¿Qué hacer si en su empresa no le autorizan el teletrabajo?  

Muchos trabajadores que se independizan o emprenden lo hacen porque sus empresas no les ofrecieron alternativas diferentes para cumplir con sus tareas. Le contamos algo que es tendencia mundial en el campo laboral.

iStokphoto iStokphoto

¿Sabe lo que es un ‘lugar común’? Se trata de dar algo por hecho y que no merece una discusión del tema, porque suena a un término o una situación tan obvia, que no admite un análisis. Y en esos lugares comunes entran muchos prejuicios. Por ejemplo, se señala a los ‘millennials’, aquellos jóvenes que pronto representarán el 90% de la fuerza laboral, como una generación que no planea ni está pensando en el futuro.

Lo cierto es que en FP nos hemos dado cuenta que la mayoría de nuestros lectores son ‘millennials’ y que cuando les hablamos de un tema de ahorro o de inversión son los primeros en contactarnos con sus dudas. Otro tema que se ha hecho común es creer que estos jóvenes no duran mucho en los trabajos, no ‘aguantan’ que les llamen la atención y que son ‘insolentes con sus jefes’. La verdad puede ser otra y es que a los nuevos trabajadores no les interesa regirse por lo convencional y les llama más la atención otras modalidades de trabajo.

Por eso emprenden, se independizan o buscan empresas que manejen jornadas laborales que sean flexibles. Esto último porque muchos están en actividades por fuera de sus horarios habituales para hacer deporte, adelantar un estudio o aprender algo nuevo. Además, el caos de las ciudades en materia de movilidad, con el aumento de los índices de contaminación por el incremento de vehículos, ha llevado a pensar si todavía es necesario que un empleado se traslade a su empresa para cumplir sus compromisos, o puede usar la tecnología para hacer teletrabajo.

Le tenemos: Con estos 3 tips cumplirá con su agenda cuando hace teletrabajo

La nueva generación de colaboradores, emprendedores y ‘new achivers’ no paran de crear y compartir información, de capacitarse constantemente y a la vez disfrutar su entorno adaptando la aptitud “ama lo que haces y nunca tendrás que trabajar”.

Ante estas nuevas tendencias, a las empresas no les queda otro camino que adaptar su ecosistema al teletrabajo, permitiendo que los colaboradores puedan -desde cualquier lugar- responder un correo, ajustar una presentación, firmar y enviar documentos, entre otras tareas. Esta tendencia es creciente en Colombia; de hecho, según el ‘Cuarto Estudio de Penetración del Teletrabajo en Empresas Colombianas’, realizado por la Corporación Colombia Digital y el Centro Nacional de Consultoría para el año 2018, en pocos años el país pasó de 31.553 (2012) a 122.278 trabajadores de este tipo, lo que indica que cada vez más personas quieren trabajar desde cualquier lugar sin importar la hora del día.

A pesar de que el número de personas y empresas que realizan este tipo de práctica laboral crecen considerablemente, un obstáculo para incrementar la participación es la selección de herramientas tecnológicas que soporten la operación. “La forma de trabajar ha cambiado y encontrar un dispositivo que se adapte a este nuevo estilo de vida es fundamental, solo así el usuario podrá obtener todos los beneficios del teletrabajo como lo son la flexibilidad, productividad, eficiencia y desarrollo personal”, señala Carlos Vargas, gerente de mercadeo y comunicaciones corporativas de Samsung Colombia.

¿Y si la empresa no tiene una política de teletrabajo?

Aunque sigue existiendo alguna resistencia por parte de una parte de los empleadores, las anteriores estadísticas señalan que hay una tendencia a favor de la flexibilidad laboral. Para Iván Jaramillo, Coordinador del Área Derecho del Trabajo y Seguridad Social Universidad del Rosario, el teletrabajo no puede ser visto como exclusivamente una posibilidad de hacer trabajo desde la casa, sino como  una alternativa de flexibilidad laboral.

