Cuando su antiguo jefe lo quiere de vuelta

Hay muchas razones por las que una persona renuncia a su empresa, que van desde un salario bajo hasta un mal ambiente laboral. Otras, simplemente, por crecimiento profesional. Pero si su ex jefe lo volviera a llamar, ¿regresaría a su último trabajo?

Cuando su antiguo jefe lo quiere de vuelta Cuando su antiguo jefe lo quiere de vuelta

Tomar la decisión de cambiar de trabajo, por voluntad propia, puede ser algo positivo o negativo desde el punto de vista que se le vea. Quienes lo hacen con una motivación de tener mejores condiciones y seguir creciendo profesionalmente, más allá de ver solamente el salario, hace que la transición sea mucho más fácil.

Pero entre los aspectos negativos puede verse que dejar un lugar no es nada sencillo: implica volver a organizar su vida, establecer nuevas relaciones, crear nuevos vínculos y, especialmente, abandonar un sitio en el que pudo haber dejado muy buenas relaciones… o no.

Entonces usted empieza desde ceros, en nueva oficina, nuevos retos y así pasa el tiempo. Pero, ¿se ha puesto a pensar qué sucedería si su jefe lo llama y le dice que lo quiere de vuelta? Bueno, quizás su primera reacción sea “depende de las condiciones” y, claramente, de qué tan abiertas haya dejado las puertas en esa última empresa.

Pues resulta que una empresa especializada, Accountemps, publicó los resultados de una encuesta en la que señala que el 98% de los jefes estarían encantados de recibir, nuevamente, a aquellos empleados que se fueron de la empresa en buenos términos. Y en contraparte, el 52% de los empleados a quienes se les preguntó que si regresarían, dijeron que no lo harían.

Entre las razones, lo que pasa es que un empleado que ya conoce las políticas de la empresa y su funcionamiento, requiere de un entrenamiento de menor tiempo; además porque los conocimientos que ha adquirido en otros espacios también pueden llegar a ponerlos en práctica, contribuyendo al crecimiento de la empresa.

FP le recomienda “Diez cosas que le indican que es hora de cambiar de trabajo”.

En sí, hay varias señales que pueden indicar eso, principalmente porque su jefe aún puede mantener un contacto muy fuerte con usted (no necesariamente a diario), pero puede seguir haciéndolo partícipe de lo que sucede en la empresa que dejó.

Otra señal es que puede estar pendiente de usted y su bienestar en su actual trabajo; así como también, sencillamente, se lo puede decir de forma directa.

Si usted es el jefe

Hacer que un empleado regrese (insistimos, nuevamente, siempre y cuando se fue en buenos términos), es algo que no siempre resulta sencillo, como ya le comentamos que se ve en los resultados de la encuesta.

La mayoría de empleados dejan su sitio por varias condiciones pero, al pedirles que regresen, pueden no tener las mejores expectativas en la situación, dado que no solamente les interesará el tema salarial, sino también otros beneficios que puedan llegar a adquirir, ofreciéndoles un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal.

Así, lo importante es conocer cuáles fueron los verdaderos motivos por los que la persona abandonó el sitio y, de ser posible, ofrecerle esas condiciones que hacen que pueda estar interesado en regresar.

No obstante, también es bueno que considere cuáles son las verdaderas razones que lo motivan a pensar que esta persona es la única que pueda llenar la vacante, en tanto que si lo que necesita es una persona con sus conocimientos y actitud en específico o quizá alguien que sea capaz de ofrecerle nuevas ideas y perspectivas a su negocio.

Lea “Saltar de trabajo: la técnica de los Millennials”.

Si usted es el empleado

Si por el contrario, usted es el que quiere regresar a su trabajo anterior, deberá analizar cuáles fueron las condiciones en las que abandonó su puesto y si hay posibilidad de que pueda regresar encontrando una situación mucho más favorable para usted de como estaba cuando se fue, tanto económica como laboralmente.

Analice muy bien la situación, ya que muchas veces las personas que quieren regresar a sus antiguos trabajos pueden hacerlo es por una situación de desesperación o porque el nuevo trabajo al que ingresaron no resultó como esperaba. En esto, es importante demostrar una actitud profesional, que no se vea como “pataleta” sino que simplemente considera que puede aportarle mucho más a la empresa.

Quizás le interese “¿Cuánto tiempo quedarse en un mismo trabajo?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.