Por qué en las cirugías estéticas siempre lo barato sale caro

Colombia es un país reconocido por ser el paraíso del bisturí. Médicos de buena calidad y precios accesibles lo hacen posible. Pero a excepción de otras actividades en las que se puede escatimar en gastos, los expertos explican porqué la cirugía plástica no es una de ellas.

(Getty Images) (Getty Images)

La época de vacaciones siempre es un buen momento para esas personas que buscan hacerse algunos procedimientos estéticos. Tal vez es el momento en donde puede pedir algunos días en el trabajo para tener una recuperación adecuada o simplemente quiere evitar que el resto de la gente se entere, pero las búsquedas entran en su punto más alto.

Según datos publicados por The National Institute of Health, las cirugías estéticas aumentan en diciembre y en enero entre un 40% y 50%. Y Colombia, el cuarto país con más procedimientos cosméticos del mundo, no es la excepción.

Y es que alrededor del mundo el auge de este tipo de procedimientos sigue en aumento, e incluso otro segmento del público ha empezado a interesarse. Y aunque las mujeres invierten bastante en su belleza, desde el año 2000, ha aumentado en un 30% el número de hombres que se someten a cirugías plásticas según The American Society of Plastic Surgeons.

Las cifras hablan de que los hombres que desean someterse a una cirugía plástica suelen estar entre los 18 y los 35 años, y se practican mayoritariamente la rinoplastia, lipoescultura y liposucción.

Jimena Morales, médico especialista en medicina estética de la Universidad del Rosario, afirma que existen dos factores que influyen en este sentido. “Hay un poco más de ingresos a final de año entonces la gente muchas veces espera a esta época para tener ahorrado algo y hacerse los procedimientos”.

“Además está el deseo de verse bien para empezar el año renovado, ya que las personas empiezan a evaluar y a reflexionar sobre su año, de pronto se empiezan a ver cosas que no habían detallado y quieren mejorar para verse bien”.

Sin embargo, no importa si escogió esta fecha para “lanzarse al agua” o si hasta ahora se está preparando psicológicamente, el consejo es que tenga en cuenta que en estos temas, así como en los tatuajes, no se puede ahorrar.

“Las personas deben buscar centros médicos que estén avalados por sociedades médicas, y darle prioridad a la calidad del médico y de los productos, ya que al ser procedimientos selectivos, es decir que uno elige hacerlos, se debe pensar siempre en el lema de “lo barato sale caro”, especialmente porque si se cae en manos de alguien no profesional, se compromete la salud e incluso la vida”, relata.

Muchos han sido los casos de centros de operaciones que funcionan como garajes clandestinos en donde a muy bajos precios se realizan operaciones invasivas como una liposucción o una rinoplastia.

El resultado es que a largo plazo los procedimientos causan efectos colaterales, por lo que las personas terminan invirtiendo el doble de tiempo y dinero para corregirlos o aliviarlos, como el famoso caso de la presentadora Jessica Cediel, que estuvo a punto de perder su vida por un procedimiento hecho con biopolímeros en sus glúteos.

Por eso, si usted es creyente de los chamanes, teguas o curanderos estéticos que afirman que a muy bajo precio tendrá los resultados que espera, desconfíe.

“A menudo llegan pacientes a mi oficina en búsqueda de cirugías reconstructivas, porque fueron a un médico que les prometió algo imposible, que les dejó la nariz casi sin hueso o casos por el estilo. A esas personas les digo que a veces sale más cara la cura que la enfermedad, y por eso es mejor prevenir”, señala el doctor Gustavo Miery, médico otorrinolaringólogo y cirujano plástico facial.

“Lo mejor es que las personas busquen al especialista ideal para sus necesidades, que corroboren su historia, sus datos, y lo más importante que haga parte y sea miembro activo de la Sociedad Colombiana de Cirugia plastica estetica y reconstructiva”, dice.

Cuánto cuesta

El costo de una cirugía plástica colombiana es entre dos y cuatro veces menor que en países como Estados Unidos, por lo que nuestro país es el cuarto destino preferido por los extranjeros para los retoques.

Por otro lado, Colombia es el país donde los cirujanos plásticos realizan más intervenciones al año. Según el último informe de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética, existen aproximadamente, 1.000 especialistas, y cada uno de ellos hace, en promedio 346 cirugías, es decir, 7,05 por cada 100.000 habitantes.

Estados Unidos, por su parte, tiene 6.800 especialistas y cada uno puede llevar a cabo cerca de 229 procedimientos (4,8 por cada 100.000 habitantes). Solo en 2017 se llevaron a cabo 517.000 procedimientos de los cuales 346.140 fueron quirúrgicos.

El Doctor Renato Saltz, presidente de la ISAPS, señala que: “Es importante ver que los resultados publicados de 2017 muestran un crecimiento constante de la cirugía plástica y los tratamientos cosméticos en diferentes países de todo el mundo. Será muy interesante comparar estos datos con los resultados de 2018 que saldrán en 2019, puesto que estamos viendo cifras récord de pacientes que aprovechan las últimas innovaciones en cirugía estética para verse y sentirse mejor”.

En cuanto a los procedimientos más realizados a nivel mundial el número uno fue la liposucción, seguido por el aumento de senos con prótesis, blefaroplastia, rinoplastia y abdominoplastia. En Colombia el primero y segundo lugar fue también liposucción y aumento de senos, pero en el tercero y cuarto lugar estuvieron la abdominoplastia y lipoinyección glútea, quedando en quinto lugar la blefaroplastia (cirugía de párpados).

A continuación vea algunos precios razonables de los principales procedimientos:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.