| 3/22/2017 11:44:00 AM

¿Qué hacer cuando hay rumores de despido?

Hasta que no haya una información oficial, lo mejor es que siga dando lo mejor de sí en el trabajo. Ni por un momento muestre desánimo porque solo logrará que eso se refleje en su desempeño.

Despido, qué hacer cuando hay rumores de despido 123-Edhar Yuralaits Foto: 123RF- Edhar Yuralaits

Si usted nunca ha enfrentado un rumor de una reestructuración o de un despido, puede considerarse como afortunado. En muchas ocasiones por simples temas de cambios de administración o por temas de recorte de presupuesto en una empresa, es probable sentir el fantasma del cambio de personal y sentir que algo no tan bueno está por ocurrir.

Ante esta situación que a veces es inevitable y que no depende de usted (si está atravesando por esta incertidumbre), queremos darle algunos consejos no solamente para encontrar una mejor plaza en la empresa o fuera de ella, sino para que esta transición no lo haga perder la cabeza, la tranquilidad y su salud física y emocional.

Del rumor a la realidad

En principio son muchas las personas que le hablarán del tema, incluso antes que su jefe inmediato y es allí, en donde debe tener cuidado de lo que habla, pero en especial de lo que oye. A veces es bueno colocarle un filtro a los oídos, para solo tomar lo que en verdad le convenga para su futuro dentro o fuera de la empresa.

Hasta que no haya un comunicado oficial, en donde se anuncie un proceso de reestructuración o de recorte de personal, o hasta que su jefe no le comente directamente que su cargo está a punto de ser suprimido, no tiene por qué angustiarse, más sí debe “ocuparse” del tema. En la mayoría de los casos, los rumores no dejan de ser especulaciones que divierten a los empleados que gozan con generar pánico entre sus compañeros y que en nada aportan al clima laboral.

Si la situación ya es anunciada por parte de la empresa y ya no nos encontramos frente a un rumor, sino frente a una realidad, tenga en cuenta que no siempre las reestructuraciones llevan al despido. Pueden reflejarse simplemente en cambios de los nombres de los cargos, de los cargos mismos y sus funciones, e incluso podrían conllevar a mejores salarios y condiciones laborales.

Si usted está capacitado, podría ser esta la oportunidad para obtener un ascenso o en su defecto y si resulta efectivamente despedido, para mirar otras posibilidades laborales con un mejor prospecto y salir de su zona de confort.

Su comportamiento está en observación todo el tiempo, incluso La infidelidad es una nueva causa para un despido

No renuncie hasta no tener información segura

Algunas personas prefieren dar la huida antes de esperar a ser despedidos. Sin embargo, piense que en el peor de los escenarios, si efectivamente la empresa decide prescindir de sus servicios como profesional, y esto no se debe precisamente a que usted cometió un error, hizo mal su trabajo o cometió un ilícito dentro de la compañía, no tiene por qué avergonzarse o pensar que en una futura entrevista laboral, esto será malinterpretado o castigado para ser elegido para un nuevo cargo.

Recuerde que todo depende de cómo usted sepa “venderse” en una entrevista para obtener un nuevo cargo y que tan solo dependerá del argumento que usted ofrezca a sus empleadores potenciales y en cómo aborde el tema, haciendo énfasis en sus logros y reconocimientos durante el tiempo en que estuvo vinculado con la empresa.

Irse de una empresa puede frustrar, pero usted debe mostrar otra actitud, le contamos Cómo salir con la frente en alto después de un despido

Recomendaciones útiles

Algunas de las estrategias que le recomendamos para superar el impase de un despido o que puede tener guardadas como un as bajo la manga, en caso de que su temor se convierta en una realidad, son las siguientes:

  • No renuncie por ningún motivo a pesar de los rumores y espere a ver el desenlace. No siempre a lo que tanto le teme resulta ser terrible. Su situación dentro de la empresa podría ser mejor o pueda que los rumores solo se queden en eso…en rumores.
  • Mientras sucede lo incierto, no está de más que empiece a retomar viejos contactos, actualice su hoja de vida, solicite cartas de recomendación de quienes hayan sido sus jefes, busque otras posibilidades de empleo e incluso evalúe la alternativa (si su presupuesto o ahorros se lo permiten), de cursar un posgrado o realizar un viaje para perfeccionar algún idioma.
  • A pesar de lo desmotivado o preocupado que pueda sentirse, no deje por nada del mundo, de hacer bien su trabajo, de sentirse feliz de ir a trabajar por las mañanas, verse con sus compañeros de oficina y de estar agradecido por ser parte de un equipo de trabajo. Dure mucho o poco, algo bueno tuvo que haber recibido y aprendido de esta experiencia. No se despida antes de tiempo.
  • No converse del tema con sus compañeros de trabajo, que seguramente estarán igual o más preocupados que usted y que tampoco tienen información o poder sobre la situación. Si necesita desahogarse, converse con su jefe directo (si siente la confianza para hacerlo), con sus amigos externos y por supuesto con su familia, quien además de saber sobre la situación, en caso de que se aproximen momentos difíciles, serán su apoyo emocional.

Por último recuerde que si algo caracteriza a la actual generación laboral y que tiende a ser una virtud que cada vez más, buscan los empleadores, es la capacidad para adaptarse al cambio: de puesto, de ubicación, de ciudad, de horario, de funciones y hasta de empresa. No insista en aferrarse a ningún trabajo y por el contrario, vea los cambios como oportunidades de crecimiento profesional e incluso personal. Los momentos de transición laboral, son como duelos que cuesta sobrepasar, pero que una vez ocurren por lo general, nos permiten llegar a situaciones mucho mejores y a las que no llegaríamos sin estos “empujones” corporativos.

También le podría interesar Por esto no debe preocuparse de que lo echen

Magíster en Economía y Economista Pontificia Universidad Javeriana

Profesora de Economía Pontificia Universidad Javeriana

sandra.miranda@javeriana.edu.co En Twitter: @salimifo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.