¿Cómo la afinidad del vestuario ayuda a que logre sus objetivos?

por Lía Correal

En muchas asesorías de imagen, es difícil seguir con el cambio porque se encuentra mucha resistencia, ya sea con el grupo familiar, amigos o compañeros del trabajo.

iStock iStock

Imagínese que tiene un evento formal con código de vestuario en un color particular, usted:

  1. Compra un atuendo del color indicado
  2. Usa un atuendo de un color parecido
  3. Lleva una elección de vestuario que más le gusta, sin importar lo que diga la invitación.

La respuesta queda para usted, pues finalmente su imagen refleja quien es y a la vez como se proyecta hacia el futuro. Pero si respondió afirmativamente a la opción A o B, a usted le interesa tener un grado de afinidad en el vestuario con las personas que se relaciona.  Para usted el vestuario constituye una herramienta para comunicar su propio valor.  

Tomemos como ejemplo los diferentes elementos de vestuario, que a través de la historia nos comunican un mensaje como una camisa de jersey perteneciente a un equipo de fútbol o un uniforme. La forma en que se valora la chaqueta verde de ‘los Masters’, en el juego de Golf y la bata blanca de un doctor se relaciona con la experticia, reconocimiento, autoridad. La afinidad en el vestuario es la razón por la que un niño se viste como su superhéroe favorito, para emularlo, modelar su comportamiento de todas las maneras posibles.

Le tenemos: La manera en que la corbata lo hará ver más poderoso

La afinidad en el vestuario nos permite ver el atuendo como una herramienta amoral, la cual estamos dispuestos a adoptar y cultivar para lograr nuestros objetivos.  Construye no solo desde el conocimiento y experticia, también toma en cuenta el vestuario en el camino al éxito. La persona que tiene afinidad en el vestuario, ve la apariencia como la habilidad de expresar externamente quien es internamente y usa esa propia expresión, para mejorar su vida y la de las personas a su alrededor.

Esta afinidad puede ser llevada a su lado más oscuro como una obsesión con la apariencia, de lo cual hablaré en otra ocasión. Pero si quiere tener una relación más positiva con su apariencia y está preocupado porque para usted eso significa cambiar todo lo que le caracteriza, despreocúpese. Inicie por reconocer cómo se relaciona usted con el vestuario, con su forma de vestir.

Reconocer si las prendas de vestir que posee, son las que mejor le funcionan puede ser difícil, debido a la moralidad que investimos en el vestuario (juzgamos algo una prenda como buena o mala). Tenga en cuenta que el ser humano está influenciado por su entorno y le interesa los juicios que emiten las personas que están a su alrededor, sobretodo aquellas que valora y con quien tiene vínculos muy fuertes. Es más muchos de esos juicios son tomados como verdades y no como lo que son, opiniones.

Siga leyendo: Nuevo año para salir de la rutina y dejar ir lo que ya no sirve

Si quisiera cambiar su imagen las primeras personas que podrían criticar su nuevo vestuarios son quienes más lo estiman. Por ejemplo, en el caso de un hombre, si este llegara a usar un pañuelo en la solapa, sus amigos incluso familiares lo pueden condenar y para evitar perder el respeto de estas personas probablemente dejará de usar el pañuelo.  

A varios clientes después de una asesoría de imagen les es difícil seguir con el cambio, precisamente porque encuentran resistencia dentro de su grupo de familiares o amigos.  Ya sea porque experimentan con color, atuendos más elegantes o diferentes a lo que su grupo de personas queridas está acostumbrado.

Se pierde la homogeneidad con el grupo. Por ejemplo si todo el mundo en su casa decide usar azul y usted usa rojo, usted señala una separación del grupo, se rebela. Si decide usar azul se asimilará con el grupo. Aquí no hay una distinción de bueno o malo, si no de cual es el resultado que desea lograr. Si desea rebelarse y usa azul, está dando la señal equivocada.

Lo importante en la afinidad del vestuario es llevar el atuendo que realmente conecte con sus objetivos. Su apariencia no determina su carácter pero si le ayuda a reforzarlo en su percepción personal y comunicarlo al resto del mundo. Puede que este razonamiento le parezca banal, porque no se puede juzgar un libro por su portada, sin embargo, es la primera aproximación que tenemos.

*Experta en imagen personal, empresaria, abogada y bloggera. Para ver más de su trabajo y otros temas, visite www.pinklia.com/.  

FP recomienda: Cómo es su personalidad según su estilo de vestir

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.