Cuatro experimentos que plantea Oxford a sus candidatos

por BBC Mundo

Si se pone una regla de 30 centímetros encima de un dedo de cada mano, ¿qué pasa cuando junte los dedos?

Cuatro experimentos que plantea Oxford a sus candidatos Cuatro experimentos que plantea Oxford a sus candidatos
¿Puede la arqueología probar o refutar la Biblia? Dos de las preguntas complicadas del tipo de las que te podrían hacer si eres uno de los afortunados en ser llamado a una entrevista en la Universidad de Oxford, para ver si se merece un lugar en el afamado establecimiento.

La universidad las publica antes de que se venza el plazo de las postulaciones para el año siguiente, con la intención de disipar rumores infundados, como lo explicó la directora de Educación, Samina Khan.

"Sabemos que siguen habiendo muchos mitos en torno a la entrevista de Oxford, así que sacamos toda la información posible para permitirle a los alumnos entender la realidad del proceso".

"Los tutores sencillamente quieren ver cómo piensan los estudiantes y cómo responden ante nuevas ideas. No nos interesa hacerles zancadilla", asegura Khan.

"En las entrevistas, no se trata de recitar lo que ya sabes". ¿Y lo que quizás no sabes, como las respuestas a las preguntas del principio?

FP le recomienda "Las tácticas de grandes intelectuales para aprender más rápido".

Empecemos con la de la regla... ¿qué pasa si juntas los dedos?

En este ejemplo, muchos anticiparían que la regla se caería cuando uno de los dedos se acerque al centro de la regla. Luego, hacen el experimento y se dan cuenta de que, como ambos dedos llegan al centro al mismo tiempo, la regla no pierde el equilibrio.

Lo que queremos ver es cómo reaccionan los candidatos a lo inesperado y luego los animamos a repetir el experimento lentamente. Les pedimos que consideren momentos y fricción, para que lleguen a la conclusión de que hay una fuerza mayor en el dedo que está más cerca del centro de la regla.

Eso significa que hay más fricción entre la regla y ese dedo y, por ende, la regla se desliza sobre el dedo que está más lejos primero. Ese argumento es válido hasta que ambos dedos estén a la misma distancia del centro.

El candidato debe entonces ser capaz de explicar por qué los dos dedos llegan al centro al mismo tiempo, como observó.

Quizás hasta discutamos el hecho de que el coeficiente de fricción estática es más alto que el coeficiente de fricción dinámica. Así, el dedo "que se mueve" se acerca más al centro que el dedo estático, antes de que éste último empiece a acercarse al otro dedo.

También lea "Los 11 países con la educación universitaria más costosa".

¿Puede la arqueología probar o refutar la Biblia?

Yo esperaría una respuesta que me demostrara que el candidato puede apreciar que la Biblia era una colección de documentos escritos y transmitidos durante varios siglos, y que contiene tradiciones importantes que guardan relación con la historia, pero que el estudio académico de la Biblia implica que debe ser examinada cuidadosamente para ver de cuándo y dónde vienen esas tradiciones y cuál fue el propósito de escribirlas.

Deben reconocer que la arqueología se basa en fuentes no literarias preservadas de períodos antiguos, como restos de edificaciones y herramientas.

Estos a menudo pueden ser datados por medios científicos, que parecen más objetivos que la literatura. Pero frecuentemente necesitamos información adicional, como inscripciones o evidencia de otros sitios similares, para poder hallarle sentido a los restos antiguos.

Al final, mi esperanza sería que el candidato llegara a comprender cuán diferente es la naturaleza de estos tipos de evidencia, lo que a veces ayuda a completar la escena, mientras que otras, la contradice.

Ambas requieren de una interpretación cuidadosa, y argumentar solamente que "La Biblia dice" o "La arqueología prueba" es demasiado simplista.

¿Merecen los banqueros salarios tan altos o el gobierno debería ponerles un límite?

Una respuesta sencilla podría ser que, debido a que los bancos generalmente son firmas privadas y los empleados son libres de trabajar donde quieran, el pago que reciben es sólo el resultado de un mercado laboral competitivo.

En esta historia, los banqueros ganan mucho pues tienen muchas habilidades y talentos únicos. Es difícil encontrar una razón para que el gobierno intervenga si se piensa así, aunque desde el punto de vista de la igualdad, uno podría desear que hubiera un sistema de impuestos progresivo que redistribuya parte de este ingreso.

Un buen candidato se preguntaría por qué personas que parecen igualmente talentosas pueden ganar tanto más en la banca que en otras ocupaciones. ¿Realmente pensamos que los banqueros son mucho mejores que otros empleados en términos de habilidades?

Una historia alternativa es que la industria bancaria no es competitiva y genera ganancias por encima de lo que un mercado competitivo produciría. En ese caso, el gobierno podría intervenir para hacer que el mercado sea más competitivo.

El punto clave es que los candidatos piensen sobre la economía de los pagos, no sobre si les parece que es justo o no.

Imagínate que 100 personas ponen US$1 en un balde. Cada persona escoge un número del 1 al 100. El premio se lo gana la persona cuyo número es más cercano a 2/3 del promedio de todos los números escogidos. ¿Qué número escogerías y por qué?


Una pregunta de Nick Yeung, de University College, para quienes aspiran a estudiar Psicología Experimental.

La primera suposición de alguna gente es 2/3 de 100 -66 o 67-, en cuyo caso yo le pregunto qué números tendrían que haber escogido todos los demás para que ganara.

En ese caso, todos los demás tendrían que haber escogido 100, lo que es improbable. Pero más a menudo, la primera suposición de la gente es 2/3 de 50 (33), lo que parece intuitivamente más posible.

En ese momento, y usualmente sin que yo diga nada, la naturaleza recursiva de esa solución se hace obvia: si hay una buena razón para que yo escoja 33, entonces de pronto todos los demás escogerán 33 también, en cuyo caso debo escoger 2/3 de 33... pero entonces todos pensarán los mismo, así que debo escoger 2/3 de ese número... y así.

Asumiendo que todos piensan así, eventualmente todos decidirán escoger 0, que es la solución formal de la "teoría de juegos".

En ese punto, yo haría preguntas que sacaran a la luz las habilidades más amplias de razonamiento del candidato en términos de cómo podríamos decidir qué es lo racional que se puede hacer en este juego.

La pregunta también tiene un ángulo psicológico, al pensar en las razones de la conducta y escogencia de la gente. ¿Harán el mismo esfuerzo todos? ¿A todos les motivará ganar?

Nos interesa ver cómo piensa la gente ante un problema, cómo determinan cuáles son los factores relevantes y cómo responden cuando se les da más información.

También le puede interesar "Otras preguntas que hacen durante las entrevistas de grandes universidades".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.