Ante la duda planteada por un lector de FP sobre si una empresa podía negarle a un trabajador la posibilidad de hacer teletrabajo, Jaramillo sostuvo que “se debe verificar que este tipo de flexibilidad sea viable, pero si realmente es un tema caprichoso o arbitrario del empleador, perfectamente se puede acudir al Ministerio de Trabajo para pedir una inspección y decir que efectivamente se está violando la Ley 1221 de 2008”, manifestó Jaramillo.

La citada Ley fue la que estableció las normas para promover y regular el teletrabajo en Colombia y en su artículo 2 definió el teletrabajo como “una forma de organización laboral, que consiste en el desempeño de actividades remuneradas o prestación de servicios a terceros utilizando como soporte las tecnologías de la información y la comunicación – TIC para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico de trabajo”.

Siga leyendo: 5 claves para ser más productivo en su teletrabajo

Dentro del mismo artículo se señalaron las formas en que se puede presentar el teletrabajo, las cuales son:

- Autónomos: son aquellos que utilizan su propio domicilio o un lugar escogido para desarrollar su actividad profesional, puede ser una pequeña oficina, un local comercial. En este tipo se encuentran las personas que trabajan siempre fuera de la empresa y sólo acuden a la oficina en algunas ocasiones.

- Móviles:  aquellos teletrabajadores que no tienen un lugar de trabajo establecido y cuyas herramientas primordiales para desarrollar sus actividades profesionales son las Tecnologías de la Información y la comunicación, en dispositivos móviles.

- Suplementarios: son aquellos teletrabajadores que laboran dos o tres días a la semana en su casa y el resto del tiempo lo hacen en una oficina.

Y también se define como un Teletrabajador a la persona que desempeña actividades laborales a través de tecnologías de la información y la comunicación por fuera de la empresa a la que presta sus servicios.

Consideraciones tecnológicas para el teletrabajo

La marca surcoreana hizo unas recomendaciones en materia de tecnología para que una persona pueda desempeñarse en modalidad de teletrabajo. Son X requisitos, que se muestran a continuación:

#1. Conectividad: busque un equipo móvil que le permita conectarse fácilmente con sus grupos de influencia (compañeros, clientes, proveedores). Es clave que este dispositivo cuente con un óptimo rendimiento, capacidad de almacenamiento, batería, excelentes cámaras frontales para realizar videollamadas y sonido con la más alta calidad.

#2. Seguridad: ¿Está su información segura? Verifique que su dispositivo cuente con scanner de iris, huella o reconocimiento facial para acceder a su información. Usted podrá acceder a equipos que encriptan la información y además, permiten separar su información laboral de la que guarda personalmente.

#3. Disponibilidad de la información: para que no tenga problemas con documentos, asegúrese de disponer de ellos de manera remota, eso aplica para bases de datos, documentos y presentaciones que estén en la nube. Samsung ofrece Samsung Cloud con 15 GB para almacenar toda su información y contribuir a su productividad.

#4. Productividad: una de las mayores barreras de la adopción del teletrabajo es la baja posibilidad de editar un documento desde el celular; sin embargo, en la actualidad encontramos dispositivos con pluma inductiva que permiten alterar rápidamente un documento. Además, poder conectar un mouse, pantalla o teclados a su smartphone.

#5. Almacenamiento: quedarse sin espacio para guardar su información es frustrante. Por eso, no escatime a la hora de encontrar un equipo con una buena memoria; ideal si tiene un puerto para ampliarla.

#6. Batería: evalúe un dispositivo que tenga un alto número de miliamperios; sin embargo, es clave el número de nanómetros del procesador para que el uso de la energía sea eficiente. Tenga en cuenta que el equipo también incluya la opción de carga rápida y carga inalámbrica.

FP recomienda: 5 técnicas para ser más productivo y cumplir las metas en menos tiempo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.