| 12/1/2017 7:45:00 PM

Las 4 mejores lecciones de negocios que se aprenden en ‘Suits’

Los personajes de Mike Ross, Harvey Specter, Jessica Pearson, Donna Paulsen y Louis Litt no son solo los mejores abogados de Nueva York, sino que enseñan de negocios a través de cada temporada de la serie.

Negocios, lecciones de negocios que se aprenden en Suits Tomada de Suits web oficial

Se tratan como familia, se insultan, se reconcilian, unidos parecen derribar todas las dificultades que se puedan presentar. No solo los han golpeado desde afuera, también por dentro sus propios asociados, directivos, los mismos clientes han tratado de acabar con la que parece ser el icono de los bufetes en Manhattan: Pearson-Specter-Litt, otrora Pearson-Hardman (el nombre cambia conforme cada temporada y van 7).

Alerta: este artículo puede tener spoilers

Siempre la ficción se alimenta un poco de la realidad y la realidad puede aprender de la ficción. Es el caso de ‘Suits: la clave de éxito’, como se conoce en Latinoamérica, o solo ‘Suits’ como la transmiten en Estados Unidos en el canal USANetwork. El nombre sale de un juego de palabras pues siempre los protagonistas de este drama legal aparecen impecablemente vestidos, usando trajes (suits en inglés) y constantemente surgen los problemas, generalmente demandas (lawsuits).

Siga leyendo: 6 programas podcast que le ayudarán a ser exitoso en sus negocios

Pues bien, la última gran noticia para los seguidores es que Rachel Zane (interpretada por Meghan Markle) en la serie prometida de Mike Ross, dejará de aparecer por cuenta de su boda, en la vida real no en la serie, con el príncipe Harry, de Inglaterra. Pero bueno, no nos desviemos demasiado porque queremos dejar al menos estas enseñanzas para cerrar buenos negocios, ya que ‘Suits’ es un complejo rompecabezas de tratos y ofertas que al final, terminan haciendo el día de Mike y Harvey, los dos abogados más hábiles de la ‘Gran Manzana’.

#1. La palabra lo es todo

Mike parece una especie de monje, si se trata de empeñar su palabra ante sus conocidos, sus clientes o su protector, el siempre ambicioso Harvey. Cumple con un trato hasta donde le es imposible, incluso a costa de negociar terribles acuerdos con personas que no siempre comparten sus intereses. En la serie hay rufianes como Frank Gallo que ponen a Mike ante un dilema, cumplir su palabra con Harvey y con Frank, sin embargo, al final las cosas resultan bien para Mike porque ‘un trato es un trato’.

En la vida real, usted en los negocios ofrece algo que es útil, genera confianza y es eficiente. A su cliente, no le puede quedar mal o de ahí en adelante todo se vendrá abajo. Es su palabra la que está en juego y la debe cumplir. Si un proveedor falló, hay que buscar la manera de llegar con el producto que ofreció y terminar el trato.

#2. No hay una sola salida

En uno de los episodios, Harvey le pregunta a Mike sobre qué haría si una persona le apunta a la cabeza con un revólver, pidiéndole hacer algo. Mike responde: “Hago lo que me dice o tira del gatillo”. Harvey le contesta que eso no es así, le puede sacar del bolsillo un revólver más grande, puede ofrecerle un trato o hay otras 146 formas diferentes de salir de la situación.

Eso quiere decir que en una situación difícil, en los negocios siempre hay alternativas, hay que salir a buscarlas y no es fácil, pero el emprendedor, a través de sus conexiones, su propio ingenio y creatividad, va a encontrar la manera de sacar provecho a la situación. Recuerde, en los momentos de crisis siempre habrá oportunidades.

Le tenemos: 8 cursos gratuitos online para aprender sobre negocios

#3. Al final, el fraude se descubre

Lo más importante de la serie es que Mike llamó la atención de Harvey gracias a su memoria eidética, una capacidad que se presenta más en los niños y rara vez en los adultos, que consiste en recordar imágenes con un nivel de detalle muy preciso. Es ideal para un abogado que tiene que recordar la jurisprudencia estadounidense como precedente de los casos. Pero Mike no es abogado, ni graduado de Harvard (requisito indispensable para llegar a Pearson-Hardman), eso no le importa a Harvey. La temporada 6 muestra a Mike tras las rejas. El fraude fue descubierto.

En los negocios pasa lo mismo. La trampa, el engaño, los sobornos, el juego sucio, todos los movimientos corruptos terminan mal y en el camino, usted y sus allegados pueden acabar en la cárcel. Mire qué pasó con Enron, Lehman Brothers, o en Colombia con Dragacol, Interbolsa o recientemente Estraval o Elite. Todo se supo y por más que tuvieran los contactos, los políticos, las autoridades, el final no es feliz para ninguno. Las cosas, si se quieren bien hechas, hay que hacerlas con transparencia.

#4. No olvide la preparación

Rara vez Louis Litt, Harvey, Mike o Rachel llegan desprevenidos o mal preparados ante sus clientes. Le ponen ese ‘tonito’ cuando se presentan y dicen exactamente lo que su contraparte quiere escuchar: una oferta que no esperaban, el dato de qué hará la competencia, el costo de no hacer exactamente lo que ellos dicen. Entonces, sacan una hoja que nadie sabe qué dice, pero por la expresión del cliente parece contar todo: “Amigo, estás en problemas y nosotros te ayudaremos a salir de esta. Pero te costará, y mucho”.

Normalmente, cada negocio tiene su propio desafío, según la actividad económica. Hay competencia, hay talento, el dinero va y viene. Pero lo cierto es que usted tiene cómo prepararse ante el posible escenario, preparar opciones, diseñar un plan por si las cosas pasan de ‘castaño a oscuro’. No se quede solo en ese plan, reúnase como buen líder con los mejores. Arme su propio dream team de Jessicas, Donnas, Rachel, Louis, Mikes y Harveys, y será tan difícil de vencer como lo son estos abogados, así sean de la ficción.

Le puede interesar: 5 realities que debe ver para ser exitoso en los negocios

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.