Gestión pasiva o activa: la gran duda de quien decide invertir, pero no sabe cómo

por Xabier Prada*

Las decisiones de los gestores activos, se basa principalmente en superar los números de un índice bursátil y es lo que lo convierte en una opción arriesgada.

iStockphoto iStockphoto

El eterno dilema con el que se enfrentan los nuevos inversores que han decido darle un mejor uso a su dinero es no saber en qué invertir. Siempre será oportuno conocer bajo qué parámetros es mejor invertir el dinero, por eso hoy se menciona de qué trata la gestión pasiva y activa, y de acuerdo a lo que espera, escoja la mejor opción para usted.

Gestión pasiva ¿es la mejor opción para invertir? Contrario a lo que muchos afirman, la gestión pasiva puede ser la mejor opción para invertir porque maneja una filosofía similar a la de un índice bursátil, es decir, la idea es comprar, mantener y alejarse lo menos posible del comportamiento que tenga dicho índice.

Al replicar el comportamiento de un índice bursátil, se pretende ahorrar costos y así mantener los gastos de transacción y los de gestión. Por lo que es más probable mantener una renta fija que devuelva un porcentaje a tu favor a mediano o largo plazo.

Es decir, como el proceso trata de imitar la estrategia de un índice bursátil como, por ejemplo, S & P 500 en Estados Unidos o  IBEX 35 en España y Eurostoxx 50, si solo queremos referirnos al mercado europeo, la vigilancia del mismo suele ser menos cuidadosa, y al hacerlo así, se exige menos tiempo y menos inversión. Pero con un resultado mucho más seguro porque no se toman decisiones arriesgadas.

Le tenemos: Esta opción digital le permite invertir desde $20.000

Históricamente, ha sido demostrado que la inversión con gestión pasiva o fondos indexados presenta mejores resultados que la gestión activa, y esto se debe principalmente porque las reglas del juego se aplican sistemáticamente y con disciplina, contrario a lo que sucede con la gestión activa, que depende en gran medida de las decisiones estrategias de los gestores para mejorar los números de un índice regular.

Pero no solo eso, la simpleza y respeto por las normas y el del proceso garantizan que las la gestión devuelva mejores resultados. Puede averiguar todo sobre como funcionan este tipo de fondos en la web www.fondosindexados.net para que vea todas sus ventajas.

Gestión activa ¿qué implica?

La gestión activa es todo lo contrario a lo que se ha mencionado más arriba, porque la gestoría de la inversión activa sugiere irrespetar el proceso regular de inversión, puesto que su premisa es superar los números de un índice bursátil, por lo que se debe actuar casi de forma improvisada, pero estratégica a medida que se van obteniendo resultados en un corto plazo.

La gestión activa implica que uno o más gestores decidan sobre qué van a invertir/comprar y cuándo es el momento de venderlos para sacar mayor ventaja. Un gestor activo puede tener la intención de adelantarse al comportamiento del mercado o bien puede elegir sobre qué acciones invertir para sacar un mejor tajo en un futuro próximo y así mejorar su rendimiento a corto plazo.

Es decir, todas las decisiones de los gestores activos, se basa principalmente en superar los números de un índice bursátil y es lo que lo convierte en una opción arriesgada. Sin embargo, no se puede afirmar que no sea del todo conveniente, solo que históricamente, se ha demostrado que los gestores activos que ofrecen el rendimiento deseado no abundan y por tanto es más complicado hallarlos.

Siga leyendo: ¿En qué productos de finca raíz debe invertir en el extranjero?

Entonces, el hecho de que no se invierta en una gestión activa, vuelve a la gestión pasiva en todo un boom, pero este fenómeno puede traer algunos inconvenientes para los fondos indexados que imitan el comportamiento de un índice bursátil ¿Por qué? Pues imagínese que al momento de un fenómeno natural todos tengamos la necesidad de salir por la misma puerta, ¿No sería esto un caos?

Pues bien, el caos en la gestión pasiva, significa que podrían ofrecer menos liquidez a medida de que haya más inversores. Por eso, antes de decidir en dónde o cómo hacerlo, es primordial que se comprenda qué es lo que quiere o cuál es la intención de su inversión.

Por ejemplo, la intención de una persona que está a punto de jubilarse, contradiga el objetivo de una empresa que desea aumentar el monto de la inversión en poco tiempo. La persona que desea jubilarse desea invertir para asegurar su capital y su vejez tranquila, mientras que una empresa que busca aumentar su inversión en poco tiempo, desea hacerlo para inyectar en el capital de su negocio, por ejemplo. Por tanto, debe invertir en la gestión activa, para así devolver dinero lo más pronto posible.

Es decir ¿qué es lo que usted quiere? Con base a su respuesta puede decidir en invertir en un fondo indexado o en la gestoría activa.

FP recomienda: ¿Cómo se proyecta el 2018 para invertir en acciones?

*Fondos indexados Cuponeshost








¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.