| 11/22/2016 3:57:00 PM

Primeros 7 tips para administrar eficientemente el dinero

Lo primero, borre de su mente la frase ¡No sé que hice con mi dinero! Esa forma de pensar es la que está afectando más su bolsillo. Acá le contamos qué debe tener en cuenta para que sus ingresos comiencen a gestionarse de manera más sensata.

Tips finanzas personales, 7 tips para manejar el dinero eficientemente 123RF Foto: 123RF

Probablemente el reto más grande con el que tendrá que vérselas en su contacto con el dinero es el manejo diario del efectivo, el cual es no sólo lo que tenemos en metálico, sino todas aquellas cantidades que están a la vista en el banco o en colocaciones a corto plazo.

Usualmente todos vemos cómo el sueldo se escurre entre los dedos sin previo aviso. ¿Ha escuchado alguna vez la expresión ‘¡No sé qué hice con el dinero!’?

Uno de sus objetivos al empezar a hacer uso de la Planificación Financiera Personal consiste en eliminar esa frase de sus labios. Siempre tiene que saber qué ha hecho con sus fondos.

Debido a la importancia del tema, este artículo tendrá dos partes. La primera, con las primeras recomendaciones sobre el uso adecuado del dinero, en el asunto relacionado con las transacciones del día a día.  Y en la siguiente entrega de este tema abordaremos el uso inteligente del crédito.

Volvamos al primer tema que nos ocupa, el del uso que hacemos de las transacciones del día a día. Aquellas a las que menos atención prestamos por ser cantidades modestas, que manejamos con absoluta confianza.

Mientras el ingreso alcance para cubrir los gastos, no nos preocupamos por unos cuantos céntimos de menos. En este punto quiero recordar un dicho que probablemente viene de tiempos inmemoriales: “Cuide los centavos, que los pesos se cuidan solos”.

FP recomienda: Caso libranzas Candidez incompetencia y desidia

Independientemente de que nuestro ingreso sea grande o pequeño, es importante aplicar en todo momento este refrán. Por favor no me vaya a interpretar mal; no le estoy sugiriendo que se convierta en un avaro. ¡Absolutamente no! Usted debe seguir siendo tan generoso como siempre ha sido, pero debe mantener control sobre sus gastos.

1. ¿Qué tácticas pueden utilizarse para manejar eficientemente el dinero?

Entre otras, las siguientes prácticas han mostrado ser efectivas:

Nunca gaste más de lo que gane. Es de simple lógica. No importa cuán elevadas sean sus entradas, si gasta más de lo que gana se encontrará siempre en situación de déficit y nunca logrará tener un remanente para ahorrar. Una práctica importante es la de manejarse a través de un presupuesto y adherirse a éste.

Si tiene deudas, páguelas lo antes posible. No deje que se acumulen. Si usa su tarjeta de crédito, pague el saldo total. Los intereses que cargan generalmente son muy altos.

Aparte una pequeña cantidad todos los meses. Lo recomendable es guardar por lo menos un 10% de las entradas. Abra una cuenta de ahorro en su banco de confianza y establezca un sistema automático entre su fuente de abastecimiento monetario y su banco, para que todos los meses le transfieran esa cantidad. Así se acostumbrará a no contar con esos fondos.

Cree una reserva para emergencias. Antes de pensar en colocaciones de mediano y largo plazo, deberá establecer su reserva de emergencias que cubra -por lo menos- seis meses de su presupuesto.

Edúquese sobre el tema de inversiones financieras. Lea, tome cursos, asista a seminarios, converse con su banquero, haga lo que sea necesario, pero edúquese temprano en la vida.

Prepárese para tomar decisiones acertadas cuando converse con representantes de compañías de seguros, brokers, bancos u otras entidades similares. Si bien la mayoría de ellos son gente ética y honesta, no deja de haber algunos tiburones financieros que no dudarán un instante en quedarse con sus ahorros si usted no está alerta.

Planifique sus metas financieras. Prepare su propio plan de la misma forma que prepara el de su empresa.  

Inicie su fondo para el retiro lo más temprano que le sea posible. Inicie sus aportes al plan de pensiones de su empresa, o establezca un programa individual de inversión exclusivamente para ese destino.

No deje sus reservas ociosas; hágalas producir. El único que disfruta de una cuenta corriente abultada es el banco.

Siga leyendo: ¿Está preparado a para administrar el dinero de su familia?¡

2. ¿Qué tipo de cuenta bancaria es más conveniente?

Los bancos y demás entidades financieras, en su afán de competir para captar depósitos, ofrecen un sinnúmero de alternativas, tanto de corto como de largo plazo.

Cuenta corriente común. Como su nombre lo indica, es la más común de todas las posibilidades ofrecidas por los bancos. Los fondos están a la vista (disponibles en todo momento) y no ganan ningún interés. Por el contrario, el cliente es obligado a mantener un mínimo mensual, por debajo del cual habrá un cargo.

Cuenta corriente especial. Algunos bancos, para atraer clientes, ofrecen esta alternativa. La diferencia con la anterior es que pagan un interés mínimo sobre los saldos.

