| 2/17/2020 4:46:00 PM

¿Estás obligado a emprender?

Los 'centennials', jóvenes 100% digitales, tienen hoy en día el reto de definir si ingresar a una empresa y hacer carrera, o crear una desde ceros. Análisis de Paul Raminfar.

Es mejor emprender o ingresar a una empresa La evolución tecnológica en la que vivimos ha hecho un completo caos de la necesidad de mano de obra.

Las personas de la nueva generación, más conocidas como centennials, a diferencia de los millennials, son jóvenes 100% digitales, no conocen un mundo sin tecnología de punta, avances diarios y un mundo altamente competitivo en todas las ramas, incluida la famosa disputa de intereses que Robert Kiyosaki menciona en su libro Padre Rico, Padre Pobre, por la lucha entre buscar un trabajo seguro o la forma de crear tu propia empresa.

Uno de los grandes retos a los que las personas se exponen hoy en día, es poder entrar a una empresa que les permita crecer y proporcione, por supuesto, unas condiciones que sean “decentes” o justas con el trabajo que vamos a desempeñar y así poder sentir que esa persona cumplió con su propósito en la vida. Esta evolución tecnológica en la que vivimos ha hecho un completo caos de esta necesidad de mano de obra, la cual se ha ido sustituyendo cada vez más (desde la revolución industrial) y en donde las nuevas generaciones están más que informadas.

Estos jóvenes (millenials y centennials) están empezando a entender, cómo se torna cada vez más complicada la contratación y entienden que en los próximos años, más de un 40% de los puestos de trabajo están destinados a desaparecer, por lo que estamos encerrados en un juego, donde las paredes se empiezan a mover acorralandote hacia una esquina y muchas veces tienes que saltar al vacío obligado y desesperado, sin preparación, sin medios y sin los conocimientos básicos de emprendimiento para lograrlo y ser exitoso. Este resultado es el que lastimosamente te hacen ser parte de la estadística del fracaso de los emprendedores actuales, que llega a ser en algunos países, hasta un 80% en los primeros dos años.

Mucho de lo que vivimos en nuestros días lastimosamente es parte de la herencia que tenemos de nuestros familiares a los que el modelo tradicional les funcionó, pero que, con estos mismos avances tecnológicos, algunas empresas multimillonarias también se han caído, como podemos ver con BlackBerry, Kodak, Blockbuster, taxis amarillos, etc., y han sido destronadas por otras que se fueron adaptando y son incluyentes como Apple, Amazon, Uber, Netflix, entre otras.

Digo incluyentes porque vemos cómo las personas que trabajan en estas empresas tradicionales tienen muchos estudios y necesidades para ocupar sus puestos, pero si, por alguna razón lo pierden y están buscando una oportunidad, con estas empresas innovadoras, ya no tienen que pasar por procesos de reclutamiento para ganarse un extra. También se puede ver por el lado de las personas que van a iniciar su vida laboral y no cuentan con experiencia, quienes no tienen que pasar por tediosas entrevistas y perfiles de selección para ganarse el equivalente a un par de salarios mínimos, que incluso puede ser más de lo que se gana en una empresa tradicional.

Todo esto nos lleva a una gran pregunta: ¿Cuál es el camino correcto en esta vida del siglo XXI?

  • Busco un trabajo en una empresa seria en la que pueda crecer laboral y financieramente que se adapte a mis prioridades y necesidades.
  • Me “autoempleo” en alguna de estas plataformas y dependerá 100% de mí, los resultados que obtenga.
    Emprendo, me arriesgo a lograrlo y desarrollo un producto o servicio.
  • Comercializo algún producto.

Lo claro es que siendo seres 100% emocionales, es una situación difícil de tomar ya que el miedo al fracaso siempre atormenta, aún desde antes de empezar desestimando cualquier idea de éxito. Lo claro es que solo tú podrás definir hasta dónde estás dispuesto a llegar, cuál va a ser el precio que estás dispuesto a pagar y por supuesto, todo lo que sabes que debes sacrificar para marcar la diferencia.

Con todo esto no quiero decir que trabajar en una empresa es malo, conozco casos de personas muy exitosas que forjaron su camino en una gran empresa, repito una gran empresa, eso va a depender 100% de ti y tu preparación para no ser parte de la temporada de pesca y ser deseado por tus cualidades que, ahora más que nunca, deben mostrar quién eres y de qué estás hecho. Ten claro que cada vez, la competencia es mayor, así que deberás ser siempre el mejor.

Ya sea que escojas cualquiera de las alternativas hay algo fundamental que debes hacer: sacar de tu mente que “hay falta de oportunidades”, porque, así como hay miles de taxistas, hay miles de médicos. Estos últimos, quienes, según una investigación del Colegio Médico Colombiano, el 92% no gana más de $4.1 millones de pesos mensuales y según el sitio web oficial de Uber (plataforma que ya no estará operando en el país) un chofer puede ganar hasta $4.000.000 de pesos al mes.

Las conclusiones las puedes sacar tú mismo, tu vida es única con tus modelos a seguir, con tus propias melodías y tus necesidades, pero sobre todo el plan de vida lo escoges tú, solo ten en cuenta el precio que estás pagando o que estás dispuesto a pagar, ahí radica una de las decisiones más importantes de tu vida.

*Experto en productividad y asesoría en finanzas personales

contacto@paulraminfar.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.