| 11/16/2016 7:33:00 PM

¿Qué es lo bueno y lo malo del proyecto de reforma tributaria?

Colombia está a punto de aprobar otra de tantas reformas tributarias. ¿Qué se está haciendo bien y qué toca corregir en el debate que deberá tener su trámite en el Congreso?

Reforma tributaria, qué es lo bueno, qué es lo malo y qué es lo feo de la reforma tributaria 123RF Foto: 123RF

Primero, cabe mencionar que en el mundo, la tarifa del impuesto es indirectamente proporcional al volumen del recaudo. A nivel internacional los economistas señalan el hecho de que en los países donde se cobran bajos impuestos a la renta, a pesar de las bajas tarifas de impuestos, de acuerdo al PIB, se recauda más dinero dado el desempeño mismo de la economía, en comparación a lo que se recauda en países con altas tarifas de impuestos.

El ejemplo es Eslovaquia, país donde viví por 20 años. Emplear altas tarifas tributarias produce el mismo efecto que cuando se quiere tener ganancia de un motor de alta potencia tirando cada vez más fuerte del freno de mano.

Por ejemplo, Eslovaquia vivió una época donde las empresas pagaban el 45% en impuestos a la renta y la progresión de los impuestos llegaba a más del 50%, y resulta muy  interesante que el sistema de hoy con tarifas bajas del 19% de renta logre recaudar más dinero que cuando se usaban tarifas altas.

Miles de años de historia en este planeta muestran que las épocas de mayor prosperidad estaban relacionadas con impuestos bajos, fomento del comercio, con caminos seguros, educación y tolerancia. Un análisis detenido de nuestra actual reforma tributaria indica que es improvisada e impuesta, como la mayoría de las decisiones políticas de nuestro gobierno.

FP recomienda:Cuál fue la reforma tributaria que presentó el Gobierno

A continuación, expongo lo que me parece bueno y lo que es malo en el actual proyecto que avanza su discusión en el Congreso:

Los pro de la reforma:

  • El aumento de los impuestos a las bebidas azucaradas y a los cigarrillos se podría considerar como un acción humana y en pro de la salud de los colombianos.
  • La reducción gradual del impuesto a la renta para las empresas, que son las que generan puestos de trabajo, puede ser un estímulo al empleo y a la competitividad de nuestras empresas.
  • La simplificación de la tributación: las empresas pagarán un solo impuesto de renta, que reemplazará a los cuatro que hoy pagan (CREE, renta, sobretasa y riqueza).

Siga leyendo: El baldado de agua fría de la Reforma Tributaria

Ahora, los contra de la reforma:

  • El impuesto a los dividendos, considerado como uno de los incentivos a la inversión, se convertirá en todo lo contrario: Va a desincentivar la inversión.
  • Gravar los computadores y los teléfonos inteligentes con el 19%, y el impuesto al uso de datos, eliminará un importante incentivo del gobierno al acceso de los ciudadanos a la tecnología, que ha contribuido de manera notable a que Colombia salga de la ignorancia  digital.
  • Un amplio sector de la clase media será castigado por la reforma al tener que pagar renta, y pagarán la factura del derroche durante la bonanza petrolera.
  • El impuesto a la gasolina, que frena la economía de un país de geografía muy montañosa y con una infraestructura de transporte precaria, hace menos competitivos al país y a sus empresas.

También le puede interesar:Cómo preparar su bolsillo para sobrevivir a la reforma tributaria

*Director de Performia Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.