6 errores que no debe cometer, si quiere dejar de perder dinero todo el año

Cuando se trata de las finanzas de una persona, las malas decisiones pueden tener un efecto similar a una bola de nieve. Si comienza el año olvidando un pago aquí y allá, desorganizado con sus impuestos o no tiene clara una meta de ahorro, se está preparando para una vida financiera desordenada en 2019.

(Getty Images) (Getty Images)

Un nuevo año, nuevas metas, ¿verdad? Es de la naturaleza humana querer comenzar un nuevo año con grandes propósitos para mejorar todo, desde su dieta hasta sus relaciones y sus finanzas. Pero cuando se trata de la agenda financiera de una persona, muchos expertos están de acuerdo en que si los objetivos no son específicos suelen quedar en el tintero.

"Desafortunadamente, ser ‘mejor con el dinero‘ es una meta difícil de cumplir cuando se compara con otras resoluciones", dice Misty Lynch, asesora financiera conductual y planificadora financiera certificada en Twine. "No es como bajar de peso o dejar de fumar, no todos pueden ver su progreso y es poco probable que la gente esté allí para animarlo de la misma manera".

Hay muchos errores financieros comunes que las personas cometen y que se pueden prevenir con solo un poco de esfuerzo y previsión. Comience el año con el pie derecho evitándolos:

#1. No tener un plan

(Getty Images)

Luis Rosa, planificador financiero y dueño de su empresa “Construir un mejor futuro financiero”, dice que uno de los mayores errores financieros que cometen las personas a principios de año es no planear con anticipación.

"La gente simplemente no puede planificar en general a veces", dice Rosa. "Si no tiene un plan, entonces es como un barco sin timón ... por eso es importante ver cuáles son los objetivos que quiere lograr".

Ya sea solo o con la ayuda de un planificador financiero, pregúntese, ¿Quiere ahorrar más dinero? ¿Pagar una cantidad significativa de deuda de préstamos? ¿Comprar su primera casa? ¿Construir su fondo de emergencia? Sean cuales sean sus objetivos financieros, establecerlos desde un principio es vital.

#2.  No reevaluar su estrategia de ahorro

(Getty Images)

Si aún no tiene claro un método, existen muchas formas en las que sí o sí podrá empezar a perseguir su meta de ahorro. Pero antes debe hacer un rastreo de gastos y clasificarlos en categorías de más a menos necesarias. Vea cuáles puede disminuir.

Una vez haya considerado cuánto dinero gastó en el pasado, qué está dispuesto a cortar qué gastos va a mantener, es tiempo de que fije una cantidad mensual a la que se aferrará para sus gastos ‘varios’ del mes. Si fija en su presupuesto una cantidad base mensual para cada uno de los rubros, podrá cumplir con los porcentajes. Eso sí, siempre llevando registro. Vea otras maneras de ahorrar de forma rápida y segura o aprenda más sobre el método Kakebo.

#3. Aplazar sus impuestos

(Getty Images)

No hay ningún daño en empezar a planificarse con sus impuestos. Gary Schaider, un contador público certificado y gerente de Weiss & Company LLP en Glenview, IL, dijo al portal INC que una forma en que puede ser proactivo es organizándose.

Tenga en cuenta cualquier cosa que pueda afectar su situación fiscal y las fechas de plazo máximo para cada uno de los impuestos, aquí puede ver el calendario tributario para 2019.

Esto es imperativo debido a las nuevas leyes tributarias y las formas en que las tasas, exenciones y montos de retención han cambiado, según la aprobada Ley de Financiamiento. Por lo que al final de año, puede estar pagando de más si no se prepara desde antes.

Por ejemplo si su cédula termina en 99 o 00 será del primer grupo que tendrá que declarar en agosto, si a 31 de diciembre de 2018, no contaba con un patrimonio bruto superior a $149’202.000. Tampoco si en el año no tuvo ingresos brutos, consumos con tarjeta de crédito, compras o acumulados en consignaciones bancarias, depósitos o inversiones superiores a $46‘418.000.

#4. No pagar la deuda

(Getty Images)

Tal vez usted gastó demasiado durante las vacaciones. O tal vez usted está harto de compras en línea sin sentido. Por eso es el momento perfecto para crear un plan de pago de deudas.

Comience por establecer un objetivo diferente, como pagar $100.000 adicionales por mes por encima de su pago mínimo de la tarjeta o cambiar a una opción de pago diferente que reduzca el capital de un préstamo más rápido. Estos objetivos más pequeños serán más fáciles de medir al comenzar y también serán más fáciles de lograr. Este método, de salir de las deudas pequeñas primero y luego pasar a las más grandes, es conocido como Snowball.

#5. No revisar sus inversiones

(Getty Images)

Algunas personas olvidan por completo sus portafolios de inversión o incluso olvidan poner ese dinero que les ingresa extra a producir. Por eso pregúntese frecuentemente "¿Cómo está el mercado? ¿Cómo se comportan sus inversiones? ¿Está en cosas más seguras o en cosas más riesgosas?"

Definitivamente, debería considerar esto si tuvo un cambio importante en su vida el año anterior. Por ejemplo, tal vez tuvo un hijo y no quiere correr el riesgo de sus inversiones en 2019. "Es posible que desee cambiar su estrategia", dice Rosa.

#6. Morder más de lo que puede masticar

(Getty Images)

Aunque el nuevo año puede dejarlo motivado, asegúrese de no establecer metas elevadas que serán difíciles de lograr. Después de todo, el 80% de las personas no logran mantener sus resoluciones de Año Nuevo hasta la segunda semana de febrero.

"No piense que todos los cambios serán radicales y globales en su vida financiera", dice Schaider. "Elija una o dos cosas que realmente pueda lograr, dése una palmada en la espalda y pase a la siguiente mes a mes", señala.

Recuerde que los profesionales financieros o las herramientas y calculadoras en línea pueden ayudarlo a proyectar cómo se verán sus metas de ahorro y dinero este año, así que no se deje desinflar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.