¿Cómo lo hicieron? 5 sorprendentes historias de emprendedores que crearon negocios millonarios

por BBC Mundo

Usando veneno de serpiente o las habitaciones vacías de sus casas, estos emprendedores se las arreglaron para sacar adelante sus proyectos y hacer una fortuna que cambió sus vidas.

Maria Hatzistefanis creó un millonario negocio usando "veneno de serpiente y sangre de dragón". (Rodial) Maria Hatzistefanis creó un millonario negocio usando "veneno de serpiente y sangre de dragón". (Rodial)
{code:java} {code};
BBC

Tres de cada cuatro pequeñas empresas que emprenden una aventura comercial no llegan a cumplir los dos años de vida. De las sobrevivientes, muy pocas siguen existiendo al quinto año. Y aún son menos las que terminan convirtiéndose en proyectos tan exitosos como para generar una fortuna. Pero esas son las grandes excepciones que suelen inspirar a quienes tienen el sueño de crear algún día su propio negocio.

En ese mundo de quienes lograron sacar adelante una idea hay historias tan sorprendentes como la de un par de jóvenes -Larry Page y Sergey Brin- que un día de 1998 alquilaron un garaje para inventar un buscador en internet que terminó convirtiéndose en Google. Pero claramente no todos los días se inventan Google, Facebook o Apple.

Sin embargo, más allá de los gigantes tecnológicos y las exitosas historias de startup en Silicon Valley, hay personas comunes y corrientes que desafiaron las predicciones negativas de su entorno y el miedo por endeudarse antes de desarrollar una idea empresarial.

Larry Page y Sergey Brin crearon Google en un garaje. (Getty Images)

Porque si algo se suele repetir entre los emprendedores exitosos, es que sus proyectos suelen parecer un fracaso antes de despegarY, sin quitarles mérito, lo cierto es que casi siempre existe una especie de "golpe de suerte" que les acaba dando el empujón, además del apoyo financiero necesario para mantener vivo el proyecto.

En BBC Mundo hicimos una breve selección de historias sorprendentes publicadas en 2018 sobre emprendedores que crearon millonarios negocios.

Flavio Augusto, el latinoamericano que se hizo millonario usando el teléfono público de un aeropuerto

Cuando le ofrecieron el trabajo había un solo problema: tenía que hacer ventas telefónicas y... no poseía un teléfono ni hablaba inglés. Pero ese obstáculo no impidió que el emprendedor brasileño lograra su objetivo.

Se le ocurrió la idea de utilizar los teléfonos públicos que existían en el aeropuerto de Santos Dumont para transformar el terminal aérea en su nueva oficina. Lanzó al mercado su escuela de inglés de negocios Wise Up, dirigida a un público distinto al de las otras compañías brasileñas dedicadas a la enseñanza de idiomas.

Hoy el emprendedor tiene su propia escuela de inglés, Wiser Education, con ventas anuales de $113 millones de dólares. Y su fortuna personal está estimada en $300 millones de dólares.

Flavio Augusto tiene una fortuna estimada en $300 millones de dólares. (DIVULGAÇÃO)

Cómo Maria Hatzistefanis creó un millonario negocio usando "veneno de serpiente y sangre de dragón"

Las ventas de su empresa de productos faciales se fueron a las nubes cuando la emprendedora se inspiró en la mordida de una víbora para crear un nuevo producto que causó furor. Por años, la fundadora y directora ejecutiva de las marcas Rodial y Nip+Fab había preferido estrategias comerciales más seguras.

La emprendedora cuenta que uno de los ingredientes clave que utiliza en sus productos, replica la reacción que se produce cuando te muerde una serpiente, provocando una especie de efecto de "congelamiento de los músculos faciales".

"Un día estábamos lanzando ideas con mi equipo y como uno de los ingredientes se parece al efecto del veneno de las serpientes, les propuse que nos arriesgáramos y viéramos qué pasaba" . Hoy se estima que las ventas anuales de las dos marcas llegan a cerca de $28 millones de dólares.

El suero de serpiente subió las ventas de una empresa cosmética. (Rodial)

Cómo tres jóvenes pasaron de crear un sitio de citas llamado YouTube a ser millonarios consultores de negocios

Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim lanzaron hace 13 años una web llamada YouTube con un propósito poco parecido al que tiene en la actualidad. Por aquel entonces, era un sitio de citas en línea. La idea fue un fracaso total, pero los tres jóvenes supieron hacer con la plataforma un gran negocio que catapultó sus carrera. Vea aquí su historia.

Steve Chen, Chad Hurley y Jawed Karim fueron los creadores de la primera versión de YouTube. (Foto)

Rupert Hunt, creador de SpareRoom: el empresario divorciado que fundó un millonario negocio con las habitaciones vacías de las casas

Cuando creó el proyecto, este emprendedor nunca se imaginó que él mismo terminaría viviendo en una de las habitaciones que su propia empresa ofrece en el mercado.

Hunt tenía 29 años cuando en 2004 lanzó SpareRoom, como una alternativa para facilitar la búsqueda de habitaciones disponibles en casas compartidas en Londres. Vea aquí cómo sucedió.

A Rupert Hunt se le ocurrió la idea de crear una página web para encontrar habitaciones por su experiencia personal. (Jose Tutiven)

Payal Kadakia: la joven que se puso el desafío de inventar una empresa en dos semanas y terminó creando un millonario negocio

Después de conocer a varios emprendedores, Kadakia se propuso inventar una idea exitosa en solo dos semanas. Finalmente se le ocurrió en apenas 36 horas, se puso a trabajar y la convirtió en un negocio que se expandió por varios países.

Entusiasta del baile y el acondicionamiento físico, Kadakia se dio cuenta de que no era fácil reservar una clase de ballet en Nueva York. "Visité seis sitios web diferentes y no pude saber qué clase era la adecuada para mí", relata. "Había pasado una hora y aún no podía reservar nada".

Entonces se le ocurrió la idea de crear un sitio web que recopilara en un solo lugar todas las clases de danza y gimnasia disponibles en la ciudad y le permitiera a los usuarios hacer sus reservas desde ahí.

Ella le cobraría una comisión a los gimnasios y centros de danza por cada clase reservada. Después de seis meses de investigación, abandonó su empleo en enero de 2011 y se puso a trabajar en la primera versión de ClassPass.

La empresa asegura haber realizado cerca de 60 millones de reservas de clases a través de su sitio web y de su aplicación. Al mismo tiempo, dice que trabaja con 14.000 gimnasios, centros de danza y otros sitios en su sistema de reservas. Aunque no revela su nivel de ventas anuales, la firma consiguió capital de inversionistas externos (incluyendo Google) por $173 millones de dólares.

Forbes estima que Payal Kadakia tiene una fortuna personal de más de $50 millones de dólares. (Stephanie Haller)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.