Preguntas que arruinan su entrevista de trabajo

Como existen cosas que se deben preguntar a la hora de una entrevista de trabajo, hay otras preguntas que no se deben realizar bajo ningún concepto, a no ser que queramos perder la vacante.

No haga preguntas que pueda ser resuelta simplemente mirando por Internet o que pueda comprometer a la empresa. No haga preguntas que pueda ser resuelta simplemente mirando por Internet o que pueda comprometer a la empresa.
Aunque parezcan preguntas inofensivas, existen temas que no deben surgir, por lo menos de parte del posible candidato, en una entrevista de trabajo, ya que pueden generar una impresión errónea y truncar el proceso de selección para usted.

Sueldos:
Preguntar cuánto vamos a devengar es algo que no se recomienda, pues se puede correr el riesgo de demostrar que sólo nos importa la remuneración que podamos recibir. Además se puede tener una aproximación a este dato, consultando el promedio de sueldos del sector o igual se conocerá antes de finalizar el proceso.

Vacaciones:

Otro error común es preguntar acerca de la política de vacaciones de la empresa, ya que nadie quiere a un trabajador que en el primer día ya piensa en tomarse días libres.

Beneficios:
Está mal visto que se pregunte si la empresa brinda beneficios, ya que la compañía considera esto como un plus, no una obligación. También está prohibido cuestionar aspectos como si se harán horas extras o no, o si se tiene previsto trabajar algunos fines de semana.

¿Qué hace la empresa?
Si la idea es venderse como un trabajador que la empresa quisiera tener, la idea es que sepas qué hace la compañía, por lo cual es obligatorio prepararse bien y por ningún motivo preguntar ¿Qué hace la empresa?

¿Cuándo, cuándo, cuándo?
Al finalizar la entrevista, de forma común se informa que nos llamarán para otro proceso, o bien contactarán con nosotros en caso de ser finalmente seleccionados. Sin embargo, algunas personas, equivocadamente, creen que es correcto lanzar la pregunta: "¿Cuándo lo sabré?".

Esto es un error claro, dado que induce a pensar que tenemos prisa para conseguir el puesto, lo que indica cierta ansiedad y desespero. Si así es, y quiere preguntar, diga algo como "¿Suele haber otra ronda de entrevistas antes de la selección final?".

Aunque estos son los principales cuestionamientos, también cabe resaltar que interrogar al entrevistador acerca del tiempo que se espera para ser promocionado, querer saber si le ha gustado nuestro currículum, y en general, preguntar cualquier otra cuestión que pueda ser resuelta simplemente mirando por Internet o que pueda comprometer a la empresa, son otros asuntos que se debería evitar comentar en cualquier entrevista de trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.