensan dos veces las opciones que hay por dos factores: tiempo y desplazamiento. Por ejemplo, un segundo trabajo luego de terminar la jornada laboral o dedicarse a algo específico los fines de semana pueden significar sacrificios muy grandes para muchos, especialmente, si tienen familia.

Con esto, las ventas directas se han impuesto como una de las estrategias favoritas y opciones más viables para lograr una segunda fuente de ingresos. Esto consiste en aquellas opciones en las que las personas ofrecen productos o servicios de forma personal, sin necesidad de tener un local o una tienda fija. En estas, las ventas por catálogo son una de las alternativas más destacadas.

Y es que según el estudio ‘Impacto Social y económico del sector de Venta Directa en Colombia’, elaborado por la Asociación Colombiana de Venta Directa (ACOVEDI), el 85% de los vendedores independientes de este sector hacen parte de los tres primeros niveles económicos en el país.

Pero este también es un fenómeno mundial: de acuerdo con la Federación Mundial de Asociaciones de Venta Directa (WFSDA, por su sigla en inglés) durante 2014, las empresas de este sector registraron ventas por cerca de US$183.000 millones en todo el mundo, lo que representó un crecimiento de 6,4% con respecto al año anterior, cuando obtuvieron US$172.000 millones.

FP le recomienda “Trabajar en ventas por catálogo, ¿es rentable?”.

Los colombianos

En el país, el mercado está teniendo un muy buen desempeño: la WFSDA señala que se registraron ventas a través de estos canales directos por US$3.125 millones en 2014, que la ubican como el tercer mercado en importancia en América Latina, solo superado por Brasil y México. Los negocios han tenido un crecimiento promedio de 7,5% en los últimos tres años.

El 56% de los vendedores independientes encuestados vive en hogares donde dos personas tienen algún tipo de empleo y el 44% se considera jefe de familia.

El estudio también destaca que la principal razón por la cual las personas se vinculan a esta actividad es con el fin de generar nuevos ingresos. Y aunque el 89% de quienes participan en estos medios son las mujeres, la participación de los hombres ha crecido en más de 100% durante los últimos años.

En cuanto a edades, la participación de vendedores entre 18 y 25 años es del 20%; 25 y 34 años es del 22%, entre 35 y 44 años, del 19%, y entre 45 y 55 años, del 39%. Esto muestra cómo aquellos jóvenes encuentran en la venta directa la posibilidad de generar ingresos sin tener sin tener que dejar de estudiar; mientras los mayores de 45 años que encuentran dificultades para reubicarse en empleos tradicionales.

Los potenciales clientes

Si le llama la atención este tipo de negocios, también tiene que tener en cuenta qué personas son las que están comprando: El estudio señala que los consumidores más asiduos a este canal de compra pertenecen a hogares formados por cinco o más personas y, en cuanto a estratos sociales, en su mayoría son aquellos pertenecientes a la clase media (38%), seguido por clase alta (32%) y el 30% que estaba en la base de la estructura social.

“La venta directa también es utilizada por una parte importante de la población para abastecerse y acceder a ciertos productos que no se encuentran en tiendas minoristas o grandes superficies, como sucede con artículos de tocador y de belleza”.

Tenga también en cuenta que en Colombia, la categoría que domina el sector es el de cosméticos y cuidado personal, con el 50% de participación sobre todas las ventas.

También le puede interesar “Ideas de negocio creativas para empezar pronto”.

Los pros y los contras

Si bien la mayoría de personas buscan esta opción por independencia y libertad de horarios, existe otro factor que es uno de los principales motivantes son los incentivos que reciben cuando cumplen con los objetivos propuestos o elevan sus solicitudes de productos.

“En este sentido, las organizaciones disponen de planes de premios y bonificaciones que generan un mayor involucramiento por parte de los vendedores independientes, al tiempo que los estimulan a llegar hasta nuevos clientes y ampliar sus redes de contactos” señala el estudio.

Pero también existe una gran desventaja que enfrentan las personas vinculadas a la venta directa: la cultura de ‘no pago’ que siguen algunos de sus clientes: “El fiar o dar plazos a veces les ocasiona demoras en sus obligaciones; en el sector de venta directa es además un generador de oportunidades al otorgarles crédito directamente a sus vendedores independientes para que realicen su labor, debido a su poca posibilidad de acceso al sistema financiero”.

¿Cómo buscar alternativas?


Actualmente, el desarrollo de este tipo de actividades está regulado por la ley 1700 de 2013 y ACOVEDI cuenta con 32 empresas afiliadas. Con esto, usted puede verificar cuál de esas entidades maneja productos con los que usted pueda sentirse identificado y que le ofrezca las facilidades de acuerdo con su entorno (laboral y familiar) y contactarse directamente con la empresa para saber cuál es el proceso de inscripción, ya que cada una maneja uno distinto.

Lea también “Esto es lo que cuesta montar una empresa”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.