Las tres lecciones que todo líder aprende muy tarde, según Richard Branson
Publicado: 05/10/2017

Las tres lecciones que todo líder aprende muy tarde, según Richard Branson

Si usted está empezando con su negocio como emprendedor o apenas está comenzando a liderar un equipo, le recomendamos que preste atención a estos errores para que no caiga en ellos.

Ser líder es como ser emprendedor, no todo el mundo tiene la afinidad y la habilidad para ocupar cualquiera de las dos posiciones o roles. Lo cual no está mal, pues si algo hay que hacer para triunfar es optar por el camino que más nos apasiona y nos llena de felicidad.

Está bien arriesgarse y tener ambición para crecer profesionalmente, sin embargo, si usted cree que le falta preparación, preocúpese por mejorar sus habilidades y si más bien considera que el peso de un equipo de trabajo no lo puede sostener, lo mejor es que se haga a un lado e intente progresar, innovar o replantearse en otras cosas.

Ahora, lo importante es que usted descubra realmente qué quiere hacer y cuál es el sector que más le conviene, ya que la felicidad es una decisión personal, o por lo menos así lo asegura el director de Performia Colombia Jairo Pinilla,  "no permanezca en un trabajo que no le haga sentir bien, recuerde que siempre se puede hacer algo al respecto. Si tiene un sueño trabaje por él, no espere para comenzar. Proyecte su futuro desde su realidad actual y pregúntese si eso es lo que realmente quiere para su vida”.

Le puede interesar: Quiere ser millonario como Warren Buffet Siga estos consejos

Si su plan de ruta está enfocado en crear una empresa o liderar un buen proyecto que involucre muchas personas, debe considerar sí o sí el manejo del personal y además debe evaluar cómo va a ser para que las personas que lo acompañen sientan el mismo nivel de compromiso que usted cuando creo la idea del negocio, finalmente sin estas personas usted no va a conseguir los resultados que tanto espera.

Por lo general, cuando una persona comienza con un negocio asegura que no va a ser igual que su jefe anterior, que va a comprender porque alguna vez él fue empleado también, lo que no saben es que esto no resulta ser tan fácil como parece, pues los zapatos del jefe, empleador o guía de un equipo son muy diferentes.

En esta posición usted tiene que pensar en todo y responder por todo, tiene que hacer que su gente se sienta feliz, que vean resultados, que estén satisfechos, que sean productivos y que aporten a su labor por un buen tiempo con gran entusiasmo. Es por esto que desde un principio debe elegir a la persona más adecuada.

Antes de comenzar con las lecciones del magnate británico Richard Branson, fundador de Virgin Group, le compartimos algunas recomendaciones de Pinilla para que logre que su equipo de trabajo esté feliz y motivado:

Ahora sí, las lecciones de Richard Branson

Este hombre de 66 años con una fortuna cercana a los  $5.000 millones de dólares, tiene mucho que hablar sobre liderazgo, finalmente comenzó a ser negociante desde que tenía 15 años cuando dejó sus estudios y hoy maneja aproximadamente 300 empresas que hacen parte del Grupo Virgin y que están ubicadas en todo el mundo en diferentes países.

Lea también: La palabra que no debe usar si quiere tener éxito

La experiencia de la vida, en el emprendimiento y en los negocios le ha dejado diferentes lecciones a este empresario multimillonario, por eso hoy le compartimos algunas de ellas citadas por el portal INC que pueden ayudarle a ser un buen líder y un excelente emprendedor:

1. Sus empleados siempre van primero:

Haga que las personas que le colaboran sean sus aliados, ellos tienen que ser su cómplice en todo sentido laboralmente, si ellos sienten su apoyo también lo van a apoyar a usted y por supuesto van a hacer las cosas bien.  No olvide que las personas que trabajan con usted hacen parte de la imagen de la empresa y está en la mayoría de las cosas debe ser impecable.

Branson asegura que “si cuida a sus empleados, sus empleados se encargarán de sus clientes y sus clientes se encargaran de sus accionistas". Además él agrega en una  entrevista con el editor jefe de Inc:

"Si la persona que trabaja en su empresa está 100% orgullosa del trabajo que está haciendo, si le da las herramientas para hacer algo bueno, si están orgullosos de la marca, si se cuidan y se trata bien, entonces van a estar sonriendo, van a ser felices y por lo tanto el cliente tendrá una experiencia agradable. Pero, si a la persona que trabaja para su empresa no se le dan las herramientas adecuadas, no se cuida, no es apreciado, entonces no van a hacer las cosas con una sonrisa y por lo tanto el cliente será tratado de una manera en la que este no quiera volver jamás. Así que, mi filosofía siempre ha sido, poner en primer lugar al personal, después al cliente y por último a los accionistas”.

2. Acepte el fracaso, porque esta es la base para el éxito

No se asuste si las cosas no le salen como lo esperaba porque esto es natural, le pasa incluso a muchos poderosos en el mundo, todos podemos fallar, la clave está en volver a intentar y ser resiliente ante ciertas situaciones.

Es más, del fracaso salen las ideas más creativas e innovadoras que se pueda imaginar, porque cuando usted pasa por una mala situación tiene la posibilidad de evaluar cuáles fueron los errores y corregirlos en una próxima ocasión.

En este sentido, usted como líder no puede recriminar a sus empleados cuando se equivocan, no permita que ellos le teman, más bien déles la posibilidad de probar con cosas distintas, que sean propositivos pues usted no sabe si de ahí salga una idea millonaria.

La opinión de Branson frente al éxito y el fracaso en su compañía es: "nunca hemos estado 100% seguros de que cualquiera de los negocios que hemos iniciado en Virgin iban a tener éxito. Pero por más de 45 años, siempre hemos mantenido nuestro lema: "Hagámoslo, vamos a hacerlo". No se avergüence de sus fracasos, aprender de ellos y empezar de nuevo experimentando contratiempos es parte del ADN de cada empresario exitoso, y no soy una excepción”.

3. La comunicación debe ser en doble vía

A pesar de que usted debe tener un buen discurso y como líder de una empresa o negocio debe saber comunicarse de manera efectiva para que lo entiendan, debe considerar que usted no puede ser el único escuchado por sus clientes, proveedores y colaboradores.

Si algo tienen las personas exitosas en común es que no son “charlatanes” ellos saben muy bien cuándo hablar y por qué hacerlo, porque sencillamente prefieren oír a los demás. Branson entiende que la comunicación se debe dar en doble vía y por eso agrega a la entrevista con Inc lo siguiente:

"Ser un buen oyente es ser un buen líder, hay que escuchar a la gente en primera línea, eso es un rasgo muy Virgen." Escuchar nos permite aprender unos de otros, una empresa excepcional es la que obtiene todos los pequeños detalles a la derecha. Y la gente que está en primera línea sabe que las cosas no van bien, y saben cuándo hay que mejorar las cosas. Y si los escuchas, pronto podrás mejorar todas esas cosas necias que convierten a una empresa promedio en una empresa excepcional ".

Quizá le interese:

Innovación: la clave de éxito de Walt Disney que debería tener cualquier emprendedor

Cuatro gestos que profundizarán tu liderazgo

“Si no te gustan los cambios, la irrelevancia te va a gustar menos”: gurú en liderazgo


FINANZASPERSONALES.COM.CO COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.