Seis consejos para víctimas de acoso laboral

El hostigamiento en el sitio de trabajo puede tomar varias formas, desde el abuso de palabra de algún supervisor a comentarios crueles o burlas de compañeros.

Tome nota de todos los episodios de acoso, incluidas fechas, horas y circunstancias en que se produjo. Foto Corbis. Tome nota de todos los episodios de acoso, incluidas fechas, horas y circunstancias en que se produjo. Foto Corbis.
Expertos en relaciones laborales dicen que si alguien es víctima de hostigamiento en su trabajo debe denunciarlo y resolver el asunto antes de que el tema pase a mayores y haya una pelea o un trauma psicológico.

Los siguientes consejos le pueden ser muy útiles:

1- Averigüe si su trabajo tiene una política contra el hostigamiento. Muchas firmas la tienen y hay procedimientos a seguir e incluso castigos para el que hostiga.

2- Tome nota de todos los episodios de acoso, incluidas fechas, horas y circunstancias en que se produjo. Esa información es vital para cualquier denuncia.

3- Hable con la persona que la o lo está hostigando. A veces esa persona, ya sea jefe o compañero de trabajo, no se da cuenta de que está haciendo o diciendo algo indebido.

Háblele en un tono profesional. Pero no se enfrasque en una discusión de tono subido. Si no se siente cómodo a solas con esta persona, hágase acompañar por alguien más.

4- Si la charla no resuelve el asunto, acuda al departamento de personal o al supervisor de la persona que la o lo hostiga. Si quien la o lo hostiga es un ejecutivo importante, pídale a otro ejecutivo o a algún allegado al hostigador que lo ayude a calmar las aguas.

5- Siga haciendo su trabajo, para demostrarle a la empresa que es un empleado/a valioso.

6- Si ha agotado todos los canales sin resultados positivos, tal vez sea hora de buscarse otro trabajo. No vale la pena seguir en un empleo que afecta su salud y su desempeño.

Un caso real

Margaret Fiester no es ninguna pusilánime, pero dice que trabajar para su antigua jefa era una pesadilla.

"Un día hice algo mal y ella me puso la mano encima y empezó a gritarme en la cara, '¿por qué hiciste eso?''', relató Fiester, quien trabajaba como secretaria de una abogada.

Ya no tiene que preocuparse más de esas escenas, pero dice que oye muchas historias similares como directora de operaciones de la Society for Human Resource Management, donde a menudo tiene que responder a preguntas sobre acoso laboral.

El hostigamiento en el sitio de trabajo puede tomar varias formas, desde el abuso de palabra de algún supervisor a comentarios crueles o provocaciones o burlas constantes de un compañero de trabajo.

"Es un tema al que los empleadores van a tener que hacerle frente. Va a reemplazar el acoso sexual" como principal fuente de quejas en el trabajo, pronosticó Sharon Parella, abogada de Nueva York especializada en defender a la patronal. "La gente ya no puede ir al trabajo, comportarse como una bestia y no sufrir las consecuencias".

Muchas empresas ya reconocen el hostigamiento en el sitio de trabajo como un problema que puede afectar la moral, hacer que la gente se busque otro empleo e incluso disminuir la productividad. La mitad de los empleadores que participaron en un estudio hecho en el 2011 por la asociación de gerentes reportó incidentes de acoso en el trabajo y una cuarta parte de los propios profesionales de los departamentos de personal dijeron haber sido hostigados alguna vez.

En el St. Anthony North Hospital de las afueras de Denver el director de personal Robert Archibold dice que la mayoría de los incidentes de acoso que ha visto son entre los mismos empleados. En un caso reciente, un empleado se sintió ofendido por algo que dijo un compañero y lo "invitó a salir afuera". El empleado que hizo el comentario ofensivo fue suspendido en el marco de una política en vigor desde hace más de una década.

"Ambientes laborales hostiles, amenazas, hostigamiento", expresó. "Les ves las caras y no te imaginas de donde puede venir".

Una de las razones por las que el tema del hostigamiento en los sitios de trabajo está recibiendo más atención es que los padres que lidian con situaciones similares en las escuelas de sus hijos se dan cuenta de que lo mismo puede suceder en el trabajo.

Algunas empresas han instaurado políticas para lidiar con el hostigamiento, pero agrupaciones defensoras de los derechos del trabajador dicen que no van demasiado lejos.

En Estados Unidos, más de una docena de estados, incluidos Nueva York y Massachusetts, han considerado políticas contra el hostigamiento en los sitios de trabajo en los últimos años que obligarían a las empresas a tomar medidas para prevenir un "clima de trabajo abusivo".

Gary Namie, psicólogo social y cofundador del Workplace Bullying Institute de Bellingham, Washington, en 1997, dice que la recesión agravó el hostigamiento de personal.

"La gente se siente atrapada, no tienen otras opciones laborales", manifestó. "Se quedan en trabajos con un ambiente laboral opresivo, lleno de estrés, tóxico".

Organizaciones empresariales temen que leyes en contra del hostigamiento en el sitio de trabajo puedan generar numerosas demandas sin sustento y obligar a los empleadores a pagar por faltas de los mismos empleados, no de la empresa.

Los empleadores dicen que la gran mayoría de los incidentes de hostigamiento son episodios en los que alguien dice algo insultante, le grita a un compañero o hace circular rumores.

"Se trata generalmente de un jefe o alto ejecutivo que es un idiota y pierde el control", sostuvo Fiester. "Todo el mundo se cuida mucho cuando está con una de esas personas. Le asusta la idea de cometer un error, no quiere abrir la boca, tiene miedo de contradecirlo".

Si el que hostiga es un ejecutivo alto o un director de una firma, un empleado de bajo rango no tiene muchas esperanzas de salir adelante con una demanda de hostigamiento.

"No es sencillo disciplinar a un director de empresa", dijo Fiester. "Es una situación realmente delicada".

La mujer, experta en asuntos de personal, recomienda que el empleado hable primero con otro ejecutivo, que podría tener mejor suerte al plantear el tema.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.