¿Qué tan conveniente es ese trabajo en un call center, para un universitario?

por Katherinn Cuervo

Por lo general, los estudiantes universitarios consiguen este tipo de empleos porque buscan experiencia laboral o para financiar sus estudios. Pero, ¿qué implica tener este empleo?

¿Qué tan conveniente es ese trabajo en un call center, para un universitario? ¿Qué tan conveniente es ese trabajo en un call center, para un universitario?

Ya sea por necesidad o por necesitar dinero para sostenerse o para salir a darse gustos y no pedir a los padres, muchos estudiantes buscan emplearse en vacaciones o durante sus estudios pero, como no tienen experiencia y hasta ahora están adquiriendo conocimientos, ese objetivo puede resultar un poco complicado.

Incluso, en nuestro portal hicimos un sondeo con la siguiente pregunta “¿cuál era el trabajo que hacía mientras estudiaba?” los resultados hasta el momento arrojaron que de 57 votantes hasta el momento, el 19% recibió un dinero extra de los trabajos que le hacían a sus compañeros seguido del 15% que dijo haber tenido un trabajo como mesero o bartender.

Sin embargo, algunos deciden buscar un trabajo más estable que les permita obtener ingresos fijos y sea útil en cuanto a la remuneración. Entonces, esa oportunidad laboral la suelen encontrar en los call center, que en los últimos tiempos han crecido de una manera impresionante, ya que las empresas buscan diversificar la oferta de sus productos o servicios por varios canales, entre ellos los centros de llamadas, que permite una mayor interacción entre cliente o usuario y la compañía.

De hecho, si usted realiza la búsqueda en las bolsas de empleo, encontrará una gran cantidad de ofertas para el cargo de asesor en estos centros. Por ejemplo, plataformas como el elempleo.com registran 2.104, en Computrabajo 1.788 y en Opciónempleo 3.884. Incluso existen casos en los que podrá encontrar la opción de contratación inmediata.

FP le recomienda "Millennials: prepárense para el fin de los call center".

¿Por qué tantas ofertas?

Podrían llegar a ser dos las razones: la primera, porque el negocio ha experimentado un alto crecimiento, sobre todo en organizaciones de venta directa, servicios, atención a clientes y soporte a usuarios. Al respecto, Pedro Pineda, Gerente de Operaciones Algar Tech Colombia, multinacional que integra soluciones de TIC y BPO, explica que “cualquier empresa que ofrezca servicios o productos por pequeña que sea, cuenta con una línea de peticiones, quejas, reclamos o sugerencias; y es cuando una empresa de servicios de BPO, Business Process Outsourcing, de subcontratación de proveedores de servicio y call center, toma valor y comienza a contratar para realizar trabajos de verificación, servicio al cliente, televentas, cobro de cartera, toma de pedidos y encuestas, entre otras

Quizás le interese: Argentina, un imán para los estudiantes universitarios

La segunda razón es la continua rotación de personal, pues las personas que trabajan allí consideran que es un tanto tedioso, ya que el trabajo resulta muy operativo al estar sentado durante ocho horas recibiendo y ejecutando llamadas.

Además, como aseguran cuatro estudiantes entrevistados por Finanzas Personales, están continuamente monitoreados, ya sea por el supervisor, la grabación de las llamadas o la medición por metas que deben cumplir. Entonces, el estrés que se maneja es muy alto, como menciona la estudiante de Comercio Exterior María Fernanda Martínez: “toca aguantarse los comentarios o el mal humor de la gente, pues aunque no les guste que uno les insista con los productos, toca hacerlo porque no se puede dejar ir el cliente tan fácil o, por lo menos, eso es lo que nos dicen”. Ella trabajó vendiendo seguros para tarjetas de crédito y tenía que pedir datos como el número de la cédula, del celular o los últimos de la tarjeta de crédito, lo que generaba desconfianza en los clientes y se disgustaban.

Otra cosa más es que los tiempos de descanso son reducidos y controlados, claro dependiendo del lugar donde se trabaje. En varios casos, llegan a tener de media hora a una hora de almuerzo y los breaks o espacios de esparcimiento son de 10 a 20 minutos. “Hasta los espacios para ir al baño son limitados se calculan que sea máximo 10 minutos”, explica Alejandra Goya, estudiante de Comunicación Social y Periodismo.

Otra cosa usual es que suele ser difícil de concentrarse en una llamada porque los cubículos quedan uno seguido del otro, entonces todos escuchan lo de todos y a esto se le suma la molestia en los oídos por tener la diadema todo el día puesta.

En cuanto a la estabilidad laboral, esta no es muy frecuente ya que, como ellos mismos afirman,  todo el tiempo se encuentra gente ingresando y saliendo. De hecho, uno de estos estudiantes dice que pueden iniciar 20 personas e ir saliendo de a cinco personas por semana. Todos los aquí entrevistados trabajaron en un call center por necesidad, para ayudar con algo a pagar sus estudios y así mismo duraron de cinco meses a un año porque se casaron del trabajo. Pero esto puede depender de la empresa y el sector.

Lea también: Nueve formas distintas para ganar un dinero extra desde su casa

Qué hacen las empresas al respecto

El fenómeno de la estabilidad es un inconveniente que han reconocido las empresas y por eso crean estrategias que ayuden a luchar contra el problema aun sabiendo que la demanda que tienen para ocupar las sillas del centro de llamadas es mucha y es fácil encontrar personal para el cargo de asesor. Sin embargo, de acuerdo con la experiencia de Angela Doriana Faccini, Directora General de Human Dimensions International, empresa consultora en temas laborales y de recursos humanos, se “realizan actividades de crecimiento y desarrollo personal, pausas activas, actividades de integración y rotación de turnos”.

Y es que según cifras de Algar Tech, en Colombia, este negocio genera ingresos por más de $450.000 millones al año y emplea a más de 15.000 personas universitarias, los cuales podrían a llegar a duplicarse en cantidad, ya que no se exigen muchos conocimientos ni mucha experiencia y es que, según una de las estudiantes entrevistadas, las pruebas son básicas son psicotécnicas y ofimáticas.

Ahora Noel González, Jefe de Candidato y Pass de Adecco, empresa de recursos humanos, explica que el perfil de asesor que usualmente busca este tipo de empresas varía de acuerdo con las actividades y servicios que brinde el call center: pueden contar con personas de diferentes grados de formación, desde bachilleres hasta profesionales, pasando incluso por especialistas de algún área en particular.

Así mismo, el salario que ganan no es muy alto. Faccini comenta que puede ser desde un salario mínimo legal de $689.455, para 2016, hasta $1.500.000, dependiendo el área en la que se encuentre y el cargo que tenga. Por otro lado, las oportunidades de ascenso no son muy altas (nuevamente, dependiendo de la empresa) por lo que los estudiantes no lo ven como una oportunidad profesional y, para llegar a cargos como el de un supervisor, deberán tener conocimiento y experiencia en la práctica, es decir, en lo laboral.

Lea también: Los 4 empleos más rentables para los universitarios

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.