Cuatro casos en los que ganar menos o bajar de cargo no es malo

por Katherinn Cuervo

Si usted se siente aburrido en su trabajo o con lo que está estudiando, o quizás quiere darle un giro a su vida, pero cree que es demasiado tarde, FP le explica por qué debe hacerlo.

Cuatro casos en los que ganar menos o bajar de cargo no es malo Cuatro casos en los que ganar menos o bajar de cargo no es malo

¿Se ha detenido en algún momento a pensar cómo está su vida, preguntándose qué ha hecho, si ha logrado o no sus propósitos y, más aún, si es feliz y está a gusto con lo que está haciendo? Puede que se responda de forma negativa y que, además, encuentre excusas para evadir su responsabilidad de no haber tomado una decisión adecuada, para que las cosas fuesen diferentes. 

Con esto, lo peor es que usted va a estar toda su vida con esa incertidumbre de qué pasaría si hiciera lo que realmente le gusta o le apasiona. Entonces, sentirá el deseo y la ganas de lanzarse al vacío para realizar eso que tanto desea, pero hay algo que lo detiene: el miedo a lo desconocido. Y no hay problema en ello. Cuando usted está en una zona de confort, es muy difícil decirle “no”, ya sea por el salario que gana, por el cargo o posición que tiene en su empresa o porque ya es profesional y realizar un cambio que le haga retroceder le parece una pérdida de tiempo.

Lea también: Los 8 sencillos tips para ser feliz en el trabajo

Pero no siempre tiene que ser así. Es por eso que en Finanzas Personales le damos las siguientes razones para que reconsidere la idea de que retroceder no siempre es tan malo como cree:

  1. Si quiere empezar otra vez: requiere de paciencia. Volver a comenzar con una idea, proyecto o estilo de vida no es tan fácil. No solo por la labor que va a desempeñar sino también por el nuevo aprendizaje que esto le implica.

Puede suceder, por ejemplo, que haga un cambio dentro de la entidad a la que trabaja, quizás dentro de las áreas o departamentos de la misma. Digamos que usted está trabajando en una agencia de publicidad en la parte comercial con el cargo de director y decidió inmiscuirse en el área de producción, porque le llamó la atención o porque eso es realmente lo que quiere hacer. No le de miedo, esta es la posibilidad de que consiga las habilidades necesarias para iniciarse en ese campo y entonces logrará conseguir posición y éxito en el tema. ¡Inténtelo!

Por ejemplo, The Wall Street Journal, entrevistó a ejecutivos prestigiosos que tuvieron éxito al conseguir un trabajo inferior al que ya tenían. Ellos aseguraron que: “Sabían lo que estaban buscando; habilidades en el nuevo puesto de trabajo, que tenían un plan de carrera más amplio en mente, que estaban dispuestos a aceptar un salario más bajo o un perfil reducido para lograrlo”.

  1. Cambio de sector o Industria: este cambio puede llegar a ser más fuerte que el anterior, pues cuando usted hace un movimiento en el mismo sector o industria lo más probable es que ya tenga cierto bagaje de lo que se hace y cómo se hace. Pero, cuándo se interesa por hacer la transición a otra industria totalmente diferente las cosas cambian.

Al respecto, Angel, ex ingeniero de Microsoft, escribe en su Blog Vivir al Máximo, que la persona solo tiene expectativas de lo que podría ser ese trabajo, por lo que es recomendable que primero experimente, use sus tiempos libres para practicar en aquello que más le interese y además, consulte con la gente que ya trabaja en la industria para conocer más del tema.

Por ejemplo, Javier es el director ejecutivo de operaciones de una entidad del sector téxtil y decidió iniciarse como chef porque eso es lo que siempre ha querido. Entonces, entenderá que la experiencia que ha tenido no le servirá para esta nueva profesión, así que es posible que tenga que considerar una disminución en su salario, lo que no significa que este nuevo sector en el que decidió emprender sea malo; todo lo contrario si le gusta y le apasiona muy seguramente logrará el éxito.

Le recomendamos: Los 5 hábitos que lo harán más feliz y exitoso 

  1. No le interesa ascender: “cuando hace lo que le gusta, nunca va a trabajar”, reza un dicho. Y resulta que muchas personas, a menudo, piensan que entre más títulos académicos y profesionales tengan, mayor será la posibilidad de triunfar en su vida. Y aunque puede ser cierto, no aplica en todas las situaciones, ya que si usted lo hace solo como deber y pensando en el dinero, pues ese éxito que tanto anhela nunca llegará.

Si decide tomar un curso vacacional, un taller o un diplomado, lo hace porque le apasiona porque sabe que invertir su tiempo libre en ello le trae satisfacción y cuando esto ocurre las posibilidades de emprender vendrán por añadidura.

Es por eso que es importante encontrar su verdadera pasión. El sitio web The Muse, habla del aprovechamiento del tiempo libre, de la siguiente manera: si usted decidió salirse de su trabajo porque definitivamente no le gustó, aproveche la oportunidad de estar en casa para trabajar en sus habilidades: escriba, consiga un trabajo freelance o pase tiempo en familia. Esto, aunque no le genere ingresos semanales, le ayudará a tener más claridad sobre lo que quiere hacer. Recuerde que solo usted decide.

  1. Regresar al trabajo anterior: cuando decidió irse a aventurar en otra empresa y no le funcionó. Al cabo del tiempo se dió cuenta que en su antiguo trabajo tenía más beneficios y un mejor ambiente laboral así le pagarán un poco menos. Entonces, se le viene a la cabeza la idea de devolverse a su anterior trabajo. Sin embargo, le invade el miedo de que le digan que no o que sea rechazada por haberse ido antes.

Pero no descarte que sería una buena idea esa opción, pues según un estudio realizado por Kronos y WorkplaceTrendes.com, citado en el sitio web Fortune, los ejecutivos y directores de recursos humanos prefieren contratar a las personas que han trabajado antes en su empresa, porque ellos tienen una familiaridad con la empresa y su cultura por lo que será más beneficioso.

Además, según el estudio: “El riesgo de contratar a alguien que no va a funcionar,es mucho menor con un ex empleado que con un ‘desconocido’ ", señala Almeda. "Hay también una influencia positiva sobre otros empleados", por ejemplo, cuando alguien va en busca de pastos más verdes y luego decide volver, añade. "Hace que otras personas piensan dos veces antes de salir."

Quizás le interese: Tres formas de ser feliz en la carrera que eligió

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.