Gana cerca de $100.000 dólares con su blog y ha pagado sus deudas en solo siete meses

por Katherinn Cuervo

Michelle Schroeder-Gardner se endeudó con préstamos estudiantiles de hasta $38.000 dólares, pero decidió renunciar a su trabajo y pagar su crédito con un blog que creó en 2011.

Instagram Michelle Schroeder-Gardner Instagram Michelle Schroeder-Gardner

A los millennials no se les bautizó con dicho apodo necesariamente por la edad, sino por sus ideales, comportamientos digitales y la forma de ver la vida. Ellos son los que comúnmente sueñan con vivir este tipo de  historias de algunos afortunados que buscaron la forma de salir adelante, viajar por el mundo y lo mejor de todo hacer dinero para sobrevivir.

Porque por más que apoyemos el medio ambiente, digamos que el dinero no lo es todo en la vida y creamos que la mejor experiencia es viajar siendo mochilero, todos disfrutamos de la comodidad, gozamos del entretenimiento y en una que otra ocasión de los lujos y la buena vida.

Como todo en la vida las cosas deben estar equilibradas, usted no puede codiciar el dinero, pero tampoco puede negarse de algunos placeres de la vida, por eso es que debe buscar la forma de encontrar nuevos ingresos o trabajar en cosas diferentes que tengan una mayor rentabilidad.

También puede leer: Ahorró $50 millones y se fue a recorrer el mundo ¿cómo lo hizo?

Es el caso de esta chica que entrevistó Make it. Michelle Schroeder- Gardner con dos pregrados encima y una maestría en finanzas, decidió cambiar “el chip” y buscar un enfoque diferente para ganar dinero.

Su estrategia fue la siguiente: trabajó como analista financiera dónde ganaba cerca de $50.000 dólares al año, que en pesos colombianos vienen siendo $140.000.000 y a la vez decidió comenzar su propio blog a manera de diario, pero al darse cuenta de lo mucho que este le comenzó a generar decidió renunciar a su trabajo y pagar en tan solo siete meses la deuda de $38.000 dólares ($106.400.000) que adquirió para financiar sus estudios.

Su blog “Making Sense of Cents” despegó en 2011 cuando aún estaba estudiando su maestría, sin embargo, todo comenzó como una pasión, ya que, según ella nunca tuvo la intención de monetizarlo. En la entrevista a Gardner afirmó que: “todo fue una forma de evaluar mi progreso financiero para pagar mis préstamos estudiantiles y dejar de vivir de mi sueldo”.

Le puede interesar: Los mejores lugares para viajar en 2018 según Lonely Planet (y el país número 1 está en América Latina)

Sin embargo, después de seis meses se dio cuenta que sus escritos estaban generando dinero y entonces se empeñó en hacer crecer su blog más rápido. Inicialmente recibió $100 dólares, pero después, con el tiempo que le dedicó entre levantarse muy temprano a escribir, permanecer hasta altas horas de la noche y usar parte de la hora de su almuerzo para trabajar en su diario, en 2013 el esfuerzo atrajo $10.000 dólares adicionales por mes.

Fue en este mismo año que renunció a su trabajo y decidió dedicarse a tiempo completo en su blog. En 2016 ganó menos de $1 millón de dólares, pero en la actualidad sus ingresos suman mensualmente más de $100.000 dólares.

Las formas en las que está ganando dinero con su blog según Make it son las siguientes:

  1. La comercialización del afiliado, de donde provienen la mayor parte de sus ingresos $50.000 dólares al mes.
  2. El curso de Marketing de afiliación, en el que enseña cómo ganar dinero en línea. Le gana entre $40.000 y $50.000 al mes.
  3. La publicidad, incluidos los anuncios patrocinados con compañías y la publicidad gráfica. Le gana entre $12.000 y $23.000 dólares al mes.

Al finalizar la entrevista. Gardner aconseja que “si bien recortar el presupuesto es importante para las finanzas, siempre hay un límite de cuánto ahorrar. Lo mejor es que encuentre maneras de ganar más, porque tampoco hay límite en la cantidad de dinero extra que puede ganar en su tiempo libre”. Adicionalmente asegura que tanto ella como su esposo Wes, intentan ahorrar más del 85% de lo que ganan cada mes.  

Hoy en día, la pareja trabaja algunas horas en la mañana, después caminan exploran y en la noche dedican unas horas más a laborar. Viven tranquilos y sin la presión de una persona que exija resultados como en un trabajo fijo, más bien cuando lo desean visitan a sus familiares y amigos, amanecen frente a un océano o pasan la noche al lado de una montaña cubierta de nieve.  

“Comprendemos lo poco que realmente necesitamos vivir y esa es la verdadera libertad”. Gardner

Siga leyendo: Cómo viajar a otro país (en Europa y América Latina) con bajo presupuesto

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.