| 9/17/2018 4:26:00 PM

Llegó la hora de contar la verdad sobre el ‘trading’ y ‘broker’

El ‘trading’ es una actividad muy llamativa en estos tiempos, ya que permite “hacer dinero” desde la comodidad de casa o en cualquier lugar, pues solo se requiere un computador o smartphone y acceso a internet.

Llegó la hora de contar la verdad sobre el ‘trading’ y ‘broker’ iStockphoto

Es el lugar donde se reúnen todo tipo de agentes, ya sean analistas financieros, bancos, profesionales que pasan desde medicina hasta artes o cualquier persona interesada. En él se han visto surgir los hombres más ricos del mundo, tal es el caso de Warren Buffett, unos de los grandes magnates del mundo, según la revista Forbes.

Pero no hay que creer que por decir solo esto significa que con comer la manzana que comió Blancanieves, y la bruja encargada de entregarla, ya se adquirieron los conocimientos para ser ‘trading’ o ‘broker’. En el presente artículo se mostrarán algunas desventajas que no te cuentan de hacer ‘trading’.

El ‘trading’ es una actividad de compra y venta de activos, de carácter especulativo en su mayoría, que tiene la posibilidad de operar en mercados como el de renta variable, forex o derivados, como lo son acciones, pares de monedas, futuros, opciones financieras entre muchos otros.

Quienes operan estas transacciones se les conoce como “Day Traders”.  La característica más resaltante de esta actividad, es hacer operaciones en periodos corto de tiempo  siendo algunas operadas en segundos, otras en minutos, algunas alcanzan el día e inclusive, menos frecuentes claro está,  algunas que se dan en días o semanas (denominadas “Swing trading”). Una segunda característica importante es que la mayoría de estas operaciones se suelen realizar con excesivos apalancamientos (tomando dinero prestado), en ocasiones de hasta 500 veces.

Le tenemos: Pensando en adquirir vivienda Le mostramos algunas opciones

Junto con estas características se encuentran los ‘broker’. Ellos son los agentes con el papel más importante, ya que su función es materializar las operaciones a través de sus servicios de intermediación entre compradores y vendedores. De este servicio se desprende el cobro de las comisiones  que ellos facturan al transar los activos. Es en este punto donde los ‘broker’ no profundizan, pues sus comisiones cambian dependiendo de la liquidez, volatilidad y tipo de activo.

Su negocio radica en que entre más operaciones hagan los ‘trader’ y en períodos más cortos de tiempo, sus ganancias se disparan por concepto de comisiones. De esta lógica, se desprende el dinamismo que hoy en día ha tomado este mercado, el cual ya cuenta con una gran popularidad.

Los ‘broker’ están invirtiendo en gran cantidad de publicidad para que más personas ejerzan esta actividad. De que el volumen de operaciones crezca se desprende sus ganancias pues independientemente de los resultados que obtenga un ‘Day Trader’, el ‘broker’ obtendrá beneficios por  la operación que se abre y/o cierra, siendo así siempre un ganador.

De esta forma, se comprende cómo junto a la publicidad los ‘broker’ han invertido en la construcción y mejoras de las  plataformas de ‘trading’ que permiten atraer mayores masas.  Su objetivo, hacerlas más intuitivas y  amigables al punto que el detalle de que colores se combinan es importante pues esto afecta al subconsciente de las personas el cual incentiva a la compra o venta impulsiva de los usuarios que interactúen en ella.

Junto con este desarrollo tecnológico, las Academias de ‘trading’, los ‘Youtubers’ del momento, han surgido como herramienta que tecnifica al cliente, ofreciéndole cursos de pocas semanas o meses los cuales garantizan poder obtener rentabilidades bastante llamativas (a veces llegando a valores del  300% o 400% por operación), y lográndolo con poco esfuerzo.

