| 4/3/2017 12:42:00 PM

Los costos que puede generar la pérdida de un familiar o un ser querido

Cuando alguien fallece, se deben tener en cuenta los gastos que tiene que asumir el grupo familiar más cercano, los cuales pueden ser muy altos si no se adquiere anticipadamente una cobertura exequial.

Seguro exequial, qué hacer cuando muere un familiar 123RF-Kataryna Bialasiewicz Foto: 123RF-Katarzyna Bialasiewicz

Cuando una familia se enfrenta al fallecimiento de uno de sus seres queridos, además del duelo y el dolor que esto pueda causar, en muchas ocasiones se suman problemas de carácter económico debido a su falta de planeación, previsión y conocimiento sobre el tema, además de no contar con alguien que los asesore de forma adecuada. Para evitarlo, puede seguir una serie de recomendaciones para que en situaciones difíciles como estas, la parte financiera no se convierta en un inconveniente más con el que tenga que lidiar.

Seguros funerarios

Lastimosamente, el uso de seguros exequiales  no es una práctica muy común entre los colombianos. Esto se debe a diferentes factores, entre ellos el principal es  porque se tiene la creencia de que será un acontecimiento remoto, por lo que no será necesario en la actualidad. En el mercado generalmente se consiguen pólizas desde $10.000 mensuales que solo cubren lo básico, algunos trámites y unos productos definidos (lote en arriendo por lo general), aunque si se busca una mayor cobertura y beneficios se encuentran otros seguros más completos que cobijan trámites, precio de lote en arriendo, exhumación o si se prefiere una cremación, pero su costo asciende a unos $253.000 mensual.

Le contamos los Trámites que debe hacer cuando muere alguien

En Colombia existen diferentes empresas que ofrecen este servicio, siendo el más destacado la aseguradora de Mapfre, que ofrece una variedad de productos (seguro de accidentes, de desempleo, funerario y de  vida). Los seguros exequiales son una buena opción para aminorar algunos gastos, pero se deben saber usar.

Particularmente los de defunción no cubren el 100 % de los gastos, además es preferible que estos seguros sean reclamados directamente por los beneficiarios, ya que si se realizan por terceros (funerarias) estos suben sus precios absorbiendo todo el valor del subsidio. En contraste, si la familia lo reclama, se obtiene un precio más accesible, la forma de reclamarlo es ir directamente a la aseguradora que presta el servicio y presentar los papeles de propiedad, junto los datos del propietario.  

¿Quiénes se están asegurando en el país?

Según datos revelados en el 2015 por Fasecolda, en Colombia solo el 51% de los hogares de medios y altos estratos están asegurados (estratos 3, 4, 5, 6). De los no asegurados, el 60% tuvieron uno y lo cancelaron, los otros nunca lo estuvieron,  de los asegurados, el 52% lo hicieron de forma voluntaria, el 26% por que hace parte de los requisitos de una deuda y el otro 24% fue por medio del trabajo en que están.

A propósito, ¿ya sabe Qué ocurre con sus productos financieros después que usted muere?

Servicios y trámites

Se debe saber la gran cantidad de gastos extras que se generan en estos casos, como lo son los servicios funerarios (arreglo del cuerpo, uso de una sala de velación, flores, impuestos, avisos de prensa, música de acompañamiento), transportes como el alquiler de un bus para movilizar los asistentes al evento que puede valer desde unos $200.000, el pago de un evento religioso que vale unos $90.000, sin contar con cosas adicionales que se soliciten en la iglesia.

Se debe recordar que se deben hacer los trámites para sacar el certificado de defunción del fallecido en una Registraduría. Para esto se necesita la cédula de la persona que falleció, si se compra un lote se debe pagar las escrituras de ese producto, si se realiza una exhumación se debe sacar los permisos correspondientes dados por la Secretaría de Salud, y si se realiza una cremación se debe sacar un permiso para poder realizar esta actividad, estos son costos adicionales a los productos, que oscilan entre los $150.000 a $200.000.   

Comprarlo con anticipación

Cuando una persona compra los servicios funerarios y los productos (lote, bóveda, cremación, etc.) hasta que fallece un familiar, se incrementan los precios a razón de la generación de servicios extras. Además, se les causan muchos más trámites para los familiares. Es mejor obtener una previsión en estas situaciones, así se obtienen ciertos beneficios que dependen de la empresa que presta el servicio, los cuales van desde descuentos a el otorgamiento de los derechos y servicios, que su costo oscila entre los $700.000 y $1.000.000. Ciertamente es una ayuda para hacer más llevaderos los duelos de las personas.

¿Qué es mejor arriendo o propiedad?

En esta parte ya se trata más de los gustos de cada quien o más que eso de la disponibilidad de ingresos que se tenga. Se sabe que es más costoso la propiedad en el corto plazo pues el valor de un lote en propiedad va desde los $10.000.000 en adelante incluyendo servicios, pero los beneficios  se ven en la práctica, pues se evitan costos adicionales como: la exhumación, renovaciones y compra de otros productos para dejar al ser querido (como lo son los osarios o cenízaros que tienen precios considerables).

Por otro lado, en el arriendo la gente usa el producto por determinada cantidad de tiempo que puede ser entre 4 o 3 años, luego se empiezan nuevos gastos que depende del producto que se ha comprado, estos pueden ser como la renovación de unos $2.000.000 o un osario que vale unos $3.400.000 aproximadamente, eso sin mencionar los permisos que se exigen según el producto compra.

¿Qué comprar?

Otro aspecto importante es considerar el trato que se le dará a los restos del ser querido. Una alternativa es un cenizario que es un espacio donde se depositan las cenizas después de la cremación, generalmente se vende en paquete, como una cremación completa, es decir, con la inclusión de derechos, servicios, la cremación y el cenizario, su precio está entre $3.000.000 o $4.000.000. Esta opción es mucho más económica que un lote, sin mencionar lo accesible de esta.

Un lote es un espacio en el suelo donde se depositan bajo tierra los restos de una persona, es otra alternativa y su precio oscila entre los $6.000.000 o $8.000.000, es muy tradicional y generalmente preferida por algunos para mantener esa cercanía con su ser querido, aunque esta genera costos adicionales como: el cuidado (decoración, mantenimiento, lápidas), la carta de propiedad, entre otros.

Faltaría mencionar las bóvedas que son construcciones de ladrillo y cemento donde se depositan los cuerpos, que, aunque su precio es menor que un lote, pues varía entre los $5.000.000 o $6.000.000, los desechos de estas son más considerables y exigen a los propietarios otras compras como su renovación o comprar otro producto para mover el cuerpo, estos pueden ser los ya mencionados o un osario, que es un espacio menor que el de un lote pero tiene su misma finalidad, su precio está entre $4.000.000 o $5.000.000.

Si se tiene un cierto conocimiento sobre estos temas y se está preparado para toda clase de situaciones se puede evitar gastar demás, pagando lo justo y así no hacer de situaciones imprevistas se conviertan en un dolor de cabeza financiero.

También le puede interesar: Las preguntas que se debe hacer para llegar a viejo

Johan Ayala

Renta Variable

UAMF-UNAL

@ FceUamf

uamf_fcebog@unal.edu.co

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.