Salga victorioso de una entrevista laboral

Lo importante de una entrevista de trabajo es saber convencer al entrevistador que lo que usted está diciendo es verdadero y realmente se encuentra capacitado para ocupar esa vacante.

No se trata de contestar bien a las preguntas, sino del modo como se responden. Foto. Corbis. No se trata de contestar bien a las preguntas, sino del modo como se responden. Foto. Corbis.
¿Cómo hacerlo? Usted debe ser consciente que la entrevista dará lugar para ser bombardeado de preguntas por parte del reclutador como ¿Cuáles son sus debilidades? ¿Cuál es su mayor defecto a la hora de desarrollar su trabajo?, ¿Por qué cree que es la persona ideal para el trabajo?

Prevenga sus respuestas e identifique con anterioridad sus debilidades y/o defectos:


Esta pregunta que se puede formular de varias maneras, tiene múltiples formas de responderla. No dude si tiene o no debilidades y/o defectos personales y profesionales, puesto que el no responder esta pregunta sería una posibilidad para ser descartado.

Tenga en cuenta que las debilidades son algo natural y normalmente esta pregunta va acompañada del interrogante ¿Cuál es su fortaleza?, así que prepare tres fortalezas y tres debilidades, y en el momento de ser entrevistado sólo nombre una debilidad.

Nombre sus debilidades sin correr el riesgo de ser mal interpretado:

Debilidad + Acción Correctora = Resultado Positivo

Para aplicar esta fórmula, aplique los siguientes ejemplos:

“Mi debilidad es la impuntualidad, pero esto ha provocado que use alarmas y otros trucos para que llegue siempre cinco minutos antes a los sitios, por lo que ahora el que espera soy yo”.

“Mi debilidad es ser impaciente porque quiero lograr rápido los objetivos, pero he descubierto que si analizo el trabajo y le dedico constancia, puedo lograr un resultado mucho mejor.”

¿Cómo tener una buena calificación en la entrevista?

- Mantenga la calma y responda con sinceridad: Tenga claro que el objetivo del entrevistador es analizar su capacidad de reacción y de autocrítica, así que no se estrese y piense antes de decir lo que está pensando.

- No sea confianzudo: Muéstrese como una persona interesada en la vacante sin exagerar en la descripción de sus cualidades, ya que, podría mostrarse como una persona arrogante. Con que demuestre disposición y ganas de esforzarse, es suficiente.

- Ponga a funcionar su cerebro antes de hablar: No se precipite a dar una respuesta, es mejor conservar un rápido silencio antes de contestar, ya que con ello demostrará que controla la situación. En ocasiones responder sin pensar, conlleva a hablar más de lo debido o a decir lo que no se le ha preguntado.

- Sea breve en la experiencia laboral: En este aspecto es fundamental hablar únicamente en lo que concierne a lo laboral y/o profesional. Evite remitirse a hablar mal de las empresas donde se ha desempeñado, pues esto hará pensar al reclutador muy mal sobre usted.

- ¡Positivismo y dinamismo arriba! Preocúpese por dejarle claro a su entrevistador que usted es un aspirante con habilidades profesionales y comunicativas que le permitirán aportar a la empresa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.