| 1/11/2019 11:45:00 AM

5 hábitos que debe eliminar para mejorar sus finanzas

Si es capaz de dejar en el pasado las malas costumbres, verá cómo podrá empezar a vivir con la tranquilidad y la estabilidad económica que siempre ha soñado.

Qué debo hacer para cambiar mis finanzas en este año iStock

El inicio de un nuevo año es la oportunidad para salir de todo lo malo, como esos hábitos que nos hacen cometer los mismos errores, especialmente cuando se trata de las finanzas. El inconveniente es que ese impulso que tenemos con el arranque del nuevo ciclo, dura muy poco y aparecen esos fantasmas del pasado.

Aún son pocas las personas que tienen un orden en su economía personal, las que conocen cuáles son sus ingresos y en qué se gastan su dinero cada mes. Por el contrario, son bastantes los que esperan sus días de quincena con ansia porque agotan en su totalidad sus ingresos.

Si le cuesta mucho cumplir propósitos, le tenemos una técnica que dura solo 30 segundos y en la que usted podrá dejar de aplazar las metas.

Eliminar las malas costumbres que pueden parecer muy normales es lo que nos ayudará a tener un 2019 saludable al hablar de temas financieros. En Resuelve tu Deuda recomendamos dejar atrás algunos elementos que no nos permiten vivir con la tranquilidad y la estabilidad económica que hemos soñado.

#1.- No ahorrar: dentro del imaginario de muchas personas, la palabra ahorrar aparece a fin de mes. Pensamos que el dinero que se debe guardar es el que sobra y no lo contemplamos en el presupuesto de gastos mensuales.

En Resuelve tu Deuda recomendamos la regla del 70/30 para tener un orden en nuestras finanzas. Esta regla consiste en destinar el 70% de los ingresos a gastos básicos como vivienda, educación, salud y transporte y el 30% restante al pago de deudas, entretenimiento y ahorro. Lo ideal es ahorrar al menos 10% de lo que ingresamos.

Si el pago de las deudas está por encima del 30%, es necesario replantear la relación financiera que se está llevando e interrumpir nuestro gasto de entretenimiento y nuestro ahorro. Cuando el pago de estas obligaciones es tan alto, es muy probable que se esté en sobreendeudamiento y que sea momento de buscar ayuda de algún experto para salir del problema.

#2.- No llevar un registro de los gastos: el presupuesto mensual en un inicio puede costar trabajo, pero con esta herramienta podemos saber con claridad de qué manera se está distribuyendo el dinero y hacer ajustes en caso de ser necesarios.

Para que sea más fácil, se debe poner en una columna todos los ingresos que se tienen al mes, y en otra todos nuestros gastos (incluyendo lo que destinamos a los pagos de tarjetas y los gastos hormiga). Con este análisis determinaremos si algún rubro particular se está llevando la mayor parte de nuestros ingresos y podremos hacer los ajustes necesarios. Además, viendo hacia el futuro, podemos determinar los topes que podemos destinar a nuestros gastos y nuestra capacidad de endeudamiento.

El acelere de estos días nos lleva a tener mucho estrés. Pero eso no tiene que continuar así, haga esto a diario y verá los cambios.

#3 -Comprar de manera impulsiva: las compras no son malas, lo malo es hacerlo sin planeación ni necesidad. En Resuelve tu Deuda recomendamos a nuestros clientes hacer las siguientes preguntas antes de realizar la compra:

-.1 ¿Es indispensable para mi vida? Si es indispensable adelante, realice la compra. Si no es indispensable pase a la siguiente pregunta.

-2. ¿Puedo pagarla sin afectar mi presupuesto ni sacrificar mi ahorro? Si puede pagarla sin afectar su presupuesto adelante, está bien darse algunos lujos cuando nuestro bolsillo lo permite. Si comprarla afectará su presupuesto y se verá en problemas para pagar la compra es mejor abstenerse.

#4.- Comprar todo con tarjetas de crédito: el uso de las tarjetas de crédito es positivo, el riesgo está en no saberlas utilizar. El mandar todas las compras a cuotas representa una responsabilidad de pagar puntualmente, de lo contrario estamos sujetos a aumentar tanto el monto como el tiempo en el que pagaremos.

Recuerde que mientras más tarjetas tenga y mientras más compras realice a cuotas, más difícil será llevar seguimiento de las mismas y mayor es la probabilidad de que caiga en un atraso o exceda su capacidad de endeudamiento.

#5.- Aprovechar todos los descuentos: no todas las rebajas son reales y, aunque lo sean, no es obligatorio adquirir todo lo que está en oferta. Un grave error es pensar que un artículo es indispensable sólo porque tiene descuento. Recuerde realizar sus preguntas antes de cada compra para evaluar la verdadera necesidad de realizarlas.

Estos son solo algunos de los muchos hábitos que debemos eliminar para el 2019. La principal recomendación es que reflexione sobre sus malos comportamientos financieros y haga lo posible por reemplazarlos por otros más saludables para su bolsillo. Si este año pone en orden sus finanzas, termina con sus deudas y comienza con su ahorro, sus propósitos financieros para el 2020 podrán ser el viaje de sus sueños, adquirir un patrimonio, y cualquier cosa que se plantee dentro de su presupuesto. ¡Feliz año nuevo! Y que el 2019 goce de la mejor salud financiera.

*Gerente General de Resuelve tu Deuda

Para los que tienen más tiempo de poner en práctica un consejo, le tenemos una solución que dura 32 minutos. Entérese de qué se trata.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.