Las 5 palabras que nunca debe usar para describirse a sí mismo

Tanto para una entrevista laboral como para cuando sostiene conversaciones con sus compañeros de trabajo, puede hacer que la percepción sobre quién es usted.

Flickr Samuel Mann Flickr Samuel Mann
“Nombre tres cualidades suyas”, una de las frases favoritas de jefes y directores de recursos humanos, al momento de hacer procesos de selección laboral. Y, por lo general, usted ya tiene prediseñada esa respuesta que lo hace ver como una persona apta para el puesto al que está aplicando.

Le puede interesar también “Diez tips para no fracasar en una entrevista de trabajo”.

Y las dice sin pensar si el significado de estas cualidades realmente pueden ayudarlo. Por eso, es necesario que reconsidere dos veces antes de poner en su hoja de vida, en redes sociales como LinkedIn o durante una entrevista las palabras que lo califican.

1. Inteligente

La más común y la que genera más descrédito ya que, por naturaleza, el ser humano es inteligente. El punto es demostrar el grado y en qué campo se es realmente inteligente. Lyly Zhang escribe en The Muse que esta es una de las palabras que esperas que los demás digan de usted, pero no con la que usted mismo se describa.

En cambio, puede usar otras expresiones como “ser lógico”, “cuantitativo”, o de “rápido aprendizaje”; que pueden disminuir los juicios que hagan de usted.

2. Innovador

La mayoría dicen serlo, sin realmente conocer el significado de la palabra: se trata de tener ideas para crear o para modificar lo ya creado pero, ¿realmente usted es innovador siempre?

De acuerdo con el influenciador de LinkedIn, Jeff Haden, esta no es una habilidad de la que se deba hablar, sino demostrar a través de su experiencia o los logros que ha tenido en su carrera (con proyectos o productos).

Lea también “Cinco secretos para una entrevista de trabajo que nunca le han dicho”.

3. Orientado a resultados

Realmente, la mayoría de empleados tienen que estar orientados a resultados. Por eso es que les pagan, para que generen ingresos a la compañía para la que trabajan.

Incluso, todo puede cambiar si le preguntan, entonces “y si no tiene metas establecidas, cómo hace” (claro está, dependiendo de su profesión). Para decir esto, además, debe ser consciente que tiene que tener estadísticas establecidas y comprobadas de su experiencia.

4. Motivado

Según escribe Elise Moreau, en LifeHack, si bien las empresas no quieren tener a alguien que tengan que “llevar de la mano constantemente para hacer las cosas”, por lo general las personas eligen un camino profesional porque tienen la pasión por ese campo.

Así, esta palabra solo queda como un “relleno” que también debería ser relegado a que sea demostrado en la experiencia que tiene al hablar sobre proyectos que ha liderado y que ha realizado sin tener que seguir directrices de los demás.

FP sugiere leer también “Trece frases comunes en las ofertas laborales y sus verdaderos significados”.

5. Creativo

En profesiones que requieren obligatoriamente de esta cualidad, queda redundante y pretencioso. Ser creativo implica cualidades para comprender cualquier tipo de problema y encontrar una solución. Lo cual sucede en la mayoría de casos. Pero realmente es una palabra que ya ha perdido impacto, según señala el experto Haden.

Aprenda a desarrollar sus habilidades gerenciales con Dinero Mentor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.