¿Cómo escoger el fondo de pensiones cuando está recién graduado?

por Paula Moya

Si usted es novato en el tema y está buscando un fondo de pensiones para empezar su primer trabajo, le contamos cuáles son las opciones, para que elija la que usted considere mejor.

123RF-Katarzyna Bialasiewicz 123RF-Katarzyna Bialasiewicz

Uno de los momentos más angustiantes y que generan más ansiedad en la vida es cuando se culmina la universidad y se emprende el camino hacia una carrera laboral.

Puede que en el momento muchos no vean necesario preocuparse por el fondo de pensiones y cesantías con el que tendrán que asegurar un futuro tranquilo, y hay que empezar desde temprano, tratándose de lo laboral, para después no tener que lamentarlo en los siguientes años.

Empecemos por lo primero. Un fondo de pensiones y cesantías es un mecanismo establecido por ley que garantiza que usted tenga una jubilación plácida. Mejor dicho, es donde se deposita el dinero con el que vivirá cuando deje de trabajar. Así que cuanto antes empiece a cotizar (semanas de trabajo durante su vida) mejores opciones tendrá para escoger el fondo que más se adapta a usted y además el que más genere rentabilidad para su cuenta individual para el retiro.

Le puede interesar: Así sube la mesada que reciben los pensionados en 2018

Los dos tipos de sistemas existentes son: el Régimen Solidario de Prima Media con Prestación Definida (más fácil que se acuerde por sus siglas: R.P.M) el cual maneja el Estado por medio de Colpensiones, y el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (R.A.I.S) que manejan las Administradoras de Fondos de Privados de Pensiones (AFP’s) donde operan únicamente Colfondos, Protección, Porvenir y Old Mutual.

Cualquiera de estas debe garantizar a sus afiliados una rentabilidad mínima que se fija mensualmente y está determinada por la Superintendencia Financiera de Colombia.

¿Cuál de los dos sistemas?

En FP consultamos a Porvenir para saber cuál opción es la ideal para un recién graduado. Según los expertos, la mejor opción es optar por una de las cuatro administradoras del régimen privado. ¿Por qué? Existen varias razones.

Primero, porque cuando va a empezar un trabajo sus ingresos aún no van a ser muy altos y es mejor que empiece a ahorrar individualmente. En el Régimen de Prima Media, el ahorro se va a una bolsa común, que junto con un subsidio del Estado, se financian las mesadas de los pensionados. Mientras que en los fondos privados, los aportes para pensión hechos por el afiliado se administran en una cuenta individual a su nombre, la cual procura generar rendimientos para crecer su capital y financiar una pensión en su etapa de jubilación.

Además en los fondos privados existe la posibilidad de pensionarse cuando se tiene ahorrado el capital suficiente para garantizar una pensión de un salario mínimo sin importar la edad de pensión, diferente al régimen de prima media en donde es indispensable tener un mínimo de semanas cotizadas (1.300), 57 años de edad si es usted es mujer y 62 años si es hombre.

Por otro lado, con las AFP se puede mejorar el monto de la pensión si efectúa aportes voluntarios a pensiones obligatorias. En la segunda no hay opción de hacer aportes adicionales para mejorar el monto de pensión, a menos de que haga aportes voluntarios en un Fondo de Pensiones Voluntarias.

Otro aspecto es que en el privado el monto de la pensión depende del saldo de la cuenta individual y es vitalicia. En el público el monto de la pensión depende del número de semanas cotizadas y del Ingreso Base de Liquidación  (promedio del salario de los últimos diez años). Además la persona tiene la opción de seleccionar entre alguna de las múltiples modalidades de pensión como Renta vitalicia inmediata, Retiro Programado, Retiro Programado con Renta Vitalicia Diferida, Retiro Programado sin negociación de bono pensional, entre otras. En el otro régimen no hay esa posibilidad.

Por último si el pensionado fallece y optó por un retiro programado, y no tiene beneficiarios de ley, el saldo que existe en la cuenta individual hace parte de su herencia, mientras que en el R.P.M si no tiene beneficiarios de ley, finaliza el pago de la pensión y no hay entrega de aportes a los herederos.

Colfondos también recomienda que el joven elija dentro de la administradora el fondo de mayor riesgo porque lo que hacen las administradoras del régimen de ahorro individual es que cogen sus aportes y ahorros y lo invierten en el mercado de capitales para que la plata tenga rentabilidad. Como usted aún es joven y su capital no es muy alto, tiene más probabilidades de tener mayor rendimiento a largo plazo.

Las administradoras invertirán su plata en activos de renta fija o renta variable y la cantidad dependerá de lo que se conoce como multifondos. Este esquema usa los recursos de pensiones para destinarlos a los fondos conservadores, moderado, o de mayor riesgo. Siempre puede entrar a buscar en internet los estudios comparativos de la rentabilidad de los diferentes fondos privados, a ver cuál de los cuatro está dando más según su edad e ingresos.

Siga leyendo: ¿Cómo asegurar un dinero extra con su pareja cuando lleguen a la vejez?

Para tener en cuenta:

Cuando usted ya tenga más experiencia laboral y lleve varios años teniendo ingresos, puede tomar la decisión de cambiarse al régimen público, siempre teniendo en cuenta su historial.

Como muchas personas piensan que al pasar los años es mejor cambiarse al público porque, sí o sí, el Estado les responderá por su pensión, el gobierno implementó el programa de doble asesoría, donde una persona, independientemente de cuál régimen o fondo esté, puede pedir que cada una le diga cuánto es el el monto de la pensión proyectada, para que el cambio no termine perjudicándolo. Esto solo aplica para los trabajadores con al menos 37 años (para el caso de las mujeres), y al menos 42 años (para los hombres).

  • Recuerde que en el RPM la liquidación se realiza con base en el promedio de cotización de los últimos 10 años o de toda la vida laboral, mientras que en las AFP’S se construye con el ahorro de los aportes realizados y los rendimientos generados durante toda la vida laboral.
  • Esté siempre pendiente de sus extractos de pensiones. Entre a la página de su fondo y use las diferentes herramientas como las calculadoras para proyectarse.
  • Si se quiere cambiar de régimen debe esperar cinco años. A las personas que les falten 10 años o menos para cumplir la edad de pensión no podrá hacerlo.
  • Quienes están en una administradora de fondos de pensiones y cesantías podrán trasladarse a otra administradora cuando haya transcurrido por lo menos seis meses, contados desde la selección anterior.

FP recomienda: Esto es lo que debería pasar para que los millennials se puedan pensionar algún día

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.