| 2016/02/05 17:31

Los 9 errores de lenguaje corporal que arruinan su entrevista

Cuando se trata de conseguir un trabajo nuevo, todo esfuerzo por mostrarse como la mejor opción siempre valdrá la pena. Pero a veces el cuerpo puede delatarlo en ciertas situaciones. Así que ¡cuidado!

  • 1.	No hacer contacto visual: El más grave y el peor de todos. Por más que se sienta nervioso, esta es una de las primeras señales que le indican a un entrevistador que usted no tiene seguridad, además de demostrar poco interés y capacidad de atención. Si es de quienes siente que no puede mantener una mirada, prepárese previamente para su entrevista y procure mantener al menos por 10 segundos la mirada de la persona.
    1. No hacer contacto visual: El más grave y el peor de todos. Por más que se sienta nervioso, esta es una de las primeras señales que le indican a un entrevistador que usted no tiene seguridad, además de demostrar poco interés y capacidad de atención. Si es de quienes siente que no puede mantener una mirada, prepárese previamente para su entrevista y procure mantener al menos por 10 segundos la mirada de la persona. . Foto: Ingimage
  • 2.	Una mala postura: dependiendo de cómo usted se sienta en la silla, habrá un par de claves que usted le dará a su entrevistador. Si es de quienes se “desparrama”, puede mostrarse como alguien arrogante y perezoso. Busque sentirse cómodo, procurando mantener la espalda recta y los hombros hacia atrás. Si esta posición no le agrada, simplemente mantenga su barbilla derecha y los brazos en una posición cómoda.
    2. Una mala postura: dependiendo de cómo usted se sienta en la silla, habrá un par de claves que usted le dará a su entrevistador. Si es de quienes se “desparrama”, puede mostrarse como alguien arrogante y perezoso. Busque sentirse cómodo, procurando mantener la espalda recta y los hombros hacia atrás. Si esta posición no le agrada, simplemente mantenga su barbilla derecha y los brazos en una posición cómoda. . Foto: Ingimage
  • 3.	Juguetear: con un esfero, el reloj o cualquier otro objeto que tenga a su alcance. El significado es evidente: ansiedad. Y esto es algo que la mayoría de empresas no quieren en su nómina, porque son personas que no pueden llegar a tener bajos índices de productividad. Y, nuevamente, todo se trata de la capacidad de concentración que usted pueda llegar a tener.
    3. Juguetear: con un esfero, el reloj o cualquier otro objeto que tenga a su alcance. El significado es evidente: ansiedad. Y esto es algo que la mayoría de empresas no quieren en su nómina, porque son personas que no pueden llegar a tener bajos índices de productividad. Y, nuevamente, todo se trata de la capacidad de concentración que usted pueda llegar a tener. . Foto: Ingimage
  • 4.	No sonreír: así diga que definitivamente es algo que no se le da a usted. Este simplemente es un indicio sobre “su nivel de mal genio” o qué tan dispuesto está a darse a conocer. Una sonrisa lo que hace es mostrar a una persona como alguien cálido y amable que puede establecer buenas relaciones laborales.
    4. No sonreír: así diga que definitivamente es algo que no se le da a usted. Este simplemente es un indicio sobre “su nivel de mal genio” o qué tan dispuesto está a darse a conocer. Una sonrisa lo que hace es mostrar a una persona como alguien cálido y amable que puede establecer buenas relaciones laborales. . Foto: Ingimage
  • 5.	Apuntar: es un gesto que definitivamente pone una barrera entre las personas que están interactuando y, dependiendo de la forma como señale, puede ser un indicio de que es una persona muy “mandona” que no está dispuesto a escuchar las opiniones de los demás. Sin duda, es un gesto muy agresivo.
    5. Apuntar: es un gesto que definitivamente pone una barrera entre las personas que están interactuando y, dependiendo de la forma como señale, puede ser un indicio de que es una persona muy “mandona” que no está dispuesto a escuchar las opiniones de los demás. Sin duda, es un gesto muy agresivo. . Foto: Ingimage
  • 6.	Apretón muy fuerte de manos: o muy débil. Cualquiera de las dos puede llegar a decir mucho de usted. Incluso, hasta la misma posición en la que usted extienda la mano, es una señal de su personalidad: hacia abajo, indica arrogancia; al igual que ofrecer el antebrazo en vez de la mano. Recuerde que lo ideal es que siempre sea de lado, apuntando hacia la persona y con una fuerza justa que no dure más de 10 segundos.
    6. Apretón muy fuerte de manos: o muy débil. Cualquiera de las dos puede llegar a decir mucho de usted. Incluso, hasta la misma posición en la que usted extienda la mano, es una señal de su personalidad: hacia abajo, indica arrogancia; al igual que ofrecer el antebrazo en vez de la mano. Recuerde que lo ideal es que siempre sea de lado, apuntando hacia la persona y con una fuerza justa que no dure más de 10 segundos. . Foto: Ingimage
  • 7.	Brazos cruzados: lo evidente es que se muestra como alguien que está a la defensiva y que pone resistencia. Incluso, dependiendo de la posición en la que lo haga, también está mandando el mensaje de ser una persona incrédula y arrogante, lo que evidentemente pone una barrera para que su entrevistador tenga el ánimo de querer conocerlo más.
    7. Brazos cruzados: lo evidente es que se muestra como alguien que está a la defensiva y que pone resistencia. Incluso, dependiendo de la posición en la que lo haga, también está mandando el mensaje de ser una persona incrédula y arrogante, lo que evidentemente pone una barrera para que su entrevistador tenga el ánimo de querer conocerlo más. . Foto: Ingimage
  • 8.	Sentirse inquieto: y empezar a mirar al techo, jugar con su cabello o tocarse la cara. Estos pueden llegar a interpretarse como gestos de indiferencia ante la entrevista, así como de distracción. Hay unos que son pasables y que se muestran como “nervios” en la entrevista, pero cuando son muy constantes, el augurio no es bueno.
    8. Sentirse inquieto: y empezar a mirar al techo, jugar con su cabello o tocarse la cara. Estos pueden llegar a interpretarse como gestos de indiferencia ante la entrevista, así como de distracción. Hay unos que son pasables y que se muestran como “nervios” en la entrevista, pero cuando son muy constantes, el augurio no es bueno. . Foto: Ingimage
  • 9.	Posición de las manos: ya sea que estén detrás de su espalda o escondidas en los bolsillos o en su chaqueta, tampoco envía una buena señal a su entrevistador. Esto tiene que ver más que todo con un tema de confianza y se muestra como alguien que es poco sociable o que tiene cosas que esconder. Déjelas sobre su regazo o sobre la mesa y muévalas sólo cuando quiera hablar de algo particular. Eso sí, sin hacer el error 5.
    9. Posición de las manos: ya sea que estén detrás de su espalda o escondidas en los bolsillos o en su chaqueta, tampoco envía una buena señal a su entrevistador. Esto tiene que ver más que todo con un tema de confianza y se muestra como alguien que es poco sociable o que tiene cosas que esconder. Déjelas sobre su regazo o sobre la mesa y muévalas sólo cuando quiera hablar de algo particular. Eso sí, sin hacer el error 5. . Foto: Ingimage

