Las 8 razones por las que su hoja de vida es ignorada

Si luego de haberse esmerado en reescribir toda su hoja de vida, revisando ortografía y que todo lo que mostrara allí se ajustara al perfil que pedían; nunca lo llamaron, puede que esté cometiendo algunos errores.

Las 8 razones por las que su hoja de vida es ignorada Las 8 razones por las que su hoja de vida es ignorada
La hoja de vida es la carta de presentación inicial para mostrar a cualquier empresa o persona que usted cuenta con unas habilidades específicas para hacerlo el mejor candidato a la vacante laboral que está abierta. Pero existen algunas consideraciones previas que tiene que hacer antes de darle “enviar” a ese correo, para que realmente tenga la efectividad que usted espera, es decir, que lo llamen a entrevista.

Cabe aclarar que no hay factores comunes ni modelos que se haya “comprobado científicamente” que sea exitoso para ser tenido en cuenta. Cada oferta laboral busca una persona con un perfil distinto, así como cada industria, por lo que simplemente no hay “claves de éxito” ni parámetros “exitosos”, sino textos escritos de forma correcta y que se adecúen a cada empresa.

FP le recomienda “Modelos de hojas de vida según cada etapa de su carrera”.

No importa si tiene o no experiencia laboral, así como si hace mucho no encuentra trabajo. Todo depende de la presentación que usted haga y de los factores que tenga en cuenta parar mostrarse.

Así, aquí le mencionamos esos errores más comunes que quizás usted ha cometido inconscientemente y que han evitado que usted pase a la segunda etapa de selección laboral en una empresa.

1. El correo mismo

Hay un factor que usted no tiene en cuenta: así como llega su hoja de vida a la bandeja de entrada de la persona que ofrece la vacante, llegarán decenas de correos más que esperan ser también, tomados en cuenta.

Sea precavido en su presentación. Es importante enviar un texto previo en el que haga una corta presentación y el motivo de su correo. En asunto, hay mayores probabilidades de que lean el correo si usted escribe “Aplicación a vacante ____” (y escribe el cargo en el espacio). Pero si usted envía “Saludo” o “Hoja de vida”, queda un poco incoherente y poco cordial en su presentación.

En cuanto al texto, escriba su nombre completo y nuevamente, la vacante a la que va a aplicar. Agradezca la atención y adjunte en su firma sus datos de contacto. Tener en cuenta estas recomendaciones lo harán sobresalir entre tantos correos que sólo envían el adjunto o dicen “aplico al cargo”, sin saludo ni despedida. Eso habla bastante de usted y su cordialidad.

2. Errores ortográficos

Esto es algo en lo que coinciden todos los expertos en selección de personal. No importa su profesión, ni el campo en el cual se desempeñe. La ortografía es vital porque no sólo indica un buen conocimiento en el idioma y en la forma en la que se comunica, sino también es una señal de que usted es una persona detallista.

En relación con esto también está el uso de las mayúsculas, que no es nada agradable a la vista y, en la lectura, hacen sentir, a quien lee, que están gritando o están regañando.

3. Información de contacto

Los expertos de la página web Staff señalan que es muy importante tener precaución con los números y correos que usted proporciona. Esto no solo se refiere a que verifique que no haya dado alguno que no corresponda, que haya escrito todos los números con los prefijos requeridos, sino que también es necesario colocar contactos acordes con su nivel profesional. Por ejemplo, un correo que sea “florecitarockera@gmail.com” será un indicio de la personalidad del candidato así como del profesionalismo.

Aunque sea “su correo de toda la vida”, es necesario empezar a darle un toque más profesional a su perfil. Sucede lo mismo si va a añadir sus redes sociales: no use apodos o palabras extrañas, si no corresponden a algo netamente profesional.

4. Muy largos (e innecesarios)

Quizás en su universidad nunca le hicieron la aclaración, pero para cada puesto al que quiere aplicar, deberá tener una hoja de vida distinta. Sí, claro, puede tener un formato general. Pero no toda la experiencia que tenga le será útil para todo. Cada oferta laboral exige un trabajo en sí mismo, si lo que quiere es seguir en el proceso de selección.

Esto implica que coloque estrictamente lo necesario que considere que le darían puntos al trabajo que va a aplicar. Por ejemplo, si usted es ingeniero de sistemas y alguna vez ejerció un cargo de vendedor, pero va a aplicar a una vacante de mantenimiento de software, esa experiencia como vendedor será irrelevante e inútil. Así, la estrategia es “ponerse en los zapatos” de quien reciba su hoja de vida y preguntarse “¿esto sería útil en el cargo que va a desempeñar?”. Si la respuesta es sí, deje la información, de lo contrario será mejor eliminarla.

Con esto, no solo va a ser bastante concreto, no tendrá textos largos, sino que hará mucho más fácil la lectura y selección a quien reciba su hoja de vida. El orden cronológico también es importante.

Lea también “Las 5 palabras que nunca debe usar para describirse a sí mismo”.

5. El formato mismo

Las hojas de vida se envían en documentos impresos, en Word o PDF. No hay otras opciones, ya que son los programas que facilitan la lectura de documentos, a diferencia de una foto (JPG) o de cualquier otro programa de diseño (a no ser que esa sea la especificación, en el caso de un publicista o diseñador gráfico, por ejemplo).

En Careeerbuilder explican que este es uno de los factores que más desagrada a un reclutador, no poder abrir el documento fácilmente o cuando la lectura se hace incomprensible. En esto, también aplica el tipo de letra y tamaño que use: las más adecuadas siempre serán Arial y Times New Roman, entre los 12 y 14 pts máximo. Sea cuidadoso con los colores, las líneas y las imágenes. Entre más sencilla sea su hoja de vida, más fácil será leerla.

Eso sí, haga bastante visibles sus datos de contacto y procure separar con intertítulos cada uno de los espacios que vaya a trabajar.

6. Redes sociales

Ya sea porque las haya incluido o no, sus redes también son una hoja de vida. Tenga cuidado con las publicaciones que hace en cuanto se refiere a temas laborales, así como las apreciaciones que puede llegar a hacer sobre ciertos temas. Para eso, lo mejor es tener todo privado, si no se trata de algo profesional. Para saber cómo lo hacen, le sugerimos que lea “Sus redes también son su hoja de vida, ¿lo sabía?”.

7. Su ego

Está bien que destaque sus habilidades y su experiencia, pero procure hacerlo de una forma tranquila y sustentada, sin usar demasiados adjetivos. Diga las cosas claras y solamente lo estrictamente necesario ya que la entrevista será la oportunidad perfecta para que usted pueda dar profundidad. Considere aquello que lo puede hacer distinto a los demás y use solamente primera persona, en el texto de introducción.

Forbes también explica que cuando su texto no coincide con su experiencia es una forma de insultar, decentemente, al empleador; es decir, una persona que quiera aparentar o dar una visión de su carrera profesional de lo que realmente no es.

8. No cumple con las condiciones

Hay ofertas laborales muy específicas, que buscan un perfil determinado con ciertos conocimientos y condiciones. Cuando se trate de este tipo de ofertas, no envíe su hoja de vida “por si acaso”, ya que lo que hará será enojar a quien recibe el correo y será descartado por completo. Antes de dar “enviar” verifique siempre todas las condiciones y requisitos, si no los cumple, sencillamente busque por otro lado.

Quizás le interese también “Ofertas de trabajo en el extranjero, ¿dónde buscarlas?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.