| 2/7/2017 12:08:00 PM

¿Por qué el bitcoin podría hacerlo perder su dinero?

Su presencia es un desafío para el sistema financiero establecido. Acá explicaremos su comportamiento frente al oro y el dólar. ¿Quién juega el papel de “bueno, el malo y el feo” de esta película?

Bitcoin, qué debe saber sobre el bitcoin 123RF Foto: 123RF

¿“El bueno, el malo y el feo”?

-¿Es bueno el oro?

Es la única moneda que nunca engaña, por cuanto siempre conserva su valor. Un ejemplo clásico que muestra que el precioso metal no se deprecia es que hace 100 años, con una onza de oro, podía comprarse un traje de alta calidad en la famosa calle Saville Row, en Londres. Hoy en día con una onza de oro puede comprarse un traje similar.

-¿Es malo el bitcoin?

El simple hecho de ser ilegal ya lo convierte en malo. Sin embargo tiene otras características que corroboran ese calificativo: facilita transacciones ilícitas como la financiación del terrorismo, el lavado de dinero y otras actividades que quieren escapar del control de las autoridades.

-¿Es feo el dólar?

No es ni feo ni bonito. Es simplemente el comodín del Sistema Monetario Internacional, intercambiable por cualquier otra moneda, incluyendo el oro y el bitcoin.

Sobre el bitcoin, le tenemos Las 5 claves para entender eso del Bitcoin

El oro, el bitcoin y el dólar

-¿Por qué traigo a colación estas monedas?

Porque el próximo 16 de marzo, en Washington, se repetirá un evento que podría mover la economía global, como ya ha ocurrido, haciendo que los inversionistas se preocupen y traten de tomar posiciones defensivas en oro, o que se entusiasmen e intenten especular con productos muy volátiles como las criptomonedas.

Quienes han especulado con este tipo de monedas virtuales han ganado cantidades ingentes de dinero durante estos eventos: en 2011, por ejemplo, el bitcoin subió 9.760 % en seis meses, y en 2013 subió 8.218 % en nueve meses. Muchos fanáticos de esta criptomoneda esperan ganancias similares en 2017.

-¿Será posible repetir este comportamiento?

Muchos entusiastas del bitcoin lo ven no solo posible sino altamente probable; hasta el punto de que ya han tomado posiciones haciendo que el precio haya superado los 1.000 dólares; algo que ya ocurrió en 2013, en un suceso similar al que se espera el próximo 16 de marzo. Sin embargo, el precio se desplomó hasta 200 dólares en 2015.

El evento que ocurrirá el próximo 16 de marzo tiene que ver con el presupuesto de los Estados Unidos. La Ley 5748 establece que el Congreso de ese país debe controlar el gasto público por medio de un mecanismo conocido como “el techo de la deuda”; lo cual implica que el Congreso debe fijarle un límite de crédito al gobierno para evitar que este gaste y se endeude más de la cuenta.

Algunos han aprovechado la novedad del bitcoin para engañar, como por ejemplo Nada que aprende la gente ahora se dejan engañar con monedas virtuales

Pero el gobierno, como cualquier persona que gasta más de lo que gana, tiende a excederse en sus gastos y requiere endeudarse por encima de su límite de crédito para cubrirlos; es entonces cuando debe acudir al Congreso para solicitar que le aumente el límite de endeudamiento.

Algunas veces esta situación conlleva a una batalla política feroz entre demócratas y republicanos que crea turbulencia en los mercados, genera crisis de confianza en el dólar, e incrementa la demanda de monedas  alternativas como el bitcoin para especular, o el oro para protegerse.

Tanto el riesgo como el rendimiento de uno y otro varían sustancialmente, dependiendo del escenario que se presente:

  • Escenario 1: Si demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo fácilmente para resolver “el techo de la deuda” y se produce la turbulencia esperada, los inversionistas en oro lograrán un crecimiento moderado de su inversión, mientras que los especuladores en bitcoins podrán duplicar o triplicar su dinero.
  • Escenario 2: Si el Congreso resuelve el tema sin causar revuelo, el  oro caerá levemente, mientras que el bitcoin puede desplomarse a la mitad, la cuarta parte o aún menos.

Conclusión: No veo el bitcoin como un producto de inversión, sino simplemente como una novedad especulativa de corto plazo.  No imagino a un inversionista adquiriendo bitcoins para su fondo de pensión o para la educación de sus hijos. Por lo cual no le auguro un futuro promisorio.

Se trata de una moneda que está luchando contra el sistema financiero global, y la experiencia muestra que son muy raras las ocasiones en las que se puede ganársele al sistema establecido. Sin embargo, pienso que el concepto sí puede ser de gran utilidad y podría ser utilizado, de alguna manera, en el Nuevo Sistema Monetario Internacional.

Con respecto a la fuerte subida que ha tenido en los últimos meses, superando la barrera de los mil dólares, pienso que es un reflejo del evento esperado en marzo de 2017 y que ya el precio ha incorporado gran parte de la expectativa de crecimiento. De no darse la esperada turbulencia del mercado causada por el “techo de la deuda”, la caída puede ser monumental.

No soy partidario de arriesgar dinero en criptomonedas, pero el ejercicio de participar en esa aventura como minero sí me parece muy interesante, por cuanto es un verdadero desafío para personas que disfruten los retos del ciberespacio. La minería, para “crear” esta moneda, consiste en resolver complejos problemas matemáticos, cuya solución debe ser  aprobada por otros expertos en la materia.

Una vez la comunidad que acepta el bitcoin como medio pago, concuerda en que el problema fue resuelto efectivamente, la nueva fórmula, ecuación o nódulo, o como quieran llamarlo, entra a formar parte del sistema,  y el desarrollador puede incluirla en su cartera como ganancia neta. ¡Todo un reto!

El oro, por su parte, también está haciendo lo suyo.  Solamente en el primer mes del año aumentó el 7 %, y su crecimiento se mantendrá sólido en el corto, mediano y largo plazo. El oro sí es una verdadera inversión que debe ser incluida en el fondo de pensión o el portafolio para la  educación de los hijos.

Todo lo referente al oro como inversión lo compartiré con mis lectores en mi nuevo libro «EL TESORO ESTÁ EN EL ORO», que estará próximamente en las principales librerías del país.

Contacto:

rigobertopuentes@pmacolombia.com

También le puede interesar: Los 5 productos ilegales que más se venden en internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.