Latinoamérica se pone las pilas para reavivar la integración

Los organismos de integración regional de América Latina buscan recuperar impulso después de los altibajos de 2013 y en los dos primeros meses de 2014 la mayoría tiene previsto celebrar cumbres para reactivar sus agendas y mecanismos.

Latinoamérica se pone las pilas para reavivar la integración Latinoamérica se pone las pilas para reavivar la integración
Sin contar a la languideciente Comunidad Andina, la única excepción en un panorama general de pilas recargadas es la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que sigue sin el consenso necesario entre sus miembros para elegir un nuevo secretario general.

El venezolano Ali Rodríguez, cuyo mandato terminó en agosto pasado pero sigue ejerciendo el cargo de manera temporal, dijo a fines de 2013 que "muy pronto" habrá un nuevo secretario general, pero por ahora no se vislumbra ni siquiera un candidato.

Los gobernantes de los países de la Comunidad de Estados Americanos y Caribeños (Celac) se reunirán los días 28 y 29 de enero en La Habana, así que es posible que allí se trate del recambio de Rodríguez, pues los doce miembros de la Unasur pertenecen a la Celac.

Este organismo de integración fue creado en 2011 a instancias del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, quien se planteó crear una alternativa a la Organización de Estados Americanos (OEA), aunque con Cuba como miembro y sin Estados Unidos y Canadá.

El sucesor de Chávez en la Presidencia venezolana, Nicolás Maduro, propondrá durante la cumbre incluir a Puerto Rico, estado libre asociado de EE.UU., en la Celac, una iniciativa que por ahora solo ha tenido eco en el movimiento independentista puertorriqueño y con la que pretende que la isla "tome el camino de América Latina".

Cuba traspasará la presidencia pro témpore de la Celac a Costa Rica en la Cumbre de La Habana, donde se tratará de concertar planes sociales contra el hambre y la pobreza de ámbito regional.

Según un artículo publicado en el diario cubano Juventud Rebelde el pasado domingo, los 33 países miembros de la Celac tienen "recursos" naturales y económicos suficientes para garantizar la seguridad alimentaria de todos sus habitantes.

Como región, Latinoamérica y el Caribe es la tercera "más grande y más potente" del mundo, el tercer mayor productor de energía eléctrica y el entorno de mayor diversidad biológica del planeta, de acuerdo con ese medio oficial cubano.

La siguiente cita en el calendario de la integración regional 2014 está fijada para el 31 de enero en Caracas, donde se reunirán los gobernantes de los países del Mercosur.

La cumbre marcará el retorno de Paraguay al bloque del que fue fundador junto a Argentina, Brasil y Uruguay en 1991, tras haber estado suspendido más de un año, y el fin a los cuestionamientos a la legalidad de la entrada de Venezuela en 2012, por haberse hecho sin la necesaria aprobación paraguaya.

El Mercosur acude a esta cumbre, dos veces aplazada en 2013, con el importante reto de cerrar este año un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), que ya tiene convenios similares con el resto de América Latina.

Las negociaciones entre ambos bloques se iniciaron en 2001, se paralizaron en 2004 y después de muchos tropezones volvieron a reanudarse en 2012, siempre afectadas por las diferencias entre ambas partes en temas como la política de subvenciones agrarias.

A petición de la UE, el intercambio de ofertas comerciales entre ambos bloques, previsto inicialmente para fines de 2013, se aplazó a comienzos de 2014.

Maduro, que será el anfitrión de la cumbre, a la que asistirá también el presidente de Bolivia, Evo Morales, cuyo país está en el proceso de transición previo a la incorporación al Mercosur como miembro pleno, señaló que buscará "avanzar en la construcción de la nueva agenda de desarrollo, unión y prosperidad" regional.

Después del Mercosur le tocará el turno a la Alianza del Pacífico, la estrella ascendente de la integración regional, a la que Gobiernos como el de Ecuador ven como un intento de minar a la Unasur y otros organismos creados con talante "progresista".

El 10 de febrero los presidentes de Colombia, Chile, México y Perú se reunirán en Cartagena de Indias para sellar el Acuerdo Alianza Pacífico, que será el fundamento de una iniciativa que tiene como principal objetivo eliminar las barreras comerciales, físicas y de todo tipo y facilitar el intercambio entre sus miembros.

La Alianza del Pacífico, que se constituyó formalmente en 2012 en Chile, cuenta ya con 25 naciones observadoras y hay tres países que han solicitado su ingreso.

Los cuatro países de la Alianza del Pacífico representan el 50 % del comercio de América Latina con el mundo y el 35 % del Producto Interno Bruto de la región.

Por último, el 19 de febrero se reunirán en Toluca (México) los presidentes de México y Estados Unidos y el primer ministro de Canadá para relanzar la agenda del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que el pasado 1 de enero cumplió 20 años.

México, para el que el TLCAN ha supuesto sextuplicar su intercambio comercial con Estados Unidos y Canadá, confía en que la cumbre de Toluca permita relanzar la agenda regional y convertir a la zona en la "más dinámica y competitiva del mundo".

EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.