| 9/10/2019 9:00:00 AM

¿Qué necesita para ahorrar?: Aquí le damos algunas claves

Nombrar el ahorro y separar dinero para gastos imprevistos son algunas de las claves para manejar mejor las finanzas.

Claves para ahorrar Las barreras del ahorro están directamente asociadas al comportamiento humano y a las emociones.

Con frecuencia las personas se encuentran con algunos obstáculos al momento de manejar el dinero. Pagar las cuentas habituales del hogar, el transporte y alimentación son algunas de las barreras que se presentan ante la intención de ahorrar. A estas se le pueden sumar gastos recurrentes e imprevistos que están asociados a factores como el ocio.

Según hallazgos de la economía del comportamiento, que es la ciencia que estudia el impacto de las emociones en las decisiones financieras, cuando del manejo del dinero se trata, los seres humanos no tomamos decisiones racionales, sino que las emociones, sesgos, temores, el cortoplacismo y la tendencia a valorar más las ganancias esperadas que las pérdidas, son la brújula para actuar.

Por lo general esto provoca que las personas prefieran realizar un gasto inmediato antes que un ahorro considerable de sus ingresos. Tanto es así que en Colombia solo cinco de cada diez ciudadanos realizan un ahorro permanente.

Este fenómeno de gastos impulsivos se ve mayormente reflejado en los jóvenes, que según estudios realizados por el fondo de pensiones y cesantías Protección, destinan más dinero del necesario en ocio, vestuario y comida, y no tienen en cuenta al ahorro como una prioridad.

Las barreras del ahorro están directamente asociadas al comportamiento humano y a su vez, a las emociones. Sin embargo, estas barreras y su entorno cultural se pueden contrarrestar con acciones basadas en la comprensión de aquello que motiva y facilita a las personas al momento de tomar una decisión tan importante como el manejo de sus finanzas y el ahorro.

Entre las soluciones que más se les recomienda a las personas para que el manejo de sus finanzas no se convierta en una pesadilla están: ponerle un nombre y tiempo al ahorro de modo que este se vuelva un objetivo. Separar un presupuesto para gastos imprevistos para que así, el dinero destinado al ahorro no sea una salida de emergencia. Identificar la capacidad de ahorro de cada persona para que esta no se desborde y se pueda cumplir.

También se sugiere que este ahorro sea deducido por nómina o débito automático y recibir un seguimiento virtual del plan, con alertas y felicitaciones.

El fondo de pensiones y cesantías Protección incorporó una solución para el ahorro dentro de sus servicios al público. Mi reserva, es un plan de ahorro voluntario que busca optimizar el manejo del dinero de las personas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.