| 12/18/2017 6:12:00 AM

¿Cuál será la tendencia del dólar en 2018 y cómo aprovecharlo?

La tendencia en los últimos cuatro años ha sido muy similar en la tasa de cambio. Sin embargo, le contamos qué va a pasar en 2018 y cómo lo va a afectar.

Dólar, tendencia de la negociación del dólar 2018 123RF Foto: 123RF

La equivalencia entre el peso colombiano y la moneda estadounidense afecta a todo el mundo, no solo a los empresarios que exportan o importan sus productos, sino también al gobierno y al consumidor para tomar decisiones económicas que afectan drásticamente el bolsillo dependiendo si la tasa cambiaria se va a la alza o disminuye.

Y es que si usted es de los que trae productos del exterior, tiene programado algún viaje por vacaciones, desea enviarle algo a un familiar o está planeando pagar un posgrado o maestría para mejorar su hoja de vida, este tema le debe interesar, pues dependiendo como esté el dólar es que usted debe realizar un presupuesto bien estructurado que le permita saber qué tanto dinero debe ahorrar, cómo lo debe gastar y en qué es más apropiado invertir.

Le puede interesar: La teoría sobre la felicidad que Albert Einstein escribió en unas hojas sueltas, vendidas por $1.500.000 dólares

Recuerde que la forma en la que usted siente la volatilidad del dólar es con el aumento o disminución en el precio de los tiquetes aéreos, los hoteles, los bienes y servicios adquiridos, la visita a los supermercados o los centros comerciales y sobre todo con la compra de aparatos tecnológicos o electrodomésticos que son los que más se suelen importar porque la fabricación y hasta el ensamblaje se hace en el exterior.

¿Cómo ha estado el 2017?

Si revisamos históricamente el comportamiento del dólar, vamos a encontrar que no ha tenido mayor volatilidad y que más bien los últimos cuatro años ha estado estable. De acuerdo con Credicorp, el mercado cambiario parece haber encontrado un equilibrio alrededor de los $3.000 y explican que el peso colombiano ha acumulado casi dos años cotizando en el rango $2.800-$3.200, mientras que ha promediado $2.960 en ese periodo. 

El valor más alto en los últimos años se dio el 12 de febrero de 2016 cuando llegó a $3.434, sin embargo, el mayor dolor de cabeza en algunos sectores, en el mercado y en la gente en general, fue cuando  de un promedio máximo de $1.952. en 2013 se disparó en 2014 hasta llegar a $2.446 en ese entonces subió gradualmente hasta $2.000 en septiembre y después se estabilizó en este promedio por el resto de año. Desde ese entonces hasta estos días no se ha vuelto a ver un dólar en los $1.800.

¿Cómo afecta el alza del dólar?

De acuerdo con la Asobancaria, después de haber tenido ocho años consecutivos un dólar por debajo de los $1.800 y que en tan solo 24 meses haya subido más de un 60% quedando por encima de los $3.200, lo único que se logró fue que el peso colombiano se convirtiera en una de las monedas más devaluadas del mundo.

Sin embargo, como todo en el mundo cuando el dólar tiene un alza o por el contrario cae, hay quienes se ven afectados y quienes aprovechan su cuarto de hora con su negocio para obtener ganancias. El Gobierno por ejemplo se ve afectado con una ‘disparada del dólar’ porque tiene que pagar más por la deuda externa y los importadores también porque le sale más caro comprar los productos o materia prima.

En un cuadro elaborado por la entidad, se explica quiénes se benefician, quiénes no y por qué:

Los que ganan

  • Industrias exportadoras: reciben más dinero sin aumentar sus precios.
  • Sector turismo: precios competitivos para extranjeros y la mejor opción para los nacionales.
  • Remesas: menos gastos para quien envía o bien más dinero para quien recibe.
  • Sector agropecuario: el alto costo de los productos importados hace más competitivos los nacionales.

Los que pierden

  • Importadores: precios menos competitivos que los de la industria nacional.
  • Consumidores: los precios de los productos importados como bebidas, ropa, vehículos, alimentos y piezas de automóviles aumentarán.

Empata

  • Gobierno nacional: un dólar caro compensa en parte la caída del precio internacional del petróleo. Adicionalmente, el Gobierno nacional afirma que este cambio favorecerá las exportaciones no tradicionales y ayudará a los productores nacionales frente a la competencia de productos importados. Por otro lado, el Gobierno debe pagar la deuda externa y está le sale mucho más costosa porque la paga en dólares.

FP recomienda leer: ¿Cómo evitar el robo de sus bitcoins?

¿Qué se espera para 2018?

De acuerdo con el analista de investigaciones económicas de Credicorp, Camilo Durán, se espera que haya una estabilidad similar a lo que se ha visto en lo recorrido de 2017, inclusive desde 2016, en donde se ha encontrado un un rango muy permanente en la negociación del peso de colombiano entre los $2.830 y los $ 3.080 aproximadamente.

“Estamos esperando que ese rango se mantenga en el corto y mediano plazo, es decir, que la tasa de cambio cierre en 2017 en alrededor de los $2.970 o $3.000 y que esta tendencia se mantenga el próximo año también, que cierre en $2.900 en 2018, que oscile en el mismo rango ya mencionado y que promedie en los $2.950”.

En estos últimos años la tasa de cambio estructuralmente encontró un equilibrio. “Si usted es un exportador que tiene pocos costos atados a dólares es muy bueno, comparado con la tasa de hace algunos años cuando estaba en los $2.000, pero para los importadores es mucho más complicado” agrega Durán. Sin embargo, como ya han venido manejando esta negociación del dólar, entonces no se van a tener que preocupar por una alta volatilidad, en teoría ya están preparados para un dólar de alrededor $3.000.

Lo bueno para los consumidores es que como la estabilidad del dólar está muy clara, pueden hacer inversiones a largo plazo. ya que no se ven ni incrementos ni caídas considerables en la tasa de cambio, así que si usted desea puede aprovechar para poner a trabajar su dinero en por ejemplo algunas acciones del exterior.

En conclusión explica el experto, en general, para toda la economía el hecho de que la tasa de cambio sea estable es mucho más positivo en contraste con los dos últimos años cuando había mucha incertidumbre sobre el precio, la gente no sabía si se iba a quedar en $3.000 o si iba a subir a los $3.500 o $4.000 o si más bien iba a bajar de ese nivel. Así que el equilibrio es muy bueno para todos los agentes del mercado que estén involucrados con el mercado cambiario.

TIPS

  • Haga cuentas con el promedio del dólar, es decir, con cerca de los $3.000 ya que lo más seguro es que se mantenga en 2018 en este mismo valor.
  • El costo de viajar con una tasa de cambio de $3.000 es significativo y no va cambiar en los próximos años, así que si su deseo es salir de vacaciones o estudiar en el exterior, lo mejor es que ahorre.
  • Haga cuentas. Realice un presupuesto y no se haga a la idea de que la tasa de cambio va a caer, porque lo más posible es que no pase dentro de un buen tiempo.

Siga leyendo: ¿Cómo conseguir ingresos en dólares desde Colombia?  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.