¿Por qué invertir en capacitación para gerencia?

por María Alejandra Rodríguez

La capacitación es el entrenamiento de las personas para que se desenvuelvan de mejor manera en la empresa, sin embargo esta debe ir dirigida a todos los miembros, incluyendo a las gerencias.

123 RF 123 RF

Cuando una persona entra a una empresa es necesario que reciba una capacitación para que esté acorde a las metas de esta, pero dicha capacitación se tiene que expandir para renovar a sus gerentes y que logren “liderar y dirigir mejor”, explicó el presidente ejecutivo de Otto Walter, Paco Muro.

Según Muro, la capacitación en América Latina es fundamental ya que la cultura, las relaciones, el trato y el comportamiento son claves a la hora de realizar negocios.

Esta se presenta como una “transformación”, ya que se refuerzan conocimientos que la persona tiene adquiridos, al tiempo que mejora la forma como afronta las relaciones y los problemas dentro de su entorno de trabajo.

FP Recomienda: Cinco cosas que hacen los jefes y que llevan a que un buen empleado renuncie

Los directivos tienen que aprender a estar más abiertos al cambio y a delegar funciones de manera más estratégica con el fin de transformar a la fuerza laboral. El coste medio de una transformación oscila entre $4 millones y $5 millones, por persona.

Está comprobado que cuando “un jefe cambia, la gente cambia” puntualizó Paco Muro, y en este proceso de transformación también es posible ver qué directivos son buenos y cuáles no se adaptan al cambio.

Un directivo que necesita de una capacitación es aquel que “bajo presión prefiere regañar que manejar la situación”, ya que deben tener un impacto movilizador en los trabajadores.

Además, los mandos medios son los que interactúan con más gente de la empresa porque tienen conexión con la alta gerencia y con la fuerza laboral; por tanto “tienen que manejar los comportamientos de cómo influir sin mandar”, afirmó Muro. Por otro lado, los directivos suelen tener más gente a su cargo que la alta gerencia y mueven mucho talento humano al año y deben apostar por las personas.

Actualmente la gente joven tiene conocimientos que la gerencia no tiene, porque viene de otra generación, y es necesario aprender a adquirir conocimientos de cualquier persona de la empresa y saberlos abordar de manera adecuada.

También le puede interesar: Los 8 hábitos que tienen los jefes “chéveres”

Cómo ve Otto Walter el mercado laboral colombiano

De acuerdo con el español Paco Muro, la fuerza laboral colombiana es muy fuerte en comparación al resto de América Latina, el nivel de eficiencia y compromiso es muy importante. Además, existe un ejército de gente joven muy preparado y “con unas ganas enormes” y un sentimiento de construir país “espectacular”.

Por esto, existe un entramado de empresas familiares muy importantes con valores muy interesantes y no de las empresas S.A (Sociedad Anónima) que son tan comunes en Europa. De otro lado, existe una humildad en el aprendizaje en donde las personas tienen ganas de aprender en todo momento, así lleven “20 años en la misma compañía”.

Asimismo, Muro cree que el mercado colombiano tiene que aprender que “30 líderes no van a mover 3.000 personas, pero 300 líderes sí”, pero esto cuesta dinero y es una inversión a futuro. También falta la enseñanza de comprometer a las personas con una buena paga y con un buen ámbito laboral, hay que darle sentido a lo que los trabajadores están haciendo.

Por último, trabajar con el sector público es complicado ya que muchas veces no depende de la institución sino de un poder mayor que tiene mucho en juego y no puede darse el lujo de invertir en capacitación.  

No deje de leer: Las 7 claves para convertirse en un buen jefe (y no quemarse en el intento) 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.