Demandas de la clase media de A. Latina son una "enorme presión": BM

El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, celebró el que la clase media latinoamericana se esté expandiendo, aunque mencionó que sus crecientes demandas ejercen también una "gran presión" sobre los Gobiernos de la región.

Demandas de la clase media de A. Latina son una "enorme presión": BM Demandas de la clase media de A. Latina son una "enorme presión": BM
"Hace unas décadas, Latinoamérica era una de las regiones más desiguales del mundo y los esfuerzos de muchos países (...) para sacar a los pobres de la pobreza extrema han tenido éxito", afirmó hoy Kim en rueda de prensa.

Precisó que persiste "una gran desigualdad" en América Latina pero insistió en que "la buena noticia es que la clase media se está expandiendo".

Ese fenómeno, explicó, lleva aparejadas mayores demandas: "Lo que vimos, sobre todo en Brasil, y también en cierta medida en otros países latinoamericanos es que la gente que sale de la pobreza extrema y entra a formar parte de la clase media no se conforma solo con sobrevivir".

El responsable del BM señaló que existe una creciente demanda de mejores servicios de salud y educación y, en definitiva, una demanda por parte de la clase media de "mejores oportunidades para sus hijos".

Para lograr esa movilidad social, Latinoamérica necesitará, según el Banco Mundial, mejores servicios de salud y sobre todo una educación de más calidad para que todo el mundo tenga la oportunidad de convertirse en un mejor líder, o educarse para ser médico, o abogado, o lo que desee.

"Y ese deseo de movilidad y de aspirar a tener la oportunidad de hacer realidad los propios sueños es también una gran presión", dijo Kim, quien puso como ejemplo las recientes protestas en Brasil para demandar mejor educación y acceso a servicios de salud de más calidad, entre otras cosas.

Esas demandas, aventuró el presidente del BM, seguirán escalando.

Sus palabras coincidieron con la celebración de un panel titulado "El alza de la clase media en América Latina y la brecha en la entrega de servicios".

Según un informe reciente del BM, por primera vez los integrantes de la clase media en América Latina (con ingresos de más de 10 dólares al día) son superiores numéricamente a los pobres, que son los que viven con menos de 2 dólares al día.

Pese a este ascenso, la región ha vivido numerosas protestas callejeras para exigir más igualdad y acceso a mejores servicios públicos.

"¿Qué quiere la clase media, por qué se lanza a protestar en países exitosos como Chile o Brasil?", preguntó el exministro venezolano Moisés Naím, que actúa como moderador en el foro.

A modo de réplica, el ministro de Finanzas de Uruguay, Fernando Lorenzo, reconoció que "la prosperidad ha generado más oportunidades para más personas que en el pasado y aumentado para gente que antes estaba muy por debajo en niveles de consumo".

"Pero", precisó, "eso es muy diferente a generar clases medias".

En esto coincidió Marta Lagos, directora del Latinobarómetro, al señalar que es "la clase baja la que está en la calle" en América Latina y apuntó a que lo que buscan las protestas recientes es la búsqueda de igualdad de poder, debido a que las élites se mantienen al frente de la toma de decisiones.

Por su parte, el ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, apuntó que el crecimiento de la clase media es "una gran oportunidad" pero también "el mayor desafío".

Cárdenas mencionó que para que la expansión de la clase media sea sostenible hace falta empleo formal y bien remunerado: "Eso es lo que caracteriza a la clase media en todo el mundo, y ahí necesitamos avanzar en reformas estructurales para fomentar la formalidad laboral".

El titular colombiano dijo que la clave reside también en desarrollar más políticas de inclusión en la región.

EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.