| 11/13/2018 4:04:00 PM

Beneficios escondidos de algunos seguros

Al momento de adquirir vivienda, una tarjeta de crédito o un préstamo de vehículo, hay algunas pólizas que están atadas a estos productos y que ofrecen asistencias para ser aprovechadas cuando el seguro no es utilizado. Acá se las resumimos.

cuáles son los beneficios escondidos de algunos seguros iStock

Con el paso del tiempo se ha fortalecido la cultura de los seguros en Colombia, en gran parte, impulsada por las exigencias que las instituciones financieras hacen de la adquisición de los mismos, como requisito necesario para el otorgamiento de créditos en sus distintas modalidades.

Así las cosas, con la adquisición de cualquier tipo de crédito, usted debe asumir los costos del seguro de vida; si el crédito es de vivienda, debe tomar el seguro que cubre a la propiedad objeto del crédito contra incendio, rayo, terremoto y otros desastres naturales, mientras que, si el crédito es para la compra de un vehículo, es de obligatorio cumplimiento la toma del seguro contra todo riesgo.

Es natural que, para el cliente del común, el seguro sea un costo adicional al pago que debe hacerse periódicamente de la cuota de un crédito. Sin embargo, más allá de asumir los costos, es de indiscutible importancia tener claro qué es lo que dice la letra chiquita, la cual no siempre busca proteger a las aseguradoras, en muchos casos en ella se encuentra el detalle de los derechos que se adquieren en el momento del pago de cualquier póliza.

Le tenemos: Cuáles son los gastos que más golpean el bolsillo de los caballeros

Revise muy bien. Aquí le relacionamos algunos de los detalles, adicionales a la entrega de un valor por el fallecimiento de un ser querido, que puede amparar una póliza de seguro de vida, los cuales son desconocidos por la mayoría de nosotros:

    • Cubrimiento exequial, conocer si la que usted ha tomado lo tiene le ahorra el valor de la póliza específica para este siniestro.
    • Una parte del costo de la póliza puede constituirse como ahorro el cual puede ser reclamado en el momento en el cual se decida no continuar con la póliza contratada.

  • Si usted no quiere pagar mensual o anualmente, existe la posibilidad de que, mediante un solo pago, usted adquiera una póliza que le cubrirá hasta una fecha determinada, previamente informada por la empresa aseguradora.

  • Cubrimiento de enfermedades de alto riesgo.
  • La desaparición es otro de los riesgos que puede estar protegido en una póliza.
  • Incapacidades totales o permanentes, desmembración, homicidio, suicidio, etc.
  • Cobertura en vuelo.

Algunas pueden ser consideradas como muy específicas o incluso innecesarias. Por ejemplo, existen en el mercado pólizas que cubren el valor de la matrícula en caso de accidente o el reembolso de los gastos del maquillaje perdido en caso de ocurrencia de alguno de los siniestros relacionados en la póliza.

Siga leyendo: Se nos metió el mundial y con él el dolor de cabeza para el bolsillo

Otra póliza de común uso en el mercado es la de vehículo. El cubrimiento más común es el daño a terceros, sobre el cual, normalmente no existe la obligación de cancelar un deducible por el siniestro que pueda ocurrir. Además de este riesgo, otros que están cubiertos pueden ser:

  • Daño en el vehículo propio (pagando un deducible cuyo valor más bajo es un salario mínimo legal vigente).
  • Hurto del vehículo.
  • Daños a terceros. En este caso es importante aclarar que, además de la protección dada por el SOAT, una póliza puede proteger de posibles demandas por perjuicios causados a personas, inmuebles u otros activos de la persona damnificada.
  • En caso de accidente o hurto, usted puede tener derecho al uso de un carro suministrado por la aseguradora durante un número de días que depende del siniestro y la cuantía de la póliza.
  • Asistencia de carácter jurídico en procesos civiles y penales.
  • Suministro de grúa en caso de varada o accidente.
  • Suministro de carro taller para reparaciones menores en caso de varada.
  • Gastos de traslado en caso de siniestro en viaje.
  • Conductor sustituto en caso de imposibilidad para manejar como consecuencia de una enfermedad o de embriaguez.
  • Llantas estalladas, pérdida de llaves, rotura de vidrios, etc., son algunos de los aspectos que por un valor adicional usted puede proteger.

Algunas aseguradoras brindan pólizas especiales para motos o bicicletas. En el caso de las motos, la protección se da por daños a terceros, hurto, pérdida parcial, asistencia jurídica y carro taller. Para las bicicletas la cobertura se da para daños a terceros fundamentalmente; por pagos adicionales, se puede proteger accidentes personales, renta diaria por hospitalización y asistencia jurídica.

Como alternativa a los servicios de medicina prepagada, las aseguradoras han creado los seguros de salud, los cuales tienen coberturas semejantes a las de estas instituciones, sin embargo, algunas aseguradoras incluyen los siguientes beneficios:

  • Gastos funerarios.
  • Costos asociados con la donación de órganos.
  • Asistencia internacional.

A pesar de considerar la prima de las pólizas de seguro como un gasto, los anteriores ejemplos son una clara muestra de los beneficios que tomarlas puede conllevar.

Sin embargo, las coberturas se pueden perder por ahorros innecesarios. Una de las costumbres más arraigadas en nuestra sociedad es el pago de póliza por valores distintos a los que deben ser asumidos, esto se llama infraseguro y es causal para el no reconocimiento por parte de las aseguradoras en el caso en el cual logren demostrar tal hecho.

Un seguro no es más que eso, un seguro; por ello, las aseguradoras en la misma medida en que no reciben reclamaciones, otorgan beneficios a los tomadores.

Nadie es feliz pagando el valor de la prima, pero en el momento de la reclamación y el respaldo por parte de la aseguradora, se reconocen los beneficios que un seguro trae.

Como iniciamos, lea bien la letra menuda de las pólizas que tiene contratadas, puede llegar a la conclusión de que tiene un riesgo doblemente protegido o que muchas cosas que usted no imagina pueden estar cubiertas por ellas.

Este artículo fue realizado con la colaboración de Laura Salamanca y John Maury Ríos, estudiantes de Administración de Empresas de la Universidad EAN.

*Director Departamento de Gestión y Organizaciones - Profesor Titular

Facultad de Administración, Finanzas y Ciencias Económicas

Universidad EAN

FP recomienda: Las celebraciones en el año que más afectan su bolsillo



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.