Fideicomisos familiares: la opción para asegurar su patrimonio

por Paula Moya

Cuando de dinero y propiedades se trata, la familia nunca está exenta de entrar en pleitos legales o de tomar malas decisiones con sus activos. Esta figura los protege de ello.

iStock Photo iStock Photo

El esfuerzo y la dedicación de una vida de trabajo pueden llegar a dar grandes resultados. Se compran una casa, algunos vehículos, incluso un apartamento para vacacionar y todo esto constituye su patrimonio familiar.

Pero puede pasar que el padre o la madre muera, que los hermanos se peleen o que alguno tome una decisión errónea sin consultar con los demás. Por lo que con la constitución de un fideicomiso se puede evitar esto ya que se limita o restringe la venta de los bienes, se constituyen derechos de preferencia para la cesión de los derechos, se realizan inversiones específicas o se asignan rentas forzosas a cierto tipo de beneficiarios como padres o miembros familiares en estado de necesidad.

Le puede interesar: Derechos fiduciarios: una opción de inversión desde 16 millones

Para Mario Estupiñán, presidente de Fiduoccidente, es un vehículo que permite brindar soluciones para la transición generacional, establecer la dirección del patrimonio familiar para la prevención de conflictos, asesorar para la toma de decisiones de inversión y ejecutar la administración de bienes.

Es decir, un padre de familia y/o madre de familia tienen unos bienes, y quieren proteger ese patrimonio familiar para ellos mismos y para su familia, lo que hacen es constituir un fideicomiso, que es transferir jurídicamente los bienes a un fideicomiso, para que este se vuelva el dueño y tenga los derechos fiduciarios. “En ese orden de ideas lo que busca un patrimonio familiar es protegerlo y generar un esquema de sucesión en vida o después de la muerte para protección de toda la familia”, afirma Ernesto Villamizar, presidente de Credicorp Capital Fiduciaria,

Algunas de sus ventajas, además de proteger el patrimonio, es que genera un esquema de planeación sucesoral, un esquema que tributariamente puede tener eficiencias y que además le lleva la contabilidad a la gente, ya que no tiene que tener contador o un revisor y no tiene que tener cámara de comercio.  

Por otro lado resulta mucho más eficiente que constituir una sociedad familiar ya que para Villamizar usted debe preguntarse, ¿se imagina tomando decisiones en una junta directiva de una sociedad cuando son ajenos al mundo de los negocios? ¿sabe de temas de como el IVA, predial, de ICA, etc...?¿quiere ser el representante legal, presentar declaraciones y renovar matrícula mercantil y hacer medios magnéticos? “Si esa estructura no le importa pues haga una sociedad que puede ser menos e igual o más costosa que un fideicomiso, pero esto conlleva una serie de obligaciones, gastos, y costos. Entonces debe mirar, especialmente con su abogado y su asesor tributario si le conviene o no”.

Estupiñán afirma que es importante resaltar que estos son un vehículo que se estructura de acuerdo a la necesidad particular de cada familia. “Existen fideicomisos en donde la familia requiere una única actividad por parte del Patrimonio Autónomo y otro en donde se estiman muchas más actividades de inversión, de redacción de un gobierno de familia o de mantener la propiedad de varios bienes inmuebles o acciones, entre otras. Así que se debe identificar muy bien la necesidad de la familia y con esto estructurar el producto ideal que cumpla con sus objetivos.

Como un fideicomiso es un mecanismo de recaudo y pagos, esto significa que puede llegar a gestionar todos sus pagos para que usted se deje de preocupar por ello. Si tiene un portafolio de inversiones quien recauda los intereses es el fideicomiso, quien paga la administración del edificio, el IVA que se haya generado, le puede pagar la tarjeta de crédito, le puede pagar servicios públicos, consignarle en la cuenta corriente, e incluso la medicina prepagada. Puede encargarse de gran parte de los pagos que hace una familia en el día a día.

Siga leyendo: En qué productos de finca raíz debe invertir en el extranjero

¿Qué pasa si la cabeza de familia muere?

Si la persona hizo una sucesión en vida y fijó unas reglas de gobierno cuando dejara de existir, este es el escenario para el cual se hace un fideicomiso. La cabeza de familia muere pero ya le había cedido a sus hijos o a su señor o señora derechos fiduciarios entonces lo que dice el fideicomiso es que mientras esa cabeza de familia exista quien da las órdenes es él, y cuando ya no esté surge un mecanismo de gobierno nuevo que se llama comité fiduciario.

“Es maravilloso porque para eso se contrató y está bien pactado. Puede ser que no se haya cedido los derechos fiduciarios en vida sino lo que tiene esa cabeza de familia son derechos fiduciarios entonces esos entran en sucesión pero no el inmueble específico, no la finca específica, sino unos derechos fiduciarios que tienen unas reglas de actuación”, dice Villamizar.

Por ejemplo, puede ser que el comité fiduciario estipule que para efectos de vender la sociedad operativa que es la que le ha generado la riqueza a la familia no se hace con el 51% de los votos sino con el 90%, que para vender o comprar un inmueble el quórum tiene que ser el 70% y no el 51%, que para tomar otras decisiones se apruebe el 51%.

O que el comité fiduciario esté compuesto sólo por miembros de sangre, o por 2 miembros de sangre y un externo de las mejores calidades, o que los derechos fiduciarios no se pueden dar en prenda o no tienen un derecho de preferencia o que no se pueden vender. También que el fideicomiso dure hasta que la hija menor cumpla 35 años. Esas son reglas de gobierno que se crean al momento de firmar el contrato del fideicomiso y que protegen los intereses iniciales con los cuales se constituyó.

Por último cabe recordar que por ser una gestión bastante alta y específica, las fiduciarias cobran una alta comisión por su trabajo, lo que hace que para patrimonios no tan grandes sea muy costoso. Para patrimonios superiores a $6.000 millones es una alternativa adecuada.

Y aunque parezca un alto valor, la verdad es que no se compara con la tranquilidad de una familia que sabe sus activos serán administrados por alguien que velará por sus finanzas familiares.

FP recomienda: Cómo ahorrar gastar e invertir en familia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.