¿Sobrecargado y mal pagado? Pruebe esto

Dada la difícil situación económica que pueden estar viviendo algunas empresas y con el ideal siempre de aumentar las ganancias, suele pasar que una persona hace el trabajo de tres, pero recibe el sueldo de sólo un cargo. ¿Es su caso?

¿Sobrecargado y mal pagado? Pruebe esto ¿Sobrecargado y mal pagado? Pruebe esto
La presión que hoy en día existe en algunos negocios o empresas hace que los empleados deban cargar una responsabilidad que puede resultar bastante complicada. Esto, más aún cuando en Colombia el panorama económico no es nada favorable y la situación de empleo puede verse empeorada también.

Quizás ha escuchado en noticias que el país ya no va a crecer lo que se esperaba, así como que “la inflación” está disparada y que está por encima de lo que el Banco de la República planeaba. Todos estos son síntomas de una economía que está pasando por un momento complicado, casi como está sucediendo con todos los países latinoamericanos.

Lo que pasa con esto, es que efectivamente la situación económica se complica: la gente ya no tiene para comprar, las empresas ya no venden lo que esperan y, por lo tanto, puede ser difícil pagar todos los sueldos, por lo que pueden generarse unas situaciones de despido en algunos sectores, un “recorte de personal”, que puede implicar que, quienes se queden, deberán trabajar más fuerte y más duro.

Pero esta situación no sólo es coyuntural. Quizás usted es uno de los ejemplos –o conoce a alguien cercano- de esas personas que, desde hace más de un par de años, vive en esa condición de estar sobrecargado de trabajo y no recibe una retribución económica suficiente, en relación con lo que hace. Puede tener varios cargos y responsabilidades, pero el sueldo siempre sigue siendo el mismo.

FP le recomienda leer “Las peligrosas desventajas de ser muy bueno en el trabajo”.

Y cuando usted compara la situación con el mercado laboral, puede que se lleve dos sorpresas: o bien, hay ofertas en las que rara vez encuentra un salario más alto del suyo o, una más común, puede que vea cargos similares con salarios más bajos. Así que quizás usted no sea el único que vea o que tenga una situación de este tipo.

Además, de acuerdo con una encuesta de Glassdoor.com, el 39% de las personas no sienten que están siendo compensados de manera justa en sus puestos de trabajo actuales, donde las mujeres llevan la peor parte. El problema de esto es los efectos que genera: una desmotivación, un sentimiento de “estar quemado” y depresión.

Los síntomas

Con este panorama, es necesario establecer las características y el entorno, con el fin de saber si efectivamente está sintiendo esto o si quizás es tema de que empiece a tener una aspiración salarial más alta, en otra oportunidad laboral.

Una empresa especializada en Recursos Humanos, TribeHR, establece algunos parámetros para que pueda hacer una evaluación más profunda, determinando los verdaderos factores:

• ¿El pago que recibe está dentro del promedio que encuentra en el mercado laboral y sus colegas?
• ¿Hay posibilidad de recibir una propuesta de otra empresa con un mejor salario?
• ¿Desde que ingresó al cargo, ha asumido responsabilidades adicionales?
• ¿Sus funciones son parte esencial del negocio?
• ¿Considera que está haciendo aportes de valor de forma constante?
• ¿Cree que lo podrían reemplazar por alguien que cobre menos?
• ¿Cuánto cree que pueden llegar a pagar por su puesto, con esas mismas funciones, en otra empresa?

¿Qué hacer?

Luego de este análisis y si definitivamente siente que el estar sobrecargado y mal pagado son sus dos características, verifique si se trata de una situación exclusiva de su empresa o de un momento económico complicado que hace que esto se repita en otros sectores.

De otro lado, The Muse aconseja que lo primero es reconocer la experiencia que puede estar ganando y considerar las siguientes alternativas:

1. Pida un aumento: Pregúntele a su jefe si existe la opción de recibir un aumento en su salario que sea acorde con el del mercado laboral, basado en la función y responsabilidades que asume con la empresa.

2. Pida un equilibrio: solicite opciones para que se distribuyan mejor las cargas laborales o pueda contar con una persona que le ayude en sus tareas.

3. Renuncie: Si un aumento o una colaboración no es posible, explique y señale las condiciones en las que está trabajando que son bastante pesadas para su salud y bienestar laboral. Sí, puede sonar un poco al estilo de “amenaza” pero a veces este tipo de situaciones se prestan para que se den mejores condiciones.

4. Busque trabajo: y mientras encuentra, espere pacientemente en su trabajo actual. Verifique qué sectores pueden estar contratando y los requisitos o habilidades laborales que tienen. Recuerde que sus colegas también pueden ser una buena referencia o fuente de información.

Lea también “Cinco secretos para una entrevista de trabajo que nunca le han dicho”.

Alertas

En un foro de la red social de Quora establecen si es bueno quedarse en un trabajo con estas condiciones. Las personas que participan, sugieren que se tiene que analizar muy bien la situación y establecer precauciones, si afectan en aspectos particulares:

• Afecta su salud física y mental
• Le trae problemas en su relación de pareja o con su familia
• No hay posibilidad de poner límites y siempre terminará con más carga

Puede desarrollar habilidades gerenciales, de manera online, a través de Dinero Mentor

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.