Siga leyendo: Quitar los tres ceros al peso viable pero esencial

Sin duda, este escenario hace  muy difícil querer desviar la mirada del negocio, sin embargo, su ejecución es casi insostenible y es este punto lo que las academias no siempre cuentan. ¿Cómo lo hacen? Pues bien estas academias aprovechan la falta de experiencia de los usuarios, para augurarle que con la pequeña inversión de sus cursos,  los cuales oscilan en promedio los 500 dólares, se garantiza conseguir ganancias así de altas de forma  sostenibles y dando un rotundo “éxito” como ‘Day Trader’.

No contentos con vender los cursos y su augurio de libertad financiera, el portafolio de las academias se amplía con productos tales como charlas complementarias, cursos de actualización,  venta de indicadores, estrategias Premium (“únicas e infalibles”), solo por nombrar algunos. En primer lugar las charlas, son un evento donde la “Inversión”  puede oscilar entre 100 y 200 dólares en la cual invitados especiales o expertos “transmitirán conocimientos para lograr esas excesivas rentabilidades”.

Por su parte, y con un costo mayor, existen nuevos entrenamientos de una o dos semanas, necesarios para que un cliente se actualice o mejore sus “estrategias”. Finalmente, el producto estrella, los indicadores y estrategias “Premium”, como su nombre lo expone, implican que la inversión es considerablemente mayor pero garantiza el punto de equilibrio en el muy corto plazo.

Nótese que con un portafolio tan amplio de productos la inversión inicial de apenas “$500” se queda muy corta a la inversión total que se requiere para estar a la altura de los grandes trader. Es aquí donde el lector debe cuestionarse ¿Cómo? uno siendo  inversionista primerizo, donde la  inversión por tan tecnificado portafolio ya asciende a un monto más que considerable (que en muchos casos puede suponer la gran mayoría de los  ahorros de una persona) podrá obtener el tan anhelado “éxito y libertad financiera” sin necesidad de poner en riesgo el patrimonio completo.

Pues bien la respuesta es sencilla, es imposible garantizar el éxito en este tipo de operaciones. Este mercado al dar la oportunidad de obtener grandes rentabilidades, en la misma proporción  se está en riesgo de perder.

Como muestra un estudio de Barber en 2014 (“The cross-section of speculator skill: Evidence from daytrading. Journal of Financial Markets”)  la mayoría de los ‘trader’ pierden dinero y menos del 1% de ellos pueden mantener beneficios consistentemente. Así las cosas, existe un último producto que ofrecen las academias a tan gris escenario, cursos de psicología. Pues bien, desligándose de cualquier responsabilidad sobre las muy probables  pérdidas, estas instituciones  transmiten a los clientes que la culpa la tienen ellos, por ser humanos, por ser irracionales y no manejar su psicología. De esta manera, sus nuevos cursos son una herramienta de salvación que permitirán  re direccionar el camino hacia el éxito.

En esencia, este artículo no busca estigmatizar el ‘trading’, lo que busca, y es importante recalcar,  es retirar el velo de la cara que ponen las academias y ‘broker’ las cuales muestran que todo es positivo. Con el gran número de jugadores en contra, cuando una persona gana, probablemente otros están perdiendo, con lo cual, el hambre de riqueza fácil y rápida permite a la academias hacer caer a sus clientes  en un ciclo de cursos, charlas, indicadores y muchos más productos que uno no sabe cuándo terminará.

En la actualidad hay que reconocer que esta actividad es, con el desarrollo de los mercados,  un mercado cada vez más complejo donde si se quiere conseguir altos beneficios y rentabilidades, hay que tener siempre presente  que la incertidumbre y las bajas probabilidades de ganancia son las cuestiones que  están a la orden del día.

La adecuada formación y disciplina augurarán una mayor probabilidad de éxito, sin embargo junto con esta formación siempre debe estar acompañado el reconocer los altos riesgos que esta actividad supone.

Jorge Luis Buitrago

www.facebook.com/UAMFUNAL

www.youtube.com Descubre la UAMF

co.linkedin.com/in/fceuamf

uamf_fcebog@unal.edu.co

FP recomienda: Cómo calcular el ingreso para vivir si decide trabajar en el exterior

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.