| 10/25/2017 5:04:00 PM

5 lecciones sobre inversiones que se aprenden jugando póquer

Expertos en inversiones en la bolsa de New York también son aficionados a este juego de azar y sus lecciones son seguidas por personas que quieren ser como ellos. Le contamos algunas.

Inversión, qué relación tiene el póker con las inversiones Kiko Jiménez-123RF

Los juegos de azar han inspirado películas entretenidas y, en otros casos, grandes cintas que han merecido premios. Hollywood y no otro centro del cine lleva la delantera de producciones que han usado el vértigo de los juegos de azar para capturar audiencias. En otras ocasiones, nos pueden ayudar a aprender algunas lecciones para el mundo de los negocios.

Hablando de esas películas, por ejemplo, hay una escena divertida de La Gran Estafa (Ocean’s eleven) donde Rusty (interpretado por Brad Pitt) le enseña póquer a un grupo de jóvenes estrellas de la farándula. Consejos como no mostrar demasiada ansiedad, no mirar mucho las cartas, tratar de esperar a los demás para tomar información, pueden ser aplicados al mundo de las inversiones.

Siga leyendo: ETF‘s, otra opción para hacer rendir su dinero

De hecho, grandes inversionistas como David Einhorn, Steve Cohen, Steve Schonfeld y Carl Ichan se encuentran entre el grupo de los principales inversores, que también pasan a ser jugadores de cartas. Y según el portal Ideasdeinversión.com, hay firmas en Wall Street, como Toro Trading, que creen que las habilidades en este juego de cartas son transferibles a la cotización en bolsa y las incorporaron a sus programas de entrenamiento. Pero antes, le contamos un poco más de este extendido juego de azar.

En el libro ‘Póquer para dummies’, de autoría de Richard D. Harroch, Lou Krieger y Gerard Sierra, se explica un poco sobre su origen. Hay señales que, por su nombre, inició en Francia, pero sus raíces siguen siendo un tema de debate, además guarda similitud con un juego persa y, por supuesto, se cree que nació en el viejo oeste de Estados Unidos, donde se volvió un tema cultural.

El póquer cayó en desgracia porque se relacionaba con rufianes y malas compañías, además de que las películas de western lo asoció con trampas y problemas que terminaban en muertes. Lo cierto es que el mismo cine lo elevó a la categoría de juego de inteligencia, tal vez por las películas de James Bond de antes y ahora y también al auge que logró en los 80 y 90 gracias a los torneos mundiales de póquer, que entregaban jugosas recompensas.

El auge de Internet y la televisión paga que transmitía esos torneos multimillonarios en Las Vegas terminó por darle impulso a esta modalidad, donde la forma de jugar más popular es el Texas Hold’em. Hay póquer abierto, cerrado, de cartas comunes, comunitarias o compartidas o póquer surtido. En todas las formas hay diferentes modalidades donde las categorías más comunes son: el Hold’em, póquer tapado, seven card stud, Omaha hold’em y póquer 224.

Usted puede aprender a jugar en sitios online que permiten partidas sin pedirle que abra una cuenta de dinero real, o simplemente con amigos que sepan. Y mientras aprende, le contamos qué lecciones puede aplicar a las inversiones, cuando se familiarice con las técnicas de este juego.

#1. Necesita conocer su propia estrategia

David Einhorn, gestor de fondos renombrado y jugador de póquer, mencionó en un discurso los diferentes tipos de jugadores que hay y cómo sus estrategias se traducen a la inversión. “Suelta a tipos agresivos y jugarán muchas manos (en casi cualquier juego de cartas) y tratarán de ganar un montón de pequeños botes. Son los traders de intradía de las mesas de póquer. Otros juegan cualquier As o cualquier Rey o dos cartas altas… Yo les compararía con aquellos que operan en exceso sólo posiciones largas en índices. Luego están las rocas. Estas personas se sientan a esperar manos ganadoras (parejas de cartas altas o un As, un Rey…) ¿Podría ser esto en lo que se está convirtiendo Berkshire Hathaway?”, dijo.

Algo parecido hacen los inversores que tienen sus propias estrategias y juegan de maneras diferentes. Algunos, como Chris Ferguson se basan en las probabilidades matemáticas, otro como Gus Hansen son más emocionales. La parte más importante es: identifique cuál es su estrategia para evitar la tentación de ‘perderse’. Las emociones deben mantenerse bajo control.

Un gran jugador como Daniel Negreanu, ganador de la pulsera de oro de varios torneos, ha dicho que “tener estabilidad emocional y control emocional es clave tanto para invertir como para el póquer”.

Le contamos 5 cursos online, gratuitos o a bajo costo, para aprender sobre inversiones

#2. Hay que gestionar muy bien las fichas

En el póquer es suficiente tener una cierta cantidad de fichas en la mesa. En Texas Hold’em es posible recuperar el dinero antes de perderlo todo con un par de cuatros frente a dos cartas mejores y ser uno de los que mejores chances tiene de ganar, pero ese resultado es similar a lanzar una moneda al aire. Ese no es un buen lugar para apostar todo el dinero.

Para los inversores, esto se traduce en diversificar los activos (equivalente a jugar póquer en varias manos al mismo tiempo en la mesa) lo cual es de mucha importancia. Hay que anticiparse y medir la relación riesgo/beneficio de cada mano.

Los jugadores más veteranos conocen la probabilidad de que en una buena carta llegue en cualquier momento del juego. Ese conocimiento les permite apostar basándose en el valor esperado (EV) de su mano. Del mismo modo, los expertos en inversiones asignan un valor a sus activos apoyados en modelos que proyectan en el crecimiento futuro y flujos del precio.

#3. Sea selectivo al jugar. La mayoría de las veces tocará retirarse

Los mejores jugadores abandonan más del 90% las manos iniciales que reciben. Del mismo modo, los inversionistas no necesariamente arriesgan en todas las empresas que llegan a sus oídos, y abandonan. Su astucia les permite discriminar cuidadosamente entre las opciones y esperan las oportunidades para generar ganancias.

#4. Asuntos de posición

Una de las variables más interesantes del póquer es quién ocupa la posición inicial de la mesa y quién cierra. Normalmente, el jugador que habla al final puede quedarse con el pozo, sin dejar que los demás jugadores vean las cartas. También, el lugar donde está jugando determina de quién está ganando y perdiendo fichas.

En el mercado, la posición en la vida debería desempeñar un papel en la selección de activos. No arriesga igual alguien de edad mayor que escoge acciones de alto retorno para un ingreso estable que alguien joven que puede recuperarse de las pérdidas y que está dispuesto a tener sus recursos en varios fondos. La razón por la cual usted está en el mercado debería reflejarse en la elección que hace de los activos.

#5. Observe a las personas, pero no siga su consejo

Después de un par de manos perdidas, es importante que recoja la mayor cantidad posible de información de los demás competidores. Tal vez, observando cómo mueven sus fichas, puede notar si están débiles o fuertes con sus cartas. A menos que usted sea un inversor muy experimentado, se está mejor cuando se observa los movimientos que hacen los demás, en vez de tratar de interpretar los vaivenes del mercado por su cuenta. Ya sea en la bolsa o el juego, no pierda la oportunidad de recoger más conocimientos.

Le tenemos: 10 errores que cometen los inversionistas novatos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.