| 1/4/2019 3:09:00 PM

Opciones para viajar sin gastar dinero en hospedaje

Si está en búsqueda de ese último viaje antes de empezar con su rutina del año nuevo, pero no quiere gastar más de lo necesario, busque estas alternativas de alojamiento que pueden ayudarle a reducir su presupuesto.

Cómo puedo viajar sin gastar dinero en hospedaje (Getty Images)

Muchas personas creen que para viajar se necesita de mucho dinero para poder gastar en transporte, comida y principalmente, dónde quedarse. Y aunque es cierto que por ejemplo en tiquetes es bastante difícil ahorrar, ya que por impuestos, petróleo y hasta dólar los precios se encuentran ‘por las nubes’, ¿sabía que sí puede ahorrar en alojamiento?

El hospedaje es uno de los principales gastos cuando se trata de viaje, puede llegar a abarcar más del 50% del gasto diario, pero como dice el dicho, “el que busca encuentra”, y si tiene un poco de paciencia y buen ojo para encontrar otras opciones, se sorprenderá.

Hay varias posibilidades de reducir enormemente los costos si está dispuesto a hacer algunas concesiones. Como por ejemplo dormir en el sillón de alguien, intercambiar vivienda con otras personas, cuidar de una casa mientras sus dueños están afuera u ofrecer su trabajo voluntario.

Abundan los portales y las aplicaciones que le muestran opciones de alojamiento, tanto en el país como afuera. Y a veces puede alojarse gratis, o casi gratis, si es flexible con las fechas y está dispuesto a respetar las reglas que le imponen.

#1. El sofá

Couchsurfing es una opción para la gente que viaja sola o en pareja. Dado que va a vivir en la casa de otro, es previsible que tenga que entrar y salir a horas razonables y mantener su espacio limpio.

Así funciona: una persona ofrece el sillón de su casa para que se hospede sin necesidad de pagar absolutamente nada, el único objetivo es conocer personas de otros países. Inscribiéndose en la página web puede solicitar uno en cualquier país de su preferencia, y también puede ofrecer.

Alexander Salas, dueño del canal de YouTube Alex Travelbum, afirma para NerdWallet que renunciar a ciertas libertades vale la pena. Cuenta que la aplicación le permitió alojarse gratis en 15 países.

“Estuve con una mujer en Nápoles que fue la persona más agradable y generosa del mundo, y seguimos siendo amigos”, expresó. “Me preparó todos estos platos típicos de Italia y me paseó por toda la ciudad”.

#2. Intercambios de viviendas

Las ventajas de este tipo de alojamiento son muchas, ya que además de hacer amistades, se vive el destino de una forma diferente, siendo un residente más. Hay muchas páginas webs que ofrecen intercambio de casas como Knok o Home4share. En intercambiocasas.com hay más de 40.000 casas en más de 150 países.

Esta opción ofrece más privacidad ya que va a intercambiar casa con alguien. Melissa Conn, bloguera de The Family Voyage, usa el portal GuestToGuest, que cobra $11 dólares la noche o unos $147 anuales (además de un depósito en caso de destrozos). El anfitrión también puede incluir otros cargos o requisitos.

“Algunos cobran por la limpieza”, dice Conn. Otros sitios “simplemente dejan una lista de cinco cosas que quieren que haga antes de irse. Y están también los que solo dicen ‘deje todo limpio’”. Puede cocinar en la casa y ahorrarse el costo de los restaurantes, y algunas personas ofrecen hasta su automóvil al visitante.

#3. Cuidar una casa

Si no le molesta cuidar mascotas o hacer algunas tareas caseras, puede ver el mundo por muy poco dinero.Nik y Angel Rowel, que tienen el programa Roadtrip with Nik en YouTube, han viajado a Costa Rica y a varios estados de Estados Unidos, entre otros destinos.

A menudo usan Trustedhousesitters.com, que tiene también una aplicación y cobra $119 dólares anuales. Recomiendan que analice las responsabilidades que conlleva el cuidado de una casa y cómo pueden afectar su estadía.

“Si tiene que cuidar una vivienda una semana en Hawai y cuidar de un perro que debe sacar a pasear a la mañana, la tarde y la noche, no podrá pasear por la isla todo el día”, dice Nik Rowell a NerdWallet.

Donde sea que se quede, comuníquese con su anfitrión para asegurarse de que podrá cumplir con lo que esperan de usted. Si necesita una cocina y wifi, por ejemplo, pregunte si tendrá acceso a ellos.

#4. WWOOF o alojarse en granjas orgánicas a cambio de su trabajo

WWOOF son las siglas de “Willing workers on organic farms” o trabajadores dispuestos para granjas orgánicas. Si le gusta el campo y está dispuesto a trabajar en una granja a cambio de alojamiento y comida, esta es su opción.

Puede ponerse en contacto con granjeros del mundo que buscan voluntarios. Ideal para los amantes de las experiencias diferentes y de las labores del campo, ya que es un voluntariado que le permite viajar y a cambio ofrece comida, alojamiento y la posibilidad de aprender sobre los oficios de una granja orgánica. Además ahorra el 100% de su alojamiento.

#5. Helpx

Es parecido a WWOOF pero ofrece, además de alojamiento en granjas, más posibilidades de alojamiento: hoteles, hostales, ranchos, “bed and breakfast” e incluso hogares privados.

Ofrecen alojamiento a cambio de unas horas de trabajo al día y no exigen una estancia mínima por lo que es ideal para adaptarlo a su viaje sea cual sea la duración del mismo.  Si está muy interesado en realizar un voluntariado, aquí le recomendamos 10 tips para que elegirlo o planearlo no sea un dolor de cabeza.

Precauciones

Si estará con extraños, estúdielos primero. Algunos servicios por suscripción tienen formas de verificar el proceso, pero no siempre son tan confiables como le gustaría al viajero.

Amanda Kelly, que viaja sola y genera contenido para Amanda Round The Globe, generalmente trata de quedarse en casas de mujeres. Durante un viaje a Bélgica, señaló, fue engañada por un hombre que se hizo pasar por mujer. “Después de esa experiencia, me gusta tomar más precauciones, ver comentarios y esas cosas”, indicó.

Otras prácticas recomendables:

- Busque anfitriones con varias referencias positivas, fotos y descripciones detalladas.

- Observe cómo se manejan sus anfitriones en las redes sociales.

- Haga una conversación con video con los anfitriones para conocerse.

- Asegúrese de que están de acuerdo en cuanto a reglas y expectativas de privacidad.

- Dígale a algún amigo o familiar dónde se va a quedar.

- Tenga un plan B si el alojamiento no le convence.

-Vea qué otros tips de viaje puede aplicar para que su bolsillo no se vea afectado

*Con información de AP y myguiadeviajes.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.