Cuenta de ahorro. Los bancos ofrecen diferentes modalidades, las cuales le permitirán tener el dinero a la vista y obtener mejores intereses que con la anterior. Actualmente, con las tarjetas de débito y la facilidad que ofrece Internet, es mucho más conveniente manejar el diario en una de estas cuentas que en una corriente. Se tiene la misma disponibilidad y pagan mejores intereses. Eventualmente, cuando se necesite hacer un cheque, se resuelve con una transferencia a través de Internet.

3. ¿Dónde invertir a corto plazo?

En términos generales, se utiliza el término corto plazo para colocaciones de menos de un año. Si usted dispone de excedentes que no requiera durante algún tiempo, o que sólo necesite en una fecha determinada, las mejores opciones están en instrumentos de renta fija tales como certificados de depósito o bonos del estado. Más adelante hablaremos en detalle sobre éstos y otros instrumentos financieros.

4. ¿Qué son inversiones a mediano y largo plazo?

En términos generales, se utiliza el término mediano plazo para colocaciones entre uno y cinco años, y largo plazo para más de cinco.  Para realizar este tipo de inversiones de una forma eficiente deberá transitar a través de un proceso que le ayudará a establecer su propia ¨política de asignación de activos¨. Ésta le indicará cuál es el portafolio óptimo. Aquél que más se ajuste a su situación particular. También trataremos este tema en detalle, más adelante.

5. ¿Qué tan seguros están los ahorros en el banco?

Existe la creencia general de que los bancos son tan sólidos como el granito. Que nunca quiebran. Probablemente esta creencia sea más acertada si nos referimos a los banqueros, pero no a los bancos. Dentro del sector bancario, al igual que dentro de las empresas industriales y comerciales, existen diferentes grados de solidez.

La diferencia estriba en que, mientras las quiebras de las entidades industriales y comerciales se dan individualmente, las bancarias, generalmente, se dan por oleadas. Cuando el sistema bancario de un país colapsa, usualmente arrastra los bancos más débiles, aquéllos que no cuentan con suficiente músculo financiero como para mantenerse a flote durante las épocas de crisis.

La regla número uno para el manejo de su efectivo, por lo tanto, consiste en seleccionar un banco sólido; mejor aún si está respaldado por corporaciones multinacionales, aquéllas que no pueden darse el lujo de dejar que una de sus subsidiarias o afiliadas quiebre.

6. ¿Qué tan seguros son los servicios bancarios electrónicos?

Probablemente las nuevas generaciones no saben lo dispendioso que era obtener efectivo en un banco o, aún peor, tratar de cambiar un cheque un fin de semana. Afortunadamente siempre existía el tendero amigo de la esquina que nos hacía el favor.

Los servicios electrónicos nos han facilitado la vida. Hoy, con los cajeros automáticos, tenemos la posibilidad de obtener efectivo durante las 24 horas los 365 días del año.  Contamos con las tarjetas de débito que nos permiten hacer compras sin tener que manipular el efectivo y contamos con los servicios en línea que nos dan la facilidad de administrar nuestras cuentas desde la comodidad de nuestro hogar.  Muy fácil… pero no exento de riesgo.

Una de las áreas de criminalidad que más ha crecido en el mundo es la estafa electrónica. Existen miles de “black hat hackers” (estafadores electrónicos) tratando de acceder a las cuentas de desprevenidos ahorristas que, por descuido o ignorancia dejan abierta la puerta de éstas, para despojarlos de su dinero.

El delito más común es el “phishing” (pesca de información), mediante el cual usted recibe un correo electrónico, supuestamente de su entidad bancaria, en el que le solicitan que entre a la página de la entidad y actualice su información. El lugar al que lo llevan es una copia exacta de la página verdadera de la entidad correspondiente.

Aún si usted no responde a la información que allí le solicitan, es posible que, por el simple hecho de abrirlo, le dejen instalado un software en su computadora que eventualmente puede transmitir su información personal y sus claves secretas a los estafadores. La solución está en ser precavido en sus relaciones a través de la red.

Clonación de tarjetas, cuentas paralelas, transferencias no autorizadas… son muchas las alternativas de las que disponen los estafadores. Los bancos y las entidades financieras tratan de hacer su trabajo para protegerlo, pero los estafadores siempre van un paso adelante. Así que, amigo mío, maneje su cuenta con cautela. Disfrute de los beneficios de la tecnología ¡pero no se descuide!

7. ¿Cómo protegerse contra las estafas electrónicas?

Como regla general, nunca abra mensajes que no sean conocidos y nunca envíe información confidencial por correo electrónico. Revise sus cuentas periódicamente y reporte a su banco, de inmediato, cualquier faltante.

Las compras por Internet se han hecho muy populares. En la misma medida lo han hecho las estafas con las tarjetas de crédito. Es importante, por lo tanto, protegerse.

También le puede interesar: El círculo vicioso de la inocencia financiera

Extracto del libro FINANZAS PARA PAPÁ

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.