Por esto es que esa beca que tanto quería no le salió

Hoy en día cada vez son más las oportunidades que surgen para jóvenes y profesionales adultos para optar por un estudio casi que gratuito en el exterior. Pero, ¿por qué pueden llegar a negarle esa oportunidad?

Por esto es que esa beca que tanto quería no le salió Por esto es que esa beca que tanto quería no le salió

Si usted sabe que una de las formas en las que puede tener un cambio en su vida personal y laboral es a través de una experiencia académica en el exterior, es porque ha considerado estudiar fuera del país, ya sea un idioma o un posgrado, intentando que, en su regreso, pueda llegar a obtener una mejor calidad de vida.

Y si se considera parte de este grupo de personas con esta mentalidad, probablemente también será un fanático de las páginas que ofrecen una gran variedad de oportunidades de becas, así como también estará pendiente de todas las convocatorias habidas y por haber, si se tratan de opciones de financiación completa o parcial.

En esto, quizá, ya ha vivido la experiencia de lo que implica postularse a una: verificar cada uno de los requisitos, considerar si realmente es algo que le conviene, examinar las condiciones en las que será dada esa ayuda y, luego de todo esto, empezar a reunir cada uno de los formularios, papeles, certificaciones que pueden llegar a pedir para luego cruzar dedos y orarle a los santos para que sea usted el afortunado.

FP le recomienda “En esto incrementaría su sueldo si estudia en el exterior”.

Laura Gómez, una joven profesional que quiere hacer realidad su sueño de un posgrado en el exterior, ya ha aplicado a un par de becas y ha sentido un poco de frustración al tener que hacer una grande inversión en obtener todos los papeles que le solicitan (ha gastado hasta cerca de $700 mil, incluyendo traducciones oficiales), para luego de un par de meses recibir una respuesta en la que le dicen que le agradecen su participación y valoran su perfil, pero no fue seleccionada.

¿Qué hice mal?

Johanna Torres, Directora del Programa Consejería Académica y Relaciones Internacionales de Colfuturo, explica que “las causales más comunes de rechazo de los solicitantes de una beca son: bajo dominio de una segunda lengua, documentación incompleta o los candidatos no siguen las instrucciones que se le dan para completar la solicitud”.

 En sí, pueden existir una gran variedad de factores por las que su aplicación a una beca pudo haber sido rechazada y en Colombia, especialmente, se basa en que las personas pueden no reunir todos los requisitos que están solicitando pero los jóvenes, a pesar de eso, aplican “por si acaso”. Situaciones como las siguientes, son las que más se suelen ignorar:

  • Promedio académico de la universidad superior a 4,2 o 4,5 según corresponda
  • Participación en grupos de investigación
  • Experiencia en investigación (por ejemplo, no haber hecho tesis sino diplomado como opción de grado, puede restarle algunos puntos)
  • No tener el nivel de idioma deseable ni los certificados correspondientes
  • No tener iniciativas sociales o falta de participación en estas

Lo que hay detrás de una beca es una gran cantidad de solicitudes y por eso es que cuando usted aplique a una, debe ser bastante consciente de ello, esforzándose al máximo para que cada una de las palabras que usted use en su aplicación sea la más adecuada que lo muestre como el candidato ideal.

No sólo hay carencias, también hay errores: “El error más evidente es no leer todas las instrucciones, procedimientos, reglamentos y condiciones. Al leer los ensayos y la forma como se completó la solicitud, es evidente que muchos de los candidatos no conocen muy bien a qué están aplicando”, explica Torres.

“Otro de los errores comunes es hacer la solicitud a último momento, eso se evidencia por los errores de digitación y de ortografía que demuestran que la persona no se tomó el trabajo de revisar y corregir su aplicación”, continúa la experta.

Lea también “Cinco claves para ganarse una beca en el exterior”.

Competencia reñida

Pero también existen los casos en que para un programa pueden aplicar profesionales que están sobrecalificados a los requerimientos que se plantean para la beca. En esto, Luis Fernando Correa, Gerente de Operaciones Universia Colombia, explica que cuando la competencia está muy reñida entre los postulantes, entran a ver factores tan "simples" como, si la persona perteneció a un grupo de investigación, musical, o hasta de baile en la universidad, que demuestre otro tipo de intereses acordes con el programa que se está ofreciendo.

Al respecto, también existen varios mitos de la influencia de “la rosca”. Pero eso puede llegar a depender de cada institución ya que, la mayoría señala la transparencia de sus procesos de selección.

Según la profesional de Colfuturo, en esta entidad “es difícil decir que se pueda usar ‘la rosca’, pues existen procedimientos para impedirlo como separar todos los datos personales y asignar un número de radicado; de esta forma, quienes intervienen en el proceso nunca tienen acceso a nombres o datos personales. También existen auditorias de jueces externos a la institución que colaboran en el proceso y que sirven como veedores de la transparencia de la selección”.

Lea también “Claves para pasar “facilito” el IELTS y el TOEFL”.

Es por eso que muchas personas también pueden llegar a hacer un proceso de retroalimentación en el que pidan a la institución o entidad más claridad sobre el rechazo de su postulación. En muchas ocasiones obtendrán una respuesta específica como “sería bueno que tuviera más precaución a la hora de escribir su ensayo” mientras que hay otras mucho más vagas como “reconocemos que tiene un excelente perfil, pero en esta oportunidad no fue seleccionado.

¿Hay fáciles?

Debido a la cantidad de becas que pueden existir hoy en día, no es cuestión de que haya unas más “fáciles” de ganar que otras. Claro que, las más desconocidas pueden no tener la misma participación de cantidad de personas, pero ello no implica que se ignoren las condiciones o requisitos, simplemente por darla.

“En algunos casos, competencias donde seleccionan menos del 1% de los solicitantes, en otros se seleccionan alrededor del 50%. Sin embargo, la competencia siempre será un común denominador y no es fácil saber si se será o no se será seleccionado, pues influyen factores poco predecibles como los perfiles de los otros competidores, los cuales cambian de año a año”, concluye Johanna Torres, de Colfuturo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.