| 10/26/2018 4:50:00 PM

Convierta su pasión por el arte en una inversión con estos tips

No es necesario tener conocimientos previos del negocio del arte, experiencia en coleccionar arte o títulos en historia del arte para invertir en ello. Aquí le damos algunos consejos para hacerlo, si usted quiere incursionar en este mercado.

¿Cómo y cuándo es buen momento para invertir en arte? (Getty Images)

Todo lo que necesita es un aprecio por las bellas artes, el deseo de comprar y la voluntad de familiarizarse con algunas técnicas simples que le permitirán evaluar correctamente el precio de la obra de arte.

Para empezar, el ámbito del arte está totalmente desregularizado (casi que como el de los periodistas). Cualquiera puede llamarse a sí mismo un comerciante de arte, un artista, cualquiera puede abrir una galería de arte, cualquiera puede vender lo que quiera vender, llamarlo arte y ponerle el precio que desee.

Alguien puede valorar arbitrariamente una obra de arte en $1 millón, $10 millones o $100 millones, tenga sentido o no. Además, todo tipo de transacciones no tradicionales ocurren fuera de los espacios que sirven de hogar de las obras por excelencia: la galería.

Le puede interesar: El multimillonario negocio del arte y por qué ya no necesita ser muy rico para comprar una pieza

Si usted está empezando a adquirir un gusto por el arte, o la verdad le parece más llamativo cuánto puede llegar a valorizarse la obra que usted compre, no hay por qué asustarse si no tiene experiencia en el tema. En esto entran a jugar un papel muy importante los asesores de arte y galeristas, quienes son capaces de determinar los valores justos de mercado y precisar sobre precios disponibles.

En el marco de la Feria Internacional de Arte de Bogotá, ARTBO, realizada anualmente por la Cámara de Comercio de Bogotá, Finanzas Personales consultó a expertos en el tema para explicar a personas primerizas cómo incursionar en el mercado del arte.

Andrea Walker, directora de la galería Aurora, afirma que “los galeristas tienen un compromiso con el artista y con el público, de saber orientar, de saber qué posibilidades va a tener el artista, porque saben lo que está sucediendo en el mercado, entonces uno orienta el comprador para que tenga en cuenta esas características cuando va a adquirir una obra de arte”.

Por ejemplo, Jairo Suárez, coordinador de proyectos expositivos de la feria, enfatiza en la importancia de saber por qué se está comprando y de sentir conexión con la obra. “Debe nacer siempre de un gusto personal, de la primera pulsión que lleva a una persona a comprar. También debe saber cuáles son los lenguajes de su interés, tales como la pintura, el dibujo, la fotografía, la escultura, etc. Creo yo que eso es un buen inicio, entender que esas piezas que uno está viendo y por las que uno siente algún tipo de ‘feeling’, no solamente son estructuras físicas”.

Para invertir en una obra de arte, y saber que no fue víctima de alguien que supo sacar provecho de su falta de conocimiento en el tema, lo primero es empaparse de todo el ámbito, tanto en artistas, galerías, eventos y precios. “Ojalá se involucren en los circuitos de arte, vayan a los museos y estén muy pendientes de lo que está sucediendo en la escena artística, que estén al tanto en internet, que se inscriban a revistas de arte, que lean sobre los artistas y que así poco a poco le vayan cogiendo la línea de arte que les gustaría tener”, comenta Walker.

Es muy importante que verifique en el momento de la compra que la galería sea reconocida, que tenga su documentación en regla, o fijarse en la trayectoria del artista, lo que ha hecho, los premios que ha ganado, las exposiciones en las que ha participado, “tener en cuenta estas condiciones del artista le permite generar un perfil para saber que es una compra sólida y que está consiguiendo un buen producto que seguramente se valorizará en el futuro”, relata Suárez.

Así la obra no sea de un gran precio, siempre es bueno que investigue a qué organizaciones ha pertenecido el artista, y dónde, cuándo o con quién ha estudiado.

Siga leyendo: Una red social no cree en fronteras para encontrar talento artístico y está en Colombia

Para saber si el costo es el adecuado, es importante que sepa que los precios del arte no se extraen misteriosamente de la nada ni se adivinan con un sexto sentido que solo los artistas y comerciantes de arte tienen.

Una vez que aprenda lo básico, evaluar el precio de la mayoría de las obras de arte se vuelve más fácil. Todo lo que tiene que hacer es comparar y contrastar un poco entre el arte que piensa comprar y los registros de ventas públicas y privadas de obras de arte similares que ya se han vendido.

Por ejemplo, si está pensando en pagar $10 millones por una pintura y encuentra un registro de precios de subasta o venta de $5 millones y veinte por menos de $2 millones, tenga cuidado. La pintura de $10 millones puede tener un precio excesivo y, a menos que el vendedor pueda proporcionarle razones concretas para ese precio, tal vez sea mejor esperar.

En el caso de que quiera pedir una rebaja, los precios del arte a menudo son negociables y hacer una oferta es sin duda una opción, pero no regatee solo por el hecho de hacerlo. Asegúrese de tener una buena razón para querer un mejor precio y puede presentar un caso razonable para su solicitud.

Mire otras alternativas

Si usted quiere empezar a invertir en arte, pero cree que no tiene el monto necesario, tenga en cuenta que existe una forma en la que los proyectos de arte pueden estar al alcance de su mano, sin necesidad de que su precio tenga tantos ceros.

Andrea Triana, curadora de la sección libros de artistas de ARTBO, afirma que un libro puede ser la opción. Cuando las obras se pasan al formato impreso, su precio disminuye. Es diferente que compre una obra de arte que vale $30.000 dólares si ya hay un proyecto artístico impreso de ese mismo artista que se imprime en 300, 500, 1.000 ejemplares o más.

“Lo lindo del libro es que le permite al artista abrir las fronteras del proyecto artístico a un público mucho más amplio y no simplemente a la persona que tiene el poder adquisitivo. Le permite que su obra viaje, porque el libro no tiene fronteras. Hay libros desde $15.000 hasta $200.000, precios mucho más asequibles al bolsillo de cualquier persona”, señala Triana.

“Además es una forma del comprador de acercarse al trabajo de los artistas de una manera más íntima porque el libro lo puede ver en la sala, en la cama o se lo puede regalar a otra persona, entonces esa es la intención de quienes editamos proyectos artísticos”.

Así que ya sabe, no importa en qué tipo de situación de compra de arte se encuentre, si no está 100% seguro de lo que está haciendo, pregúntele a un asesor cualquier pregunta que tenga sobre el arte, el artista o las circunstancias que rodean la compra antes de hacerlo. No espere a que sea demasiado tarde. Ahorrar su dinero por adelantado es mucho más fácil que intentar recuperarlo después de gastarlo.

Si quiere saber qué obras de arte puede encontrar por debajo de los $6 millones en la edición número 14 de ARTBO, que se llevará a cabo hasta el 28 de octubre en el Gran Salón de Corferias, le recomendamos visitar el catálogo de nuevos coleccionistas.

FP recomienda: Qué retos debe superar un artista para emprender

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.