| 2016/07/14 17:19

Así es como usted hubiera trabajado en una oficina de hace 18 años

La tecnología se ha convertido, sin duda, en una de las herramientas más importantes para la productividad laboral de las personas: todos los procesos ya son mucho más rápidos y eficientes. ¿Cómo será en el futuro?

Si usted hoy tiene menos de 35 años, muy seguramente se acordará de los viejos computadores, máquinas de FAX y teléfonos que se usaban antes del 2000, cuando era solamente un niño o estaba entrando a la adolescencia. Para ese entonces, usted sólo veía como sus familiares lo usaban para trabajar, pero ¿alguna vez se imaginó usted en una oficina de esas?

Así, planteamos este ejercicio para que se dé cuenta cómo han evolucionado los espacios de trabajo, a lo largo del tiempo, gracias a la tecnología. En sí, Intel sugiere que han sido tres las características que han llevado a que sean más eficientes estos lugares:

  1. Facilidad: las máquinas de escribir podían ser buenas aliadas en épocas anteriores, pero ir a una reunión o trasladarse a una oficina siempre implicaba llevar lápiz y papel para poder registrar toda la información, al ser imposible llevar un computador o la misma máquina a la reunión. Incluso, si recuerda, antes existían una gran cantidad de conexiones con miles de cables que, si usted no conocía, podía causar fallas importantes. 
  1. Desempeño sin interrupciones: ¿vió cuánto podía llegar a demorar descargar un archivo o imprimirlo? Sin la evolución de la tecnología, los procesos que hoy vemos como básicos serían bastante complejos y es, por eso mismo, que es necesario hacer una actualización de los aparatos para mantener o mejorar ese nivel de eficiencia. 
  1. No hay un espacio: usted no tiene que ir necesariamente a su empresa para poder trabajar, pues todos los dispositivos hoy ya le facilitan estar en cualquier lugar para seguir o continuar con sus labores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.