Usted puede tener una muy buena hoja de vida, la experiencia ideal para el cargo al que quiere presentarse así como las habilidades y cualidades personales y técnicas. Agendan con usted una entrevista, usted lee la recomendación de FP para saber cómo irse vestido y llega a la oficina de la persona que lo va a atender.

Ingresa, se sienta. Explica su experiencia, responde a las preguntas, demuestra que es la persona indicada. Sale. Se sintió seguro. Pero pasaron varios días y no recibió respuesta. A la siguiente semana lo llaman y le dicen que le agradecen por su participación, pero que no quedó seleccionado. Entonces, usted hace retrospectiva de todo y piensa: ¿qué hice mal?

Quizás no encuentre algún error o detalle particular en su hoja de vida, su formación, su experiencia o su aspecto personal. Pero puede que haya uno que lo haya delatado como una persona nerviosa, conflictiva, insegura o cualquier otra característica que no lo haya mostrado como un buen candidato.

Según los expertos de Career Builder aunque un entrevistador no lo admita de forma directa, la postura de la persona y su lenguaje corporal pueden tener una alta influencia en el proceso de selección de la persona y en tan solo los primeros 5 minutos de la entrevista pueden determinar si es o no un buen candidato. ¿Qué es en lo que usted puede estar fallando?

Aquí hay algunas claves según Forbes, Cheat Sheet y Salary.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.