Colombia define estrategia para defenderse de Nicaragua

El presidente Juan Manuel Santos, presentó una "estrategia integral" para defender la soberanía y derechos de los "ánimos expansionistas de Nicaragua", en respuesta a un fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya que consideró "inaplicable".

Colombia define estrategia para defenderse de Nicaragua Colombia define estrategia para defenderse de Nicaragua
En una alocución desde la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo colombiano, Santos fue enfático al afirmar que el fallo de La Haya tiene vacíos jurídicos que no lo hacen aplicable en Colombia, que el país está "indignado" con la sentencia y que defenderá "hasta sus últimas consecuencias" las posesiones insulares colombianas en el Caribe.

Santos se refirió con dureza al fallo de la CIJ del 19 de noviembre de 2012 que, en respuesta a una demanda de Nicaragua, otorgó a ese país derechos económicos sobre 75.000 kilómetros cuadrados en el mar Caribe, al tiempo que confirmó la soberanía de Colombia sobre siete cayos, dos de ellos enclavados, que hacen parte del archipiélago de San Andrés.

"El fallo de la Corte Internacional de Justicia no es aplicable, no es y no será aplicable, hasta tanto se celebre un tratado que proteja los derechos de los colombianos, tratado que deberá ser aprobado de conformidad con lo señalado en nuestra Constitución", manifestó.

El mandatario explicó que la Constitución colombiana establece en su artículo 101 que los límites de la nación "sólo podrán modificarse en virtud de tratados aprobados por el Congreso, debidamente ratificados por el presidente de la República".

Por lo tanto, subrayó, "sin un tratado, el fallo de la Corte Internacional de Justicia no es aplicable" y más enfático aún dijo: "los límites marítimos de Colombia no pueden ser modificados automáticamente por un fallo de la Corte de la Haya".

La decisión de considerar "inaplicable" la sentencia de la CIJ es la primera de cuatro estrategias que Colombia seguirá "en las instancias nacionales e internacionales" para "proteger y garantizar los derechos de los colombianos, defender nuestras fronteras y honrar los tratados" suscritos.

En esa estrategia, que fue diseñada después de consultar bufetes de abogados nacionales e internacionales, tiene especial énfasis la territorialidad del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, del cual también hacen parte los cayos de Roncador, Serrana, Serranilla, Bajonuevo, Alburquerque, Cayo Este-Sudeste y Quitasueño.

Para enfatizar la soberanía sobre esos territorios, Santos expidió hoy un decreto que declara "la existencia de una Zona Contigua Integral", que une todos esas posesiones insulares en el Caribe occidental.

"Esto hace que tengamos una plataforma continental continua e integrada desde San Andrés hasta Cartagena (en el continente) sobre la cual Colombia tiene y ejercerá los derechos soberanos que nos otorga el derecho internacional", subrayó.

El presidente recordó que conoce esos territorios porque los recorrió cuando joven como cadete de la Armada y en años recientes como ministro de Defensa y prometió defender la integridad del territorio nacional.

"Por eso hoy quiero asegurarle a los colombianos: Lo que vigilé como marino y lo que defendí como ministro lo voy a proteger, hasta las últimas consecuencias, como presidente".

El tercer punto de la estrategia consiste en "reafirmar la protección de la Reserva Seaflower", un área de protección de la biosfera sobre la cual Nicaragua, basada en el fallo de La Haya, pretendió recientemente que la Unesco le reconociera derechos.

El presidente no ahorró advertencias a lo que llamó de "expansionismo de Nicaragua en el Caribe" y dijo que el cuarto frente de acción está dirigido a "contener" las pretensiones de ese país en el área, que denunciará en la Asamblea General de la ONU este mes.

Santos se refirió concretamente a la intención nicaragüense de pedir a la Corte Internacional de Justicia que le reconozca una plataforma continental extendida al oriente de San Andrés, que consideró una petición "tan absurda" que extendería la jurisdicción de ese país hasta muy cerca de la costa de Cartagena.

"Esto es completamente inaceptable y quiero que quede absolutamente claro, ¡no lo vamos a permitir de ninguna manera, de ninguna forma, bajo ninguna circunstancia!", sentenció.

Agregó que Colombia tiene el apoyo de países como Panamá, Costa Rica y Jamaica, que también están siendo afectados por las pretensiones nicaragüenses, y que juntos suscribirán una carta de protesta que él entregará personalmente al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, cuando intervenga en la Asamblea General, a fines de este mes.

"Así, de forma clara, tajante y contundente, cerramos la puerta a los ánimos expansionistas de Nicaragua", aseguró.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.