| 2018/12/07 15:27

Políticos y funcionarios de Estado que se rajan en sus matemáticas

Repasamos en este video las ‘metidas de pata’ en matemáticas más graves de los últimos días y al final de este artículo, le contamos de una rareza en una suma matemática que se da solo cada 1.000 años.

¿Por qué nos cuesta tanto las matemáticas? Desde que la civilización empezó, el manejo de los números ha sido fundamental para resolver problemas cotidianos. Por ejemplo, los romanos se caracterizaron por sus largos números, basados en las letras. Esa forma fue efectiva hasta que las cantidades se hicieron demasiado complicadas, especialmente en lo que tenía que ver con el manejo contable del imperio. La implementación de los números indoarábigos y la creación del 0 llevaron a manejar cifras mucho más grandes y resolvió un problema de cantidades.

Sin matemáticas los grandes inventos de la humanidad no serían posibles: la bombilla de luz, la aviación, la computación que llevó al hombre al espacio, hasta los mismos cohetes. Por eso, es tan importante unas buenas bases en la ciencia de los números. A muchos nos parece una cosa de genios poder manejar las matemáticas. Sencillamente, es una de las inteligencias más difíciles de adquirir porque lo que nos enseñan en la escuela es a memorizar las cifras, sin usar mucho una habilidad importante: el razonamiento y la lógica.

Le tenemos:Qué es la inteligencia, qué tan importante es y por qué no debería decirle a nadie que es inteligente

La inteligencia lógico matemática es la que es definido por los psicólogos como nuestra capacidad de razonamiento formal para resolver problemas relacionados con los números y las relaciones que se pueden establecer entre ellos, así como para pensar siguiendo las reglas de la lógica, según el portal Psicología y Mente.

En la inteligencia lógico-matemática se dan la mano la matemática y la lógica porque pensar a través de ambas requiere seguir las normas de un sistema formal, desprovisto de contenidos: uno más uno es igual a dos, sean lo que sean las unidades con las que se trabaja, al igual que algo que es no puede no ser, independientemente de lo que se trate. En definitiva, estar dotados en mayor o menor medida de inteligencia lógico-matemática nos permite reconocer y predecir las conexiones causales entre las cosas que pasan (si le añado 3 unidades a estas 5, obtendré 8 porque las he sumado, etc.).

Siga leyendo: El método para mejorar la memoria que no requiere ningún esfuerzo

Las fallas de los políticos

Eso que acabamos de describir es lo que parece haberle faltado a personajes de la talla de María Fernanda Cabal y Ernesto Macías, los dos políticos colombianos que recientemente han adquirido fama en las redes sociales por su poco razonamiento matemático.

La salida en falso del ministro de Defensa, Guillermo Botero, también tiene una mención especial, al dárselas de sobrado con su respuesta de cómo se llegaba a la cifra de 6.000 parques naturales recuperados.

El ex presidente venezolano, Hugo Chávez, también era muy bueno para sacar cifras malas, como las que resultaban de sus fallidas multiplicaciones. Lo peor es que el auditorio entero prefería mantener la boca cerrada, que corregir a su máximo líder.

Y así se podría seguir el listado, pero con reinas, personalidades, directivos, que usan la cabeza mal para hacer las cuentas matemáticas. Ahora si quiere desarrollar la habilidad de llevar los números en la cabeza y sacar algunas sencillas operaciones de manera fácil y rápida, las siguientes 3 recomendaciones de cómo estudiar matemáticas, dadas en el portal www.goconqr.com, le pueden ser de utilidad:

#1. Práctica, práctica y más práctica

Como todo don, se necesita hacer muchos ejercicios para perfeccionarlo. Para aprender hay que lanzarse con todo y hacer operaciones matemáticas. Cuanto más usted practique le irá mucho mejor. Cada ejercicio tiene particularidades y es importante haber realizado el máximo número con la adecuada antelación a un examen.

#2. Revise los errores

Es importante revisar los resultados y durante el proceso, detenerse en el error para comprobar en qué se ha fallado. De nada sirve comparar un resultado con otro que realizó el mismo ejercicio, sin saber en qué se ha fallado.

#3. Domine los conceptos clave

No intente aprenderse todo de memoria, los problemas matemáticos pueden tener miles de variantes y particularidades, por lo que es inútil aprendernos problemas de memoria sin entenderlos. Es cambio, es mucho más efectivo dominar los conceptos importantes y el proceso de resolución de los problemas. Las matemáticas son un proceso secuencial donde se debe tener muy buenas bases y fórmulas esenciales.

Y por último, le dejamos esta curiosidad matemática que solo pasa una vez en 1.000 años:

FP recomienda: Las 8 cosas que debe hacer para tener más inteligencia emocional

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.