| 5/8/2018 3:05:00 PM

Adiós a la bolsa plástica negra para la basura

La tradicional bolsa para desperdicios de hogar tiene sus días contados, pues a partir del 1 de enero de 2019 entra a regir una reglamentación para el código de colores de estos elementos.

Bolsas plásticas, colores de bolsas plásticas para reciclar en colombia iStock

La bolsa negra para la basura dejará de ser la típica para sacar los desperdicios del hogar. Al menos, ese parece ser el objetivo del gobierno nacional que busca aumentar en el país los porcentajes de reciclaje, que se mantienen por debajo del promedio mundial. Y también las grandes superficies y proveedores como las tiendas de barrio tendrían que cambiar sus inventarios para las bolsas de aseo y cumplir así con las nuevas disposiciones del gobierno.

Resulta que a partir del próximo año, esas bolsas plásticas negras que usted utiliza para desperdicios biodegradables ya no serán las aprobadas cuando entre en vigencia la nueva reglamentación de colores. Solo podrán usarse las bolsas verdes, azules y grises, de acuerdo a las basuras que contengan y su destinación.

Le tenemos: Para qué ha servido el impuesto de la bolsa plástica

La medida fue anunciada por Presidencia a través de su página web. Pretende que los colombianos adopten patrones de consumo orientados a la sostenibilidad ambiental. Por esa razón, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible reglamentó la distribución de bolsas de colores en función de los tipos de residuos sólidos y de esta forma incentiva la separación en la fuente.

La normativa fue dada a conocer durante la Conferencia Anual del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), evento que se realizó en Cartagena y contó con la asistencia del presidente, Juan Manuel Santos. Esta nueva resolución se adiciona a la 668 de 2016, que busca promover el uso racional de bolsas plásticas y establece que a partir del 1° de enero de 2019 todos los distribuidores deberán empezar a entregar a los clientes que deseen adquirirlas voluntariamente en puntos de pago bolsas de tres colores: verde, azul y gris, que incluyan las siguientes leyendas de acuerdo con el tipo de color, así:

—Bolsa verde: “Deposite aquí los residuos orgánicos aprovechables”.

—Bolsa azul: “Deposite aquí los residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales y multicapa”.

—Bolsa gris: “Deposite aquí los residuos aprovechables de papel y cartón”.

De acuerdo con la norma, en los años siguientes se deberá garantizar el incremento en la distribución de bolsas de colores, mínimo del 2% sobre el total de bolsas distribuidas en los puntos de pago del año inmediatamente anterior, hasta alcanzar mínimo el 31%.

Todos los distribuidores deberán reportar su meta, ya sea en los informes de avance de los programas de uso racional de bolsas plásticas o en los reportes anuales presentados a la autoridad ambiental. Desde el punto de vista de sus características técnicas, estas bolsas serán iguales a las establecidas en la Resolución 668, que se entregan actualmente en los puntos de pago.

Siga leyendo: Por la reforma tributaria llevar el mercado a su casa le saldrá más caro

La normativa fue construida entre los Ministerios de Ambiente y de Vivienda, Ciudad y Territorio, como resultado del trabajo conjunto realizado por las dos entidades, con el fin de mejorar las condiciones de operación de los rellenos sanitarios y promover la separación en la fuente, garantizando un mayor aprovechamiento o tratamiento de residuos sólidos.

El 83% de los residuos sólidos domiciliarios que se generan van a los rellenos sanitarios y solo el 17% es recuperado por recicladores para su reincorporación al ciclo productivo.

El reto del Gobierno Nacional es lograr que a 2020 el país recicle un 20% de sus residuos hasta alcanzar el 50% en el año 2030.

Esta es una de las medidas para mejorar los temas ambientales en el país respecto al uso de bolsas plásticas. Ya con la reforma tributaria de 2016, empezó a regir el impuesto a estos elementos cuando se usan para llevar el mercado, que oscila entre los $30 y los $50 dependiendo del tipo de comercio donde se haga la compra.

El objetivo del cobro de este impuesto fue el de reducir la contaminación producto de bolsas no biodegradables y motivar a las personas a optar por bolsas de tela o reutilizables. Hasta el momento, se ha visto un cambio en el uso de estas bolsas entre los compradores.

Ahora, con la adopción de un código de colores, las personas acostumbradas a no reciclar deberán crear el hábito, ya que sería posible que en conjuntos de propiedad horizontal aprueben la imposición de multas para aquellos que hagan uso de los colores en las bolsas plásticas.

FP recomienda: Cuánto vale hacer el mercado por internet

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.