Un noviazgo en el trabajo, ¿un problema para usted o para la empresa?

por Katherinn Cuervo

Sentir una atracción por alguien es inevitable, sin embargo cuando se da en el trabajo es para pensarlo dos veces y más cuando se presta para inconvenientes laborales. ¿Qué será lo mejor?

123RF 123RF

Cuando usted entra a un nuevo trabajo o alguien nuevo ingresa a su oficina, nunca se le pasa por la cabeza que va a mantener una relación amorosa o hasta casarse con esa persona con la que comparte su espacio laboral. Es más puede que usted sea de esas personas que diga “jamas, yo nunca me voy a meter con alguien de mi trabajo primero mi profesionalismo”.

Son cosas que usted no sabe, somos seres humanos llenos de emociones y muchas, por cierto. Mejor ‘nunca diga nunca’ porque de seguro le pasará. Las relaciones de pareja en el trabajo no solo le pueden traer complicaciones personales sino también laborales, pues para usted va a ser muy incómodo cuando por ejemplo, pelee con su pareja y tenga que verla todo el día en la oficina o tener una discusión y que todos sus compañeros se hagan participes del momento.

No piense que lo que le decimos es muy descabellado, pues usted está en su lugar de trabajo más de ocho horas, tiempo en el que puede pasar cualquier cosa. Por ejemplo, una encuesta realizada por Adecco, compañía de recursos humanos, a 556 personas entre hombres y mujeres de edades entre 18 y 65 años, arrojó que el 88% de las personas ha tenido de una a tres relaciones con compañeros de trabajo y el 56% ha sentido por lo menos alguna atracción física.

Fp recomienda: Tips básicos para manejar un dolor de cabeza en la oficina

Lo que se ha convertido también en un problema para las empresas por lo que muchas han decidido reglamentar con sus políticas internas e incluso en el contrato de vinculación laboral prohibir algún tipo de relación sentimental con los compañeros de la misma empresa o del mismo departamento.

En Colombia legalmente no existe alguna ley que regule este hecho como un motivo de causa de despido, es más, en el Código Sustantivo de Trabajo en los artículos 61, 62, y 63 sobre terminación de contrato con o sin justa causa, no habla del tema de relaciones de pareja que implique obligar al empleador a prohibir algo al respecto. Lo que quiere decir que si en dado momento le terminan el contrato por dicha razón, usted puede interponer una acción de tutela defendiendo su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Pero, las relaciones de pareja en el trabajo no solo pasan en Colombia. En Estados Unidos por ejemplo, el 40% de los trabajadores encuestados por CareerBuilder, plataforma de empleo, admitió haber salido por lo menos con un colega durante su carrera, en Alemania se reflejó lo mismo, pero con un porcentaje del 60%, según cifras de la encuesta hecha por el portal de empleos Kalayd.de y en México, de acuerdo con un estudio de Trabajando.com, alrededor del 32% acepto tener una relación con un compañero de trabajo y el 72% afirmó no estar de acuerdo con tener una relación como estas en el trabajo.

¿Por qué las empresas no están de acuerdo?

La principal razón por la que asumen este punto de vista, es porque las relaciones sentimentales afectan el clima laboral, con la tranquilidad y la concentración en la productividad, tanto de las personas involucradas como de las que se encuentran a su alrededor.

FP consultó a Mario Suárez Cano, psicólogo y director regional de conocimientos de Milenium Group, agencia de comunicaciones, sobre el tema y nos puso un ejemplo de afectación a la productividad: “cuando dos personas están saliendo van a estar seguramente más pendientes de hablar uno con el otro, utilizar el chat de la compañía para hablar entre ellos de cosas personales, van a estar pensando en los planes de la noche o el fin de semana y no de las cosas que tienen que ver con el trabajo.  Siendo realmente un problema, porque no están 100% concentrados en su actividad laboral”.

También puede leer: 10 planes económicos que hacen las parejas felices después del trabajo

Suárez, sin embargo afirma que más que las prohibiciones en una compañía, debe existir un grupo de personas que apoyen este tipo de situaciones para que ayuden a evaluar y solucionar con el fin de que no se vea afectada ninguna parte, porque no solo se ve afectado el trabajo, sino también la parte emocional y sentimental.

¿Cómo llevar una relación sentimental en el trabajo?

Si definitivamente usted intentó no mantener ninguna relación y no pudo, lo mejor es que sepa llevarla, no la esconda tampoco por los chismes o lo que puedan decir de usted. Todo lo contrario sepa que una cosa es el trabajo y otra muy diferente su intimidad. Tenga en cuenta lo siguiente que recomienda el portal web Altonivel

  • Tener su pareja al lado puede ser gratificante, pero todo el tiempo puede ser dañino para la relación. Así que procure respetar los espacios, tanto laborales como personales. Deje que comparta con sus amigos o compañeros no todas las veces deben almorzar juntos o hablar. ¡Deje trabajar!
  • Dialogue con su pareja, establezca límites que permita disfrutar de su espacio plenamente y del tiempo con sus compañeros. Cuéntele cómo es usted para no herir en el futuro susceptibilidades porque lo vio o no haciendo una u otra cosa.
  • Sea responsable con su productividad laboral, responda con las entregas. Mejor dicho intente no perder la concentración y evite las grandes demostraciones o espectáculos en público.
  • Cuéntele a sus jefes o las directivas, no espere a que los demás hablen por usted, es mejor comunicarles para que ellos tengan conocimiento y actúen bajo cualquier circunstancia.

Finalmente la encuesta realizada por Adecco, expusó otros datos importantes como que el 58% de las personas encuestadas han ocultado su relación laboral, el 16% reconoció verse afectado en su productividad por mantener una relación y el 58% opinó que efectivamente este hecho conlleva a inconvenientes en el ambiente laboral.

Quizás le interese: Quién es más sexy: ¿alguien que gasta o alguien que ahorra?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.