8 genios con comportamientos obsesivos que los inspiraban ¿Cuál tiene usted?

Las mentes más brillantes de la historia de la humanidad no se salvaron de tener hábitos inusuales y excéntricos. Vea si usted tiene alguno, de pronto puede ser signo de genialidad y creatividad.

(Getty Images) (Getty Images)

Es probable que usted tenga algunas ‘mañas’ que piense que son demasiado raras como para compartirlas con el resto del mundo. Pero son precisamente estas las que lo hacen ser usted y lo diferencian del resto de las personas.

Además cada quien sabe qué tipo de actividades lo hacen tener más productividad, ser más creativo o le dan tranquilidad y paz.  Pitágoras, por ejemplo, fue una de las mentes más influyentes en filosofía y matemáticas.

Le puede interesar: Adquiera o mejore estos 7 hábitos y será más exitoso

Él es también uno de los padres fundadores del vegetarianismo, pero a pesar de cumplir con este estilo de vida estrictamente, odiaba a todas las personas que comieran fríjoles o legumbres, y le prohibía a todos sus seguidores que los tocaran o los comieran.

Este tipo de comportamientos, al igual que en nosotros, los seres humanos de “a pie”, puede demostrar que muchas veces el cerebro humano tiene tanta tela para cortar que usa artificios para construir su personalidad y para perdurar en el tiempo.

Vea aquí algunos otros ejemplos de grandes genios de la historia con hábitos estrambóticos.

-1. Ludwig van Beethoven

(Getty Images)

Beethoven fue uno de los compositores más grandes del mundo, pero su proceso para escribir música fue poco convencional. El alemán a menudo escribía su música mientras se bañaba. Los informes sugieren que paseaba por su habitación tratando de pensar en las composiciones, y luego, eventualmente, se lavaba en una tina de agua y continuaría su trabajo.

-2. Honoré de Balzac

(Nadar/Getty Images)

Balzac podría no ser un nombre que sea inmediatamente reconocible, pero es uno de los novelistas franceses más famosos. Su serie “La Comédie Humaine” es una pieza de literatura ampliamente celebrada, pero sus hábitos de beber café no son tan ampliamente admirados.

Según los informes, Balzac tomaría alrededor de 50 tazas de café al día, que es una cantidad peligrosa de cafeína. Una vez afirmó que trabajaba 48 horas con solo tres horas de descanso, por lo que el café obviamente lo ayudó a permanecer produciendo, presumiblemente seguido de un gran dolor de cabeza después.

-3. Igor Stravinsky

(Terry Fincher/Getty Images)

El segundo compositor en esta lista también tenía un rasgo extraño que solía respetar. Todas las mañanas, el ruso se paraba en la cabeza durante 15 minutos. Aparentemente, hizo esto para "limpiarse el cerebro", lo que suena bonito, pero es probable que sintiera toda su sangre irse a la cabeza.

-4. Leonardo Da Vinci

(Hulton Archive/Getty Images)

Da Vinci no era un gran fanático del sueño. El polímata renacentista italiano aplicaba el ciclo polifásico, que consiste en tomar siestas cortas cada 24 horas. El compañero inventor de Da Vinci, Thomas Edison, también era un fanático de este método de descanso, lo que podría explicar cómo ambos trabajaron tanto.

Siga leyendo: Los 7 hábitos financieros de las personas inteligentes y que cualquiera puede adoptar

-5. Nicola Tesla

(Herbert Barraud/Hulton Archive/Getty Images)

Otro inventor que tenía patrones de sueño inusuales fue el pionero eléctrico serbioamericano, Nikola Tesla. Prefería dormir solo dos horas al día, pero eso no era lo más extraño que hacía.

Se dice que se doblaba los dedos de los pies 100 veces por cada pie antes de acostarse por la noche, ya que según los informes, creía que aumentaba las células de su cerebro. También disfrutaba de la compañía de palomas y odiaba a las mujeres con sobrepeso y joyas.

-6. Albert Einstein

(Getty Images)

Las excentricidades de Einstein son largas y variadas. Cuando era niño, tardó en desarrollarse y tuvo problemas para aprender a hablar. Él creía que esto le permitía contemplar preguntas más grandes en la vida que conducirían a algunos de sus mayores avances, su teoría de la relatividad, por ejemplo.

A medida que crecía, sus hábitos se volvieron aún más extraños. Permitía que su cabello creciera para evitar a los barberos y no usaba calcetines porque creía que eran innecesarios. Además, un informe de su chofer sugiere que una vez se comió un saltamontes vivo.

-7. Friedrich Nietzsche

 (Getty Images)

Nietzsche es considerado como uno de los filósofos más importantes de Europa cuyo trabajo ha influido en muchos aspectos de la filosofía moderna y la historia intelectual.

Hizo todo su trabajo estando de pie y amonestaba a cualquiera que no lo hiciera. Nietzsche una vez llamó a su amigo Gustave Flaubert un "nihilista" por relajarse mientras estaba trabajando. Otros que disfrutaron escribir y estar de pie al mismo tiempo fueron Virginia Woolf y Lewis Carroll.

-8. Charles Dickens

(Getty Images)

Parece que escribir novelas perfectas no era el único tipo de perfección por el que Dickens se esforzó en su vida. Los informes sugieren que el novelista odiaba tener incluso un solo mechón de cabello fuera de lugar y se peinaba obsesivamente durante todo el día.

También dictaba sus escritos a un asistente y repasaba oraciones varias veces, lo que los expertos han especulado que podría haber sido una forma de trastorno obsesivo compulsivo.

A Dickens también le gustaba que su estudio contuviera un pequeño jarrón de flores, un papel en blanco grande, un cuchillo, una hoja dorada con un conejo posando sobre él y una estatuilla de bronce de dos sapos gordos empuñando espadas.

FP recomienda: Los excéntricos hábitos de Albert Einstein y qué lecciones útiles nos enseñan

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.