Haga esto por 2 minutos al día y mejorará su felicidad

Si piensa que la felicidad se alcanza al lograr una serie de metas materiales o profesionales, puede que necesite un empujón extra para lograr este anhelado estado. Le contamos de esta técnica que le puede ayudar.

iStock iStock

¿Qué necesita para ser feliz? La pregunta puede conducir a diferentes respuestas sin que haya un acuerdo absoluto, porque el término felicidad puede significar cosas dramáticamente distintas, según sea el interrogado. Por un lado, las personas que sufren una enfermedad solo necesitarán de buena salud para alcanzar este estado. El pobre diría que le falta el dinero del rico, al rico le faltaría quizá tiempo o tener una vida completamente libre de ataduras.

Todos somos felices en algún momento y de diferente manera. De niños, solo nos importa estar un parque en compañía de los padres o de unos amigos chiquilines. Con ese juguete que nos compran somos felices, sin dinero, lográbamos estar en estado pleno de felicidad. Pero a medida que crecemos cambiamos las prioridades para estar en ese estado. Buscamos la felicidad en un mejor trabajo, en mayores ingresos, quizá en tener una casa y algunos desean construir familia y ser felices.

A lo mejor, no logramos ser felices porque posponemos esa alegría al logro de algo, dice Peter Economy en un artículo escrito para el portal Inc.com. El experto señala que anteponemos la felicidad a un sacrificio previo y por eso, nos parece tan difícil alcanzarla. “Voy a ser feliz si logro ese puesto”, “lograré la felicidad si me sale ese negocio”, “cuando tenga esa mansión seré más feliz”, es una manera muy materialista de ver la felicidad. Eso no tiene por qué ser así.

La felicidad más que un estado de ánimo. La RAE indica que felicidad tiene tres acepciones o diferentes significados, según el contexto. El primero, es el estado de grata satisfacción espiritual y física. El segundo, es la persona, situación objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz. “Mi familia es mi felicidad”, y el tercero y último, es la ausencia de inconvenientes o tropiezos.

Parece sencillo pero nos ponemos ambiciosos y definimos la felicidad como un estado al que se llega tras lograr unos objetivos, cosas materiales que si no se obtienen, postergan la felicidad. Nadie recuerda que fue feliz cuando lo levantaron por los aires, cuando recibieron el título de grado de bachiller, cuando lograron besar por primera vez a esa persona que tanto les gustaba.

Le tenemos: Felicidad: cómo un sencillo ejercicio de 10 minutos puede ayudarle a mejorar su bienestar

Felicidad puede ser recibir la visita de un ser querido, escuchar la canción que pusieron en la boda, repasar esas fotografías del paseo en familia. No es todo un listado de cosas materiales. De eso habló en una entrevista a Washington Post el escritor Shawn Achor, autor del bestseller “La ventaja de la felicidad”, quien habló sobre la búsqueda de la felicidad durante la era de la tecnología.

En la entrevista con el Post, Achor indicó que “pienso que el mundo actual ha sido malnutrido en la manera que nos hemos enfocado mucho en la productividad y hemos ignorado la felicidad y su significado, en contra de nuestro propio detrimento”. Sentirse feliz puede ser una ventaja increíble en el trabajo. De acuerdo a Achor, cuando somos felices, nuestra “creatividad se triplica, la energía para la productividad  se incrementa en un 31%, la probabilidad de que nos promuevan se mejora un 40% y las ventas crecen en un 37%”.

Para crear más felicidad en su vida, Achor da la receta de tres pasos que requieren de ejercicios de dos minutos, que si usted los pone en práctica cada día, pueden ayudar a aumentar su salud y también a mejorar sus niveles de felicidad.

Ejercicio #1. Piense en experiencias positivas del último día (tiempo: 2 minutos)

Haga una lista de cada detalle que recuerde de esa experiencia positiva que puede recordar para que pueda visualizar esa experiencia que le ocurrió.

Ejercicio #2. Utilice dos minutos del día para encontrar 3 cosas nuevas por las que quiere agradecer

Cuando usted entrena su cerebro para ver las cosas de cierta manera se vuelve una persona que tiene una mirada más optimista de la vida.

Ejercicio #3. Por dos minutos, empiece a trabajar a diario en escribir un mensaje positivo de agradecimiento o para elogiar a alguien que conoce

Esto traerá beneficios a los dos, tanto a usted como a la persona que recibe su mensaje lleno de amables palabras. Usted puede hacer uno o dos de estos ejercicios por día o para ver su efecto multiplicador, empezar por practicar los tres ejercicios al mismo tiempo.

Al disponer de 120 minutos de su tiempo diario en aumentar su felicidad, no solo cambiará la calidad de su trabajo, sino que también alterará dramáticamente el rumbo de su vida. Es verdaderamente algo poderoso.

Tips para vivir con más felicidad

-Agradezca a diario por algo que usted ha conseguido: tener una bella familia, contar con trabajo, rodearse de excelentes personas. A veces olvidamos que tener salud es algo único, que no solo se es feliz con cosas materiales.

-Hable con sus seres queridos: usted no es el todo poderoso que ha alcanzado sus metas solo. Detrás hubo unos padres que lo apoyaron o tuvo modelos de personas que lo moldearon para ser quien es. Hable con ellos y expréseles el agradecimiento.

-No se plantee las metas materiales: tener una casa, un carro, una finca, un yate de lujo, son objetivos loables pero no son los únicos. La salud, contar con buenas amistades, haber vivido feliz en la infancia son cosas inmateriales que tienen más valor que las cosas físicas.

FP recomienda: Podcast: Tratar a sus empleados como clientes los hará más felices




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.