¡Se vienen los gastos escolares!

Además de impuestos y pago de cuentas de fin de año hay que hacerle frente desde este primer mes de 2013 a los gastos escolares. ¿Cómo hacer para que la plata le rinda? Diez consejos.

¡Se vienen los gastos escolares! ¡Se vienen los gastos escolares!
El calendario escolar está a punto de comenzar, por esto hay que prepararse para los gastos que se vienen.

El equipo de educación financiera de Asobancaria brinda algunos consejos que puestos en práctica ayudan a aliviar la carga.

El primer paso que se aconseja es hacer un presupuesto de los posibles gastos.

El segundo paso
es el de verificar cuáles artículos del año anterior se pueden reutilizar. Esta recomendación también incluye vestuario y calzado.

Si al hacer el presupuesto y revisar qué puede reutilizar, se da cuenta que no le alcanzará el dinero, entonces como tercer paso se recomienda hacer una lista donde priorice la compra de artículos y lo demás aplácelo para la siguiente quincena. Evite en lo posible endeudarse comprando útiles que pueden esperar.

Lo cuarto que se debe hacer es estar muy atentos al anuncio de ferias escolares en la ciudad, donde las ofertas y promociones son más visibles que en los sitios de ventas tradicionales. En esos sitios se pueden adquirir productos al por mayor y sale más barato.

Quinto, si hay que cambiar el morral o alguna prenda del uniforme adquiera un producto de calidad porque en los meses siguientes le representará un ahorro. Si por el contrario compra algo barato y de dudosa calidad, entonces ya conoce el refrán: lo barato…

Los libros de textos suelen ser el “golpe” económico más certero para los padres, como sexto paso se recomienda no desechar la opción de ir a los mercados de libros usados, quizás buscando con paciencia se encuentran textos en buen estado y a muy buen precio.

Séptimo, en vez de comprar útiles, morrales y cartucheras con los personajes de moda que son más caros, incentive la creatividad en los niños para que ellos mismos los decoren.

El octavo paso es el de no dejarse llevar por el afán de comprar anticipadamente algunos artículos o prendas del uniforme porque si no coinciden con lo solicitado por la institución deberá hacer un gasto adicional.

Para que los niños más pequeños reconozcan sus pertenencias, una vez complete la lista de útiles escolares márquelos con un distintivo que el menor identifique fácilmente, esta novena recomendación es muy útil para ahorrar.

Como última medida, no olvide inspeccionar con detenimiento el listado de los útiles que haga la institución y de tener dudas no vacile en preguntar sobre la usabilidad y la necesidad que tendrán a lo largo del año